Jueves, 23 de noviembre de 2017

NOVIEMBRE de 2017
Volumen XXXIV 
N° 355
ISSN 1852-317X

Archivo

julio 2017

Semental: el origen de las razas actuales de caballos se sitúa en Asia central y Arabia.

Semental

                                                                   Foto: DAVID W. CERNY
Liberación de un caballo de Przewalski dentro de un programa de preservación de la especie en el parque nacional Takhin, en Mongolia.

Los caballos no están tan cerca de nosotros como hace cien años. Durante siglos han sido la fuerza más importante para el transporte de personas y mercancías en una gran parte del mundo. Ahora prácticamente solo los usamos para actividades de ocio y como fuente de carne. La afición por la hípica necesita a menudo animales muy especiales que son el producto de genealogías precisas. Las nuevas técnicas de análisis de ADN permiten establecer el origen de los machos del que proceden las razas actuales. Y parece que vinieron de Arabia y el centro de Asia.

La comparación del ADN está resultando esencial para establecer las relaciones entre individuos y poblaciones de organismos vivos. En los animales, el ADN más abundante es el de la mitocondria, que proviene de la madre. Cuando hay poco ADN, a menudo es la única manera de estudiarlo. En los mamíferos el sexo masculino está determinado por la presencia del cromosoma Y, que no es fácil de estudiar. Por un lado es muy pequeño y por otra parte a menudo es muy poco variable y no permite compararlo entre individuos. Sin embargo, las nuevas técnicas lo han hecho realidad y eso es lo que acaban de publicar un conjunto de grupos que han extraído ADN de 52 caballos machos de diferentes razas, un caballo de Przewalski -como representate de los caballos salvajes-, y un asno. Se trata sobre todo de razas clásicas inglesas, nórdicas y de Europa central en las que estudian las pocas diferencias que hay en el cromosoma Y.

Resultados anteriores indicaban que las yeguas pueden tener orígenes muy diversos, pero el cromosoma Y revela que los machos que están en el origen de las razas estudiadas, como los purasangre ingleses, tienen un origen bastante limitado. Eran sobre todo caballos turcomanos de las estepas de Asia central y Arabia, que fueron introducidos hace unos 700 años en Europa. La historia de Asia central, y en particular las invasiones que se originaron durante siglos, dependía de la calidad de sus caballos. Sus sementales, como ahora para carreras y apuestas, tenían un valor incalculable.
Fuente: http://www.elperiodico.com/es/noticias/ciencia/semental-origen-los-caballos-6156546