Lunes, 25 de septiembre de 2017

SEPTIEMBRE de 2017
Volumen XXXIV 
N° 353
ISSN 1852-317X

Archivo

septiembre 2016

Tratamiento de la dermatitis atópica sin antibióticos.

Los resultados de un estudio sobre dermatitis canina ayudan a sentar las bases de nuevas estrategias terapéuticas, como los casos de trasplantes de microbioma para competir con el crecimiento excesivo de bacterias dañinas, como una alternativa a la terapia con antibióticos.

La dermatitis atópica (DA), una condición inflamatoria crónica de la piel y la forma más común de eccema, se estima que afecta hasta un 10 % de la población de EE.UU., y es mucho más común de lo que era hace 50 años. Las estimaciones clínicas veterinarias también muestran que aproximadamente el 10 % de los perros tienen dermatitis atópica. Cómo surge la DA aún no está totalmente entendido, pero un nuevo estudio de investigadores de la Perelman School of Medicine en la University of Pennsylvania y Penn’s School of Veterinary Medicine, han puesto al descubierto importantes conocimientos sobre la asociación de la DA en los perros en comparación con los seres humanos.

Los perros con DA comparten características importantes de la versión humana. Por ejemplo, tanto en los seres humanos como en los perros la DA se ha vinculado a la proliferación anormal de bacterias de Staphyloccocus en la piel -en su mayoría Staphylococcus aureus en los seres humanos, y Staphylococcus pseudintermedius en perros.

En el estudio*, el equipo de investigación, compuesto por veterinarios dermatólogos, microbiólogos, patólogos y científicos, rastreó las poblaciones bacterianas, o “microbioma”, en la piel de los perros, y las propiedades clave de la función barrera de la piel durante una aparición de DA, y de nuevo después de un tratamiento estándar con antibióticos. Durante el brote, los investigadores observaron una fuerte disminución en la diversidad de la población bacteriana de la piel a medida que ciertas especies de bacterias proliferaban junto con una disminución en la barrera protectora de la piel. Con la terapia con antibióticos, ambas medidas volvieron a los niveles normales.

“Tanto en la DA canina como la humana creemos que existe una relación similar entre la función barrera de la piel, el sistema inmunológico, y los microbios, incluso si las especies de microbios individuales no son idénticas”, dijo la autora principal Elizabeth A. Grice, PhD, profesor asistente de Dermatología y Microbiología de la Facultad de Medicina de Perelman en la Universidad de Pensilvania. “La esperanza es que los conocimientos adquiridos a partir de este estudio y otros similares nos permitan un día tratar esta condición mediante la alteración del microbioma de la piel sin necesidad de antibióticos.”

Seguir leyendo clic aquí

* La evaluación longitudinal del microbioma de la piel y Asociación con microambiente y Tratamiento en Canino dermatitis atópica. Charles W. Bradley, Daniel O. Morris, Shelley C. Rankin, Christine L. Cain, Ana M. Misic, Timothy Houser, Elizabeth A. Mauldin, Elizabeth A. Grice.  Journal of Investigative Dermatology, 2016; DOI: 10.1016 / j.jid.2016.01.023

Fuente Argos, María Villagrasa Ferrer