Domingo, 18 de agosto de 2019

AGOSTO de 2019
Volumen XXXVI 
N° 376
ISSN 1852-317X

Archivo

septiembre 2009

Convenio Colegio de Médicos Veterinarios/Municipalidad de Villaguay.

El municipio firmó un convenio con la seccional Villaguay del Colegio de Médicos Veterinarios para poner en marcha un programa de castración de caninos e intentar dar solución de esa forma a la proliferación de perros en vastos sectores de la ciudad.

El intendente Adrián Fuertes; los veterinarios Marcial Buiatti y Néstor Zanolli; y los funcionarios municipales Jorge Ilari y Hugo Fernández, presentaron esta mañana el programa en una conferencia de prensa que brindaron en el palacio municipal.

Según explicaron, el convenio prevé la realización de 42 intervenciones quirúrgicas mensuales, a un costo subsidiado de 80 pesos, y que se realizarán de acuerdo a un mecanismo que organizará el área de Inspecciones de la comuna.

Durante la ceremonia, el titular de la secional Villaguay del Colegio de Médicos Veterinarios, Marcial Buiatti, agradeció al jefe comunal por «tener en cuenta la propuesta»; y explicó que la castración tendrá un gran impacto en la prevención de diversas zoonosis, al tiempo que asegurará mayor bienestar a los animales.

«Sin castración, los cachorros terminan abandonados en cualquier lugar», manifestó.

Por su parte, Zanolli destacó como un hecho importante que el plan tendrá continuidad durante todo un año, lo que garantiza sus resultados de largo plazo.

A modo de ejemplo, señaló que cada hembra nacida tiene el potencial de generar en un término de 6 años ni más ni menos que 60 mil nuevos perros, a través de una cadena que adquiere proporciones de crecimiento geométrico.

En ese marco, el intendente Fuertes también apeló a la «responsabilidad de quienes tienen una mascota», para evitar la proliferación de caninos «de los que luego nadie se hace cargo».

El programa de castración se implementará a través del área de Inspecciones, y allí deberán los interesados solicitar la intervención. Aunque no existe ningún reglamento que lo establezca, las operaciones están destinadas fundamentalmente a personas que no pueden costear a un veterinario por sus propios medios.