Domingo, 24 de septiembre de 2017

SEPTIEMBRE de 2017
Volumen XXXIV 
N° 353
ISSN 1852-317X

Archivo

septiembre 2017

Dioctofimosis en un cachorro y abdomen agudo: una forma de presentación a tener en cuenta.

Vet. Arg. – Vol.  XXXIV – Nº  353 – Septiembre 2017.
Márquez, R. V1. y Pérez Tort, G2.

Resumen
El objetivo de este trabajo es comunicar la presentación con abdomen agudo de Dioctophyme renale en una cachorra de 5 meses, en la ciudad de Resistencia, provincia de Chaco, República Argentina. Dicho animal de raza indefinida había sido adoptada en la vía pública cuando contaba aproximadamente 2 meses de edad, había concurrido a sus controles para ser desparasitada y vacunada y se presentó con un cuadro abdominal agudo a la consulta. Al practicarse una ecografía abdominal se observaron vermes en el riñón derecho y en la cavidad abdominal por lo cual se procedió a la estabilización de la enferma y a la laparotomía exploratoria, durante la cual se practicó la nefrectomía del riñón derecho y se extrajeron ejemplares adultos de la cavidad abdominal. Se utilizó enrofloxacina como antibiótico. La paciente presentó una buena evolución.
Palabras clave: Dioctophyme renale, cachorros, abdomen agudo.

Dioctofimosis in a pup and acute abdomen:  clinical presentation to take into consideration.
Summary
The authors report the acute presentation of Dioctophyme renale in a five months old pup. This mongrel pup has been adopted from the street at the age of 2 months, had been dewormed and vaccinated in due course. At the age of 5 months was presented with acute abdomen. Ultrasound was performed and worms could be diagnosed in the right kidney and free in the abdominal cavity.  A laparotomy was performed and the right kidney and free worms from the abdominal cavity were removed. Enrofloxacin was prescribed. The patient did well.
Key words: Dioctophyme renale, pups, acute abdomen.

1M.V., Veterinaria Córdoba, Resistencia, Chaco.
2 M.V. Esp., Hospital Veterinario de Virreyes, San Fernando, Provincia de Buenos Aires.
gabrielapt@gmail.com

Introducción
Dioctophyme renale,” la gran serpiente del riñon” o” lombriz roja del riñón “es el nematode más grande que existe y su ciclo es indirecto, requiere como hospedador intermediario un gusano oligoqueto de agua dulce (se desconoce la especie incriminada en nuestro país). Los hospedadores paraténicos son peces y ranas.  Cuando un carnívoro ingiere estos hospedadores o bebe agua con el gusano oligoqueto, la L3 se libera por la digestión, migra al hígado y pasa por la cavidad peritoneal para llegar al riñón.  En la mayoría de los casos el afectado es el riñón derecho. Algunos Dioctophyme no llegan al riñón y permanecen libres en el peritoneo, alcanzando también allí el estado adulto. Los huevos eliminados con la orina del perro enfermo también requieren un medio acuoso donde se puedan desarrollar (los huevos larvados son el estadio infectante para el HI). La costas de los ríos o cursos más pequeños de agua de la zona mesopotámica, Chaco, Formosa,  así como la costa del Paraná, los esteros del Iberá,  el delta del Tigre y la costa del río de la Plata  son aéreas endémicas, si bien no hay estudios de prevalencia, hay numerosas comunicaciones cortas de su presencia en caninos, carnívoros salvajes y en un  gato.

Los hospedadores definitivos adquieren la infección al ingerir el hospedador intermediario o paraténico o por ingerir el agua con el anélido oligoqueto. La larva penetra la pared del estómago o duodeno, migra por el hígado y cavidad peritoneal para llegar al riñón, preferentemente el derecho, pero algunos quedan en la cavidad peritoneal. En la bibliografía se consigna que los nematodes juveniles, que miden varios centímetros, penetran la pelvis renal, maduran y empiezan a poner huevos a los 5 o 6 meses desde la ingestión de la L3. Sin embargo se han encontrado vermes adultos y huevos en la orina de animales de corta edad (tres meses) sugiriendo entonces una prepatencia considerablemente menor.  La patencia es larga, de hasta 5 años.

Aunque D. renale se distribuye en todo el mundo, es más frecuente en las cercanías de las regiones lacustres. Como ya hemos mencionado tan sólo la ingestión de agua en la que se encuentre el anélido infectado es suficiente para contraer la parasitosis. Esto explicaría la enfermedad en cachorros que han vagabundeado en la vía pública o que se han criado a la vera de un curso de agua. Respecto de la presentación clínica suele en un principio cursar con hematuria (color rojo o herrumbre) y dolor renal, este último suele expresarse a veces por claudicación del miembro posterior derecho. Estos signos pueden desaparecer y puede pasar a una forma silenciosa asintomática, o con signos muy leves e inespecíficos de parasitosis tales como abayamiento del pelo y pérdida de peso.  Cuando el riñón izquierdo se vea afectado por alguna bacteria u otra patología como amiloidosis o quiste renal será entonces que el paciente desarrolle la corte sintomática que acompaña a la insuficiencia renal.

La presentación con abdomen agudo es infrecuente, dado que esta parasitosis es de curso crónico.

Materiales y métodos
Se describe el caso de una cachorra de 5 meses de edad, de raza indefinida, de nombre Belén, oriunda de Resistencia , Chaco, que había sido rescatada de la via pública a los aproximadamente 45 días de edad.  Anamensis remota: había sido desparasitada y concurrido para cumplimentar su plan de vacunas cada 21 el cual fue completado en la Veterinaria Córdoba. Anamnesis actual: la perrita tenía disminución del apetito de 2 días de evolución y anorexia en el día de la consulta.

Síntomas y signos: concurrió a la veterinaria Hospital Privado con hipertermia, mucosas congestivas y un cuadro de dolor abdominal agudo. Se practicó un estudio ecográfico abdominal que permitió visualizar vermes en el riñón derecho y también otros sueltos entre las asas intestinales, se procedió luego d la estabilización de la paciente a la intervención quirúrgica.

Resultados
Se practicó la laparotomía exploratoria y se realizó la nefrectomía del riñón derecho así como la remoción de los vermes que se encontraban libres en el peritoneo y también la ovariectomía. Se obtuvieron los ejemplares machos y hembras que se visualizan en las fotografías. La enferma permaneció internada un día y luego fue controlada por su veterinaria de cabecera recibiendo enrofloxacina por vía oral durante 10 días.

Macho a la izquierda y hembra al centro.

Discusión
El Dioctophyme renale es un nematode sorprendente no sólo por su tamaño y color, sino porque si bien fue descripto parasitológicamente por Goeze en 1782, su ciclo no fue esclarecido sino hasta 1960 dado que antes se consideraba que los hospedadores definitivos debían consumir ranas y peces que se sabe hoy que son tan sólo hospedadores paraténicos y que beber agua con anélidos es suficiente para contraer la parasitosis. Aún hoy los tratamientos médicos son infructuosos. Durante años se consideró una enfermedad de los animales adultos pero, hay numerosos casos de cachorros de 3 o más meses que eliminan huevos por la orina, es por ello que el concepto de la prepatencia larga debe ser modificado a la luz de estos hallazgos.

Por último, si nos enfocamos en el cuadro clínico se recomienda realizar estudios sanguíneos para asegurarnos las funcionalidades del riñón izquierdo y la presencia conjunta de Dirofilariosis, antes de someter al animal a la nefrectomía del derecho y realizar de rutina el urocultivo. Las presentaciones con insuficiencia renal o incluso falla renal son distintas de la analizada en este trabajo.

En cuanto a las formas erráticas de localización y parasitación abdominal se dan tanto en caninos adultos como cachorros. No obstante, es interesante destacar que los cachorros parasitados citados en la bibliografía (8), así como la cachorra Belén, tenían vermes tanto en el riñón derecho como en la cavidad abdominal.

La presentación descripta en esta comunicación de abdomen agudo en cachorros, debe ser tenida en cuenta como otra forma de presentación de esta parasitosis, que requiere no minimizar los signos y realizar un diagnóstico certero y rápido para poder estabilizar al paciente y remover los vermes con la celeridad requerida.

Conclusión
La dioctofimosis debe sospecharse en los animales rescatados de la vía pública (han tenido ocasión de beber agua contaminada con anélidos infectados) aunque no se encontraran a la vera de un río o curso de agua y la prepatencia es tal que cachorros de 3 meses ya pueden albergar vermes adultos. Además, deberá considerarse esta parasitosis entre los diagnósticos diferenciales al recibir en nuestra consulta un cachorro con abdomen agudo.

Bibliografia

  1. ARANDA, E; UBERTI et al “–dioctofimosis en un canino localización extrarenal”. Red Veterinaria, IV, 10,2003
  2. BERNALES, M., MARTORELL, J., SÁNCHEZ, A., & BERNADES, L. Descripción de un caso clínico de infestación de Dioctophyma renale. Tandil, Argentina (2009).
  3. COPPO, J.; BREM, J. J.: “Aspectos bioquímicos en dos casos de dioctofimosis renal canina resgistrados en Resistencia (Chaco)”. Gaceta Veterinaria, 13, 862-866, 1981.
  4. DALMO DA SILVA, N., NUNES DE MORAIS, A., GIRAO, R., ALPHONSUS DE GUIMARAES, M. Incidencia de Dioctophyme renale (Goeze, 1782), en canes de la región de Lages, Estado de Santa Catarina. Archivo Brasilero de Medicina Veterinaria y Zootecnia, 35 (5),   665-673.  (1983).
  5. DA SILVA, J., CIOATO DA SILVA, C., ARIGONY, F., ALBUQUERQUE, G., FERNANDES, L., SALGADO, L., SANCHES, A., & MÜLLER, G. (s.f). Primeiro relato de Dioctophyme renale renale em gato doméstico no Rio Grande do Sul, Brasil. Recuperado de http://ptdocz.com/doc/416415/d.-renale-em-gato.
  6. DEN TOOM O., GARAVELLI F., RAFFO S., DANNA E., ALVAREZ A., AND PÉREZ TORT G. “The clinical value of ultrasonography in the diagnosis of canine dioctophymosis XXIII Congress of the World Small Animal Veterinary Association, Buenos Aires, Argentina. 5-10 octubre de 1998.
  7. ESTEVEZ, J.O. et al Hallazgo de Dioctophyma renale en un Aguará guazú (Chrysocyon brachyurus) y su tratamiento por nefrectomía Correo Veterinario Rev Med Vet 160, 11,12 1993.
  8. FIORENTINI, J.O.; NEGRO, P. S. Dioctofimosis en perros de la ciudad de Santa Fe , Argentina, Rev Med VEt Vol 86, Nª 6 240-242. 2005.
  9. GOLDMAN, L.; ZEO, G.  Y PÉREZ TORT, G. Primera    comunicación  argentina  de un caso de pluriparasitismo por Dioctophyma renale (Goeze 1782)  en una gata. Revista de la Asociación de Medicina Felina: Anuario de AMEFE, 2008 72-77
    10. GONCALVES P, BARROS S, SIQUEIRA C. ”Sobre a presenca de Dioctophyme renale no Rio Grande Do Sul”. Separata da Revista da Faculdade de Agronomia e Veterinária. Vol 4, Fasc 1 Marco 1961.
    11. GROVE D. I. CAB International. “A History of human helmintology”. ISBN 0-86198-689-7.
    GUILHON, J.” La dioctophymose en France” Bulletin de L’Academie Nationale de Medicine 1970.
  1. L.T: “Gusanos vesicales en el gato” (Capillaria feliscati) Vet. Med., 76, (6). 1981.
  2. HERNÁNDEZ-RUSSO, Z., SUPPARO-RIZZARDINI, E., DOS SANTOS-NUÑEZ, C., & NAN-MONTE, F. Dioctophyme renale renale en caninos (Canis familiaris) de Uruguay. Semestral. Recuperado de https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4754402 (2014, Enero- Junio).
  3. KARMANOVA, E. M.: “The life cicle of the nematode Dioctophyma renale (Goeze, 1782)”. Dokl. A Nauk. SSSR, 127, 700-702, 1960.
  4. LADAGA, G.: “Dioctophymosis en el perro”. Pets, 1, 128-136, 1985.
  5. MACE, T. F.: “Development of the giant Kidney Worm”. Can J. Zool., 53, 1552-1568, 1975.
  6. MANCEBO, C. et al. “Dioctofimosis canina en Formosa (Argentina). Comunicación previa”. Vet. Arg., 3, 227-228, 1986.
    19. MEASURES LENA N, ROY C. A.: “Centrarchid fish as paratenic hosts of the giant kidney worm, Dioctophyme renale in Ontario, Canada”. Journal of Wildlife diseases, Vol 21, N° 1, January 1985.
  1. MORENO, R. Dioctophimosis. Zoonosis. Facultad de medicina veterinaria y zootecnia: unam. Recuperado de http://www.zoonosis.unam.mx/contenido/publicacion/archivos/libres/dioctophimosiszoonosis.pdf (2015).
  2. MORIENA, R.A.Y FERRI, G.M. Diagnóstico y prevalencia de la dioctofimosis canina en Corrientes, Resistencia y localidades aledañas, Vet. Arg. VI 59, 604-607.1989.
  3. MORINI, E.; ET AL.: “Pluriparasitismo abdominal en perros por Dioctophyma renale”. A.V.E.P.A. de la R.A., 1, 6-9, 1978.
  4. NIÑO, F.: “Nueva observación de Dioctophyma renale en perros de Buenos Aires”. Rev. Inst. bact. Med. Vet. y Parasitol., 7, 1-4, 1948.
  5. ORTEGA, C.: “Dioctofimosis canina: Descripción de un caso clínico”. Analecta Veterinaria, 1, (1), enero-abril, 1969.
  6. OSBORNE, C.A. et al “Dioctophyma renale in the dog JAVMA 155, 4 605-620 1969.
  7. PACELLA, G.: “Dos casos des estrongilosis renal en el perro”. Rev. Inst. bact., 3, 73-77, 1992.
  8. PEDRASSANI, D., WENDT, H., RENNAU, E., TIBES, S., & TAQUES, S. Dioctophyme renale Goeze, 1782 em gata com rim supernumerario. Recuperado de  http://www.scielo.br/pdf/rbpv/v23n1/0103-846x-rbpv-23-01-109.pdf(2014).
  9. PEREZ TORT et al. “Dioctofimosis e infección renal: Manejo Médico – Quirúrgico de un caso complicado. Congreso de Federación Latinoamericana de Parasitología. La Habana, Cuba, 17-23 de noviembre 1997
  10. PEREZ TORT, G. et al. “Infección urinaria y Dictophimosis. M. 2das Jornadas Hospitalarias de Medicina Veterinaria, Facultad de Cs Vs UBA  15-20 de septiembre de 1997
  11. PEREZ TORT, G. et al.: “Descripción de 5 casos de Dioctophymosis”. Prest. Congreso de Veterinaria, La Plata, 1993. Pet’s Vol 13 N°72, 318-320,1997.
  12. PEREZ TORT, G..: “Dioctofimosis: localización errática”. Presentado en el VII Congreso de Ciencias Veterinarias, noviembre 8-11, 1994, Sheraton Hotel, Buenos Aires. Pet’s Pet’s Vol 13 N°70,198-202,1997.
  13. PEREZ TORT, G.; WELCH, E. Enfermedades Parasitarias de los Perros y Gatos. 1998. Ed. Agro Vet. 229-241.
  14. PEREZ TORT, G “Dioctophyma renale un parásito lacustre” Primer Congreso de Fauna Silvestre de la ciudad de Buenos Aires Abril 2007
  15. PÉREZ TORT, G.; TELLECHEA, MF.; TRICARICO, F.3; IGLESIAS M.F. Contribución al conocimiento de Dioctophyma renale (nematoda): descripción mediante el uso de la microfotogrfía de barrido. Uruguay 2011
    35. PÉREZTORT, G. Sola presencia de nematodes machos Dioctophyma renale (Goeze, 1782) en un canino: dificultad diagnóstica… Arg. – Vol.  XXXI –  Nº  317–  Septiembre 2014 www.veterinariaargentina.com
    36. ROVEDA, R.: “Zooparásitos de interés veterinario en la Argentina”. Rev. Inv. Gan. (MAN), 15-27, 1957.
    37. SACCHI, L., GARCIARENA, V., DIÉGUEZ, C., PASTINANTE, A., & MUSULIN, V. Dioctofimosis: Presentación de un caso. Recuperado de http://www.fveter.unr.edu.ar/jornadas2011/192.SACCHI,L.%20Dioctofimosis….pdf(2011).
    38. SALVADOR, F., PIDAL, G., PASCALE, S., & MULLER, M. (S.F.). Dioctophyme renale renale, ubicación aberrante del parásito adulto. Recuperado de http://www.fvet.uba.ar/hospital/pdf/Dioctophyme renale-renale-ubicacion-aberrante-del-parasito adulto.pdf
    39.SANTA CRUZ, A. M. et al.: “Resultados parasitológicos de 100 perros callejeros en la ciudad de Corrientes”. Rev. Med. Vet., 68, 262-265, 1987.
    40. SAUMELL, C. A.; FUSE, L.A.; SAN ROMÉ, C. A. “Un caso de Dioctophyma renale en glándula mamaria de perra”. Revista de Medicina Veterinaria, 71, (4), 162-164, 1990.
    41.SECCHI, P., DE FARIA, S.,  VELOSO, M., COSTA DA MOTTA, A., FALKENBERG, S., ALADIN, S., & BOTELHO, M.. Nefrectomia videolaparoscópica para tratamento da dioctofimose em um cão. Recuperado de http://www.ufrgs.br/actavet/38-1/PUB_881.FINAL.pdf(2010)
    42. URQUHART, G:M Parasitología Veterinaria , Acribia 2001
    43. ZOLHAVARIEH, S., NORIAN, A., & YAVARI, M. DIOCTOPHYME RENALE RENALE (GOEZE, 1782) Infection in a domestic dog from Hamedan, Western Iran. Recuperado de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4835464/ (2016).