Sábado, 18 de noviembre de 2017

NOVIEMBRE de 2017
Volumen XXXIV 
N° 355
ISSN 1852-317X

Archivo

enero 2013

Efecto del momento de la IATF (48 vs. 54 hs) en vacas cruza cebú con cría al pie tratadas con dispositivos con 0,5 g de progesterona y cipionato de estradiol sobre los porcentajes de preñez*

Autor: Nicolás Zabala Méndez
Resumen:
Las principales limitaciones para el empleo de la IA en el ganado manejado en condiciones pastoriles son fallas en la detección de celos, anestro posparto y pubertad tardía.
Este problema es mayor en ganado Bos indicus o cruza Bos indicus debido a las particularidades en el comportamiento reproductivo y la dificultad de la observación de celos (Barros et al., 1995) – (Bó  y Baruselli, 2002) – (Bó et al., 2002). 
Para evitar los problemas de la detección de celos en rodeos de cría se han desarrollado protocolos de sincronización de la ovulación que permiten además inseminar un gran número de animales en un período de tiempo establecido. Estos tratamientos se conocen con el nombre de protocolos de Inseminación Artificial a Tiempo Fijo (IATF).
Existen actualmente en el mercado dispositivos eficientes que liberan P4 y que son mantenidos en la vagina por un período de 7 u 8 días (Bó et al., 2001a).  El tratamiento que comúnmente se utilizaba consistía en administrar 2 mg de benzoato de estradiol (EB) por vía intramuscular (im) junto con la inserción del dispositivo en lo que nosotros denominamos el Día 0 del tratamiento; en el Día 7 u 8, se extrae el implante se aplica PGF im y 24 hs después se administra 1 mg de EB im. Se realiza IATF entre las 52 y 56 hs de la remoción del dispositivo (Cutaia et al., 2001a). La función fundamental de la aplicación de estrógenos en el inicio del tratamiento es provocar la atresia de los folículos existentes e impedir de esta manera la formación de folículos persistentes que interfieren negativamente en la fertilidad (Bó et al., 2002c ;Bó et al ., 2002d;Martínez et al., 2000). Como la atresia es seguida por el comienzo de una nueva onda folicular a los 4 días (Moreno et al., 2001) se asegura de esta manera la presencia de un folículo nuevo y un ovocito viable en el momento de retirar el dispositivo (Bó et al., 1995ª;Bó et al., 2002c).
Según datos de experimentos realizados con exámenes frecuentes con ecografía las vacas tratadas con el tratamiento convencional con dispositivo con P4 por 7 días y EB ovulan en promedio a las 66 hs de retirado el implante (Cutaia et al., 2001a). Teniendo en cuenta que los espermatozoides tardan entre 8 a 12 hs en llegar al sitio de fertilización (Wilmut et al., 1984) se aconseja IATF entre las 52 y 56 hs.
Sin embargo, hay divergencia en la literatura en cuanto al momento que se recomienda realizar la IATF, que varía entre las 48 hs de la remoción del dispositivo hasta la 60 hs.
Cutaia et al.,(2003b) diseñaron dos experimentos para determinar el efecto del momento de la IATF sobre los índices de preñez en vacas tratadas con dispositivos DIB y EB (48 vs 54 hs).
En el primer experimento se utilizaron vacas Hereford y, en el segundo vacas con cría cruza cebú. Todos los animales recibieron los mismos tratamientos. Si bien no se encontraron diferencias significativas en los porcentajes de preñez en vacas IATF a las 48 ó 54 hs de retirado el DIB en los dos experimentos, las diferencias numéricas siempre favorecieron al grupo IATF a las 54 hs.
La tendencia a una mayor preñez de las vacas IATF a las 54 hs concuerda con otro trabajo realizado en Canadá, en el que utilizaron vacas con cría tratadas con el mismo protocolo y tuvieron una tendencia numérica a una mayor preñez entre las 53,5 y 57,5 hs (Whittaker et al., 2002)
Para que un tratamiento sea de uso masivo debe ser fácil y simple. Si bien los protocolos utilizados son relativamente sencillos, es necesario pasar las vacas por la manga por lo menos cuatro veces en un protocolo de IATF. Esto ha llevado a que muchos grupos de investigadores busquen alternativas en los tratamientos que permitan reducir el número de encierres.
La alternativa que revolucionó la simplificación de los protocolos es el uso de cipionato de estradiol (ECP) como inductor de la ovulación. El ECP es una sal de estradiol con mayor vida media que el EB y se adapta a un esquema de aplicación de estradiol como inductor de la ovulación en el momento de retirar el dispositivo con P4 (Macmilan et al., 1993ª; Macmilan et al., 1996b).
Hay trabajos realizados en Argentina en las categorías de vaquillonas y vacas cruzas cebú, donde se comprobó que el uso de Ecp al retiro del dispositivo con progesterona en un protocolo de IATF no tuvo diferencias significativas con el uso de BE 24 hs al retiro del dispositivo (Cutaia et al., 2005c; Giacusa et al., 2005).
Trabajos publicados indican que con el uso de ECP y dispositivo liberador de progesterona en Vaquillonas Angus, se podría ampliar el horario de inseminación en la IATF desde las 48 a 58 hs (Callejas et al., 2007). Otro trabajo realizado con el mismo material en Vacas Nelore mostró que no hubo diferencia significativa en los resultados (Grepaldi et al., 2009).
También se han realizado trabajos con el uso de dispositivos nuevos que contienen 1 gramo de progesterona y como inductor de ovulación ECP en Vaquillonas de carne cruza Cebú, donde se muestra un menor porcentaje de preñez a la IATF a las 48-49 hs que a las 53-59 hs. Sin embargo, utilizando el DIB de segundo uso no se encontró diferencias significativas (Cutaia et al., 2009d).

* Trabajo Final de la Especialización en Reproducción Bovina del IRAC (Instituto de Reproducción Animal Córdoba).
www.iracbiogen.com.ar