Lunes, 23 de octubre de 2017

OCTUBRE de 2017
Volumen XXXIV 
N° 354
ISSN 1852-317X

Archivo

junio 2011

Protozoos intestinales en un asentamiento precario: manifestaciones clínicas y ambiente.

Gamboa, María Inés et al.

Acta bioquím. clín. latinoam. [online]. 2009, vol.43, n.2, pp. 213-218. ISSN 1851-6114.


Los objetivos de este trabajo fueron conocer la distribución de Blastocystis hominis y Giardia lamblia en un asentamiento del Partido de La Plata (Buenos Aires), evaluar si su infección tiene manifestaciones clínicas y si su asociación con especies comensales es indicadora de la influencia de factores ambientales. Se tomaron 194 muestras fecales en 78 familias, que se analizaron mediante las técnicas de Ritchie, Carles Barthelemy y Willis. Se completaron encuestas con datos ambientales, sociales y del entorno de las viviendas. Se buscaron parásitos intestinales en muestras de agua. El 69,1% de los analizados (85,8% de las familias) estuvo parasitado con protozoos. En el 87% de los hogares positivos, hubo casos de poliparasitismo. Las especies más frecuentes fueron Blastocystis hominis y Giardia lamblia, que no se hallaron asociadas entre sí, ni con los síntomas digestivos estudiados. Blastocystis hominis se asoció con Endolimax nana (p<0,01), Entamoeba coli (p<0,01) y Enteromonas hominis (p<0,05). Ambas especies patógenas fueron más frecuentes entre las familias numerosas que viven en condiciones de hacinamiento (p≤0,05). Giardia lamblia se asoció con la promiscuidad (p<0,05) y la convivencia con caninos (p<0,01). La presencia de quistes de amebas comensales en el agua de las viviendas analizadas demuestra que ésta puede ser un factor de riesgo de infección parasitaria si no es debidamente purificada. Son necesarios mayores controles sanitarios que procuren una disposición segura de las excretas humanas y animales.