Viernes, 21 de septiembre de 2018

SEPTIEMBRE de 2018
Volumen XXXV 
N° 365
ISSN 1852-317X

Archivo

julio 2018

Influencia de la época del año sobre los sólidos no grasos y el porciento de grasa en la leche.

Vet. Arg. – Vol.  XXXV – Nº 363 – Julio 2018.

Reidel Bárzaga González1; Roberto Rosell Pardo2; Armentina Gleibis Ramírez Rubio3; Juan Ramón Carrazana Valdés4.

Resumen
Para la realización de este trabajo se tomaron muestras de leche al tanque recolector de 146 proveedores, de ellos 117 del sector estatal y 29 del sector privado. Las muestras se tomaron con frecuencia mensuales. A las mismas se les realizaron determinaciones de grasa y sólidos no grasos. Los datos obtenidos fueron procesados mediante un análisis de regresión lineal para evaluar las variaciones de los componentes grasa y sólidos no grasos en los diferentes meses del año y análisis de Varianza simple según diseño completamente aleatorizado para evaluar la influencia del trimestre del año sobre estos componentes. No se encontraron diferencias significativas en ninguno de los casos analizados.
Palabras clave: Leche; sólidos no grasos, indicadores, grasa.

Summary
For the realization of this work signs of milk took to the tank 146 suppliers’s collector, their 117 of the public sector and 29 of the private sector. The signs took frequently monthly. To the same came true to them determinations of grease and solids no greasy. Obtained data were processed intervening a linear regression analysis to evaluate the Greasy variations of components Solidus no Greasy in the different months of the year and simple analysis of variance according to design randomized to evaluate the influence of the trimester of the year on these components. It was found that significant differences in no one of analyzed cases did not appear.
Keywords: Milk, solidus no greasy, indicators, grease.
1, 2, 3, 4 Universidad de Granma. Cuba.
rrosellp@udg.co.cu; ray@udg.co.cu

Introducción
Las exigencias de mayores cantidades de alimentos que tiene la población mundial, de cierta forma tienden a opacar la necesidad paralela en cuanto a las cualidades nutritivas necesarias para satisfacer los requerimientos nutricionales establecidos.

El grupo más vulnerable de la población corresponde a los niños pre-escolares y la desnutrición en este grupo ha sido identificada como “el principal freno del progreso humano”.

Son abundantes los informes que señalan que la desnutrición preescolar es la principal responsable de las muertes prematuras de millones de niños. En aquellos casos en que no provoca la muerte, menoscaba permanentemente su crecimiento y probablemente provoca daños mentales y emocionales irreversibles.

La leche es el único material producido por la naturaleza para funcionar exclusivamente como fuente de alimento. Por esto, un factor fundamental que influye sobre el valor de aceptación universal de la leche es la imagen que ésta representa, a saber, por constituir una fuente nutritiva, no superada por ningún otro alimento conocido por el ser humano (FAO, 1973).

En los últimos años han ocurrido importantes cambios en el sector lechero mundial y regional, cuyas expresiones son las nuevas condiciones de competencia. En este sentido obtener una materia prima de alta calidad se convierte en un factor decisivo en la estrategia de desarrollo de la lechería. Sin leche de buena calidad, no hay productos procesados de buena calidad (Ceballo, 2003). Por lo que el evitar penalizaciones por bajos sólidos, incrementar bonificaciones por grasa, mejorar la conservación y acopio de leche, optimizar el muestreo y confiabilidad de los laboratorios, etc., son elementos relevantes actualmente (Villarreal, 2009).

En la actualidad se  dispone de una gran cantidad de rebaños de vacas destinadas a la producción de leche. La calidad de estas razas lecheras requieren de mejores  condiciones en las instalaciones, manejo de los animales, alimentación,  sanidad y organización (Calzadilla, 1999).

La situación actual caracterizada por la escasez de los recursos materiales nos conduce a la necesidad del mejoramiento de los índices productivos. Los problemas financieros del periodo especial han puesto casi súbitamente grandes transformaciones tecnológica a la ganadería vacuna cubana, especialmente en cuanto a los métodos de manejo y alimentación basados en niveles de insumo relativamente alto para nuestro medio tropical bajo esta condiciones, la recuperación,  incremento de los indicadores productivos, tanto cuantitativos como cualitativos de la leche vacuna, han de apoyarse en el uso mas eficiente de los recursos naturales y lo producido localmente en el propio ámbito ganadero donde los pastos y forrajes sin riego ni fertilizantes son protagónicos (Ponce, 2000).

Objetivo General
Evaluar los sólidos no grasos y el porciento de grasa en la leche recolectada de diferentes entidades estatales y del sector privado de la provincia Granma.

Material y Métodos.
Para la realización de este trabajo se tomaron muestras de leche al tanque recolector de 146 proveedores, de ellos 117 del sector estatal y 29 del sector privado de la provincia de Granma en Cuba. El análisis de los indicadores se realizó con una frecuencia mensual de acorde los procedimientos establecidos por el Diario Oficial de las Comunidades Europeas. No. L 93/6-8: 1991. A las mismas se les realizaron determinaciones de grasa y sólidos no grasos en ambos casos siguiendo la metodología propuesta por el Diario Oficial de las Comunidades Europeas. No. L 93/6-9:1991.

Los datos obtenidos fueron procesados mediante el paquete estadístico, STATISTICA versión 6.1 del 2003, aplicándose un análisis de regresión lineal para evaluar las variaciones de los componentes Grasa y Sólidos no Grasos en los diferentes meses del año y un análisis de varianza simple, según diseño completamente aleatorizado para evaluar la influencia del trimestre del año sobre estos componentes.

Resultado y discusión
Cuando se habla de influencia de la época del año sobre determinado indicador fisiológico o productivo de los animales domésticos es necesario considerar que esta influencia está determinada en lo fundamental por las variaciones que ocurren en las condiciones climáticas bajo las cuales se explotan estos animales, que de hecho modifican el comportamiento animal y condicionan la disponibilidad de alimentos ó la capacidad de los animales para conseguir este alimento, especialmente cuando se trata de las regiones tropicales donde existe un marcado contraste entre las componentes climáticas que caracterizan las estaciones del año (Benítez et al., 1997).

Tabla 1. Relación entre el contenido de Grasa y los Sólidos no Grasos con los meses del año.

En la tabla 1 se muestran los resultados del análisis de la influencia de los meses del año sobre los componentes, Grasa y Sólidos No Grasos, en los que se aprecia que no existieron diferencias significativas entre los diferentes meses del año.

Tabla 2. Influencia del trimestre del año sobre los componentes Grasa y Sólidos no Grasos de la leche.

En la tabla 2 se muestran los resultados del análisis de la influencia de los trimestres del año sobre los componentes analizados, no encontrándose diferencias significativas entre los mismos.

Estos son resultados típicos de los genotipos con alto grado de rusticidad que se explotan en esta región, así como del tipo de alimentación que reciben estos animales, basada en lo fundamental en pastos de muy baja calidad, con un alto contenido de fibra y muy baja digestibilidad, criterio coincidente con lo planteado por (Elliot et al., 1995) quien asevera que las limitaciones de energía disponible por el tejido epitelial mamario afectan la síntesis y secreción de los componentes lácteos, y los principales macrominerales implicados en estos procesos, básicamente de fósforo y magnesio, efecto que es mas marcado cuando se trata de animales con un alto grado de especialización para la producción de leche en los que la síntesis de los componentes lácteos representan del 35 – 50% de las necesidades de energía de la vaca.

Esta afirmación tiene especial interés cuando se analiza su influencia sobre un componente tan sensible como la grasa de la leche. Esta constituye el componente mas variable de cuantos contiene la leche, está disminuida al inicio del ordeño y se incrementa para el final de este y tiene variaciones proporcionalmente similares al inicio y final de la lactancia. De cualquier manera, lo cierto es que la formación de los componentes de la leche y especialmente la grasa es un fenómeno de causa multifactorial y aún no bien identificado en todos los casos.  Los desbalances en energía y proteína asociado a las características de la ración con implicaciones del ambiente ruminal y compromisos del metabolismo general, (acidosis) son los factores de mayor consideración en el caso de Cuba. Se refuerza en ganado de alto potencial genético y en épocas de estrés nutricional y/o calórico, situación que es predominante durante la mayor parte del año en la región mas oriental de Cuba (Ponce, 1996).

Conclusiones
La época del año no provocó cambios significativos en los sólidos no grasos y porciento de grasa en la leche de los rebaños bovinos investigados, lo que lo atribuimos a la alta rusticidad de los genotipos que se explotan en la región oriental de Granma y al alimento consumido.

Bibliografía

  1. Benítez, D.; P. Boza; M.I. Viamonte; J. Ray; J.R. Valdés; G. Rondón; J. Guerra (1997).Caracterización y diagnóstico de los factores organizativos, tecnológicos y ecológicos que inciden en la producción de leche en seis ciclos territoriales de la provincia de Granma. Informe de resultados. Instituto de Investigaciones Agropecuarias “Jorge Dimitrov”, Bayamo, Granma.
  2. Calzadilla, A. (1999). Factores que afectan la calidad y composición de la leche. Ganadería Tropical. Edición Félix Varela. La Habana: 119-120.
  3. Ceballo, P.P. (2003). Programa integral para la mejora de la producción y calidad de la leche CENLAC/CENSA. La Habana, Cuba.
  4. Elliot, J.P.; Drackley, G.C. and Shanks, R. D.(1995). Uutilization of supplemental fat by dairy cows fed diets varying in content of nonstructural carbohydrates. J. Dairy. Sci. 78(10):1512-1525.
  5. (1973). Estudios Agropecuarios N° 89. Pago de Leche según la Calidad Roma.
  6. Ponce Ceballo, P. (2000). Calidad de la leche cruda. ACPA.19 (1): 48-51.
  7. Ponce P. (1996). Garantía de la Calidad de la Leche: Enfoques actuales y perspectivas en América Latina. III Taller Internacional sobre calidad de la Leche. Univ. Austral Valdivia-Chile. 9-11 octubre/96. 11 págs.
  8. Villarreal R G, Castro C H, y Gallegos H M P. (2009). Contenido de sólidos no grasos, densidad y sólidos totales en la leche de vacas holstein. [Online]. Revisado en Febrero de 2009.]. Disponible en: <www.ammveb.net/ BIBLIOTECA/ congreso/XXIX%2520CNB/memorias/car/car_tipcom03.doc >