keyboard_arrow_up
abril 2010

Determinación de Parámetros Hemostáticos en Caninos Normales.

Vet. Arg. – Vol.  XXVII –  Nº  264 – Abril 2010.
Micciullo, V.S.1; González, M.A.1; Chan, D.2; Pérez, M.1; Esarte, M.S.3

Resumen.
El presente trabajo tiene por objeto remarcar la importancia de tener valores de referencia en el laboratorio de hemostasia y trombosis, los cuales varían y son específicos para cada especie animal. De esta manera podremos determinar si las diferentes pruebas de coagulación nos confirman o descartan determinadas coagulopatías para poder efectuar de manera precoz en lo posible un diagnóstico e instaurar el tratamiento específico. 
Palabras clave
: parámetros hemostáticos, coagulación, caninos.

Summary. 
Determination of hemostatics parameters in normal dogs.

The object of this article is to establish the importance to obtain normal parameters hemostatics in the diferents species because they change in each of one. If we work in this way we can confirm or discard the presence of coagulopathys. It´s important do it in a fast way otherwise it could be to late to make a correct diagnostic an treatment. 
Key words
: hemostatics parameters,coagulation, canine.

1 Vet. Micciullo VS; M.V. González, MA; Vet. Pérez, M : Ayudante de Primera. Cátedra de Patología Clínica y Enfermedades Médicas. Facultad de Ciencias Veterinarias U.B.A. 
2
Lic. Chan, D: Profesora adjunta. Cátedra de Bioestadística. Facultad de Ciencias Veterinarias U.B.A. 
3
M.V. Esarte, MS: Profesora adjunta. Cátedra de Patología Clínica y Enfermedades Médicas. Facultad de Ciencias Veterinarias U.B.A.

Introducción.
La hemostasia es el proceso fisiológico por el cual se produce la formación de un coágulo estable e irreversible a través de la activación de las plaquetas y de la cascada de Mac Farlaind para que se activen los factores plasmáticos de la coagulación. Así como también se activará el mecanismo de fibrinólisis que eliminará el exceso de coágulo evitando de esta manera la formación de microtrombos, que sino se liberaría a la circulación.

Frente a la injuria de un vaso sanguíneo lesionado se producen de manera simultánea la activación del sistema vascular, tisular, la activación de las plaquetas, la cascada de coagulación y el mecanismo fibrinolítico. Cada uno de estos mecanismos tiene  activadores e inhibidores naturales que estimulan y luego frenan su funcionamiento para que se logre formar un coagulo de tamaño adecuado.

Las plaquetas circulan normalmente de manera inactiva y no se adhieren a las paredes del vaso sanguíneo sano. Frente a la injuria del último las plaquetas por diferentes mecanismos sufren una metamorfosis cambiando su forma bicóncava normal y exponiendo hacia el torrente sanguíneo sustancias que tienen en su interior. De esta manera se produce la activación de las mismas. A través del factor de Von Willebrand se adhieren al vaso sanguíneo lesionado ya que éste hace de puente de unión entre el vaso y las plaquetas. Por otro lado se liberan sustancias desde dentro de las plaquetas que atraen más plaquetas al lugar permitiendo que se forme el tapón hemostático primario o irreversible.

Sobre dicho tapón se va a ubicar la malla de fibrina que se formó por la activación de las vías intrínseca y extrínseca de la coagulación. El producto final de dicho mecanismo es por consiguiente la formación de trombina que dará origen a la malla de fibrina. La misma se ubicará como dijimos antes sobre las plaquetas comprimiéndolas contra la pared del vaso lesionado y haciendo que se forme el tapón secundario o irreversible. Los factores plasmáticos involucrados en la vía intrínseca son el XII, XI, IX y VIII, los cuales circulan como simógenos inactivos y se van activando de manera secuencial. En la vía extrínseca se encuentran el factor Tisular y el VII, este último es el único que normalmente circula con un mínimo grado de activación aunque no haya procesos hemorragíparos. En la vía común se encuentran los factores X, V II y I. La Antitrombina (AT) es el inhibidor natural por excelencia de la cascada de la coagulación, es responsable del 80% de la actividad anticoagulante en la sangre, actúa inactivando los factores de la coagulación IIa, IXa, Xa, XIIa, calicreinas y plasmina; por lo tanto el descenso de actividad de dicha proteína eleva el riesgo de activación de la coagulación.

La función del mecanismo fibrinolítico es la formación de plasmina que se encargará de eliminar todo exceso de coagulo que protruya sobre la luz del vaso sanguíneo y de esta manera evitar la formación de microtrombos que se liberen a circulación.

Existen diferentes pruebas que nos permiten evaluar alteraciones en la correcta funcionalidad tanto de la formación del tapón hemostático primario como secundario. Con respecto al primario se evalúa a través del recuento de la cantidad de plaquetas circulantes en sangre periférica. Para lo cual se tiene que extraer sangre con el anticoagulante de EDTA. El recuento debe efectuarse en cámara de Neubauer ya que el recuento efectuado en contador electrónico suele dar información errónea por la formación de acúmulos de las mismas dando valores inferiores a la especie, principalmente en el gato. También se puede hacer un recuento indirecto a través del frotis en el caso de no contar con una cámara de Neubauer y el diluyente especial para tal fin, en donde se considera como valores de referencia el recuento de 8 plaquetas por campo contados con objetivo de X 100. Los colorantes utilizados son los mismos que en la tinción de frotis para hematología: T15, Metanol Giemsa o May Grunwald Giemsa.

Para evaluar la cascada de Mac Farlaind existe varias pruebas que evalúan de forma independiente cada vía. Para la evaluación de la vía extrínseca y común se utiliza la prueba de Tiempo de Trombina (TP), también conocido como Tiempo de Quick. Cabe mencionar que dicha prueba a pesar de medir las dos vías es mucho más sensible a alteraciones de la vía extrínseca. El tiempo de Tromboplastina parcial activado (APTT) evalúa los factores involucrados en la vía intrínseca. El Tiempo de Trombina (TT) evalúa la activación específica de fibrinógeno a fibrina.

El dosaje de Fibrinógeno nos dará una idea exacta de la funcionalidad del mismo ya que puede encontrarse desde el punto de vista bioquímico en cantidad normal pero ser afuncional. Por consiguiente se deben utilizar los métodos coagulométricos  para su medición frente a una coagulopatía.

El dosaje de Antitrombina también nos permite evaluar su porcentaje de actividad.

El screening hemostático básico incluye un hemograma completo, TP, APTT y recuento plaquetario. Si se presentaran alteraciones en alguna de estas pruebas se deberá recurrir a la evaluación del screening hemostático completo que incluye un hemograma completo, TP, APTT, TT, recuento plaquetario y dosaje de fibrinógeno. Si se detectara alguna alteración en el APTT, es aconsejable efectuar un dosaje de factores VIII y IX para descartar Hemofilia A, B y/o AB.

Materiales y Métodos.
Se evaluaron 30 caninos de ambos sexos, de diferentes razas y edades, en perfecto estado de salud. A cada uno se les extrajo 2 ml de sangre anticoagulada con citrato de sodio al 3,8% en tubos de plástico para las pruebas de coagulación. A dichos tubos se los sometió a una doble centrifugación a 3.500 rpm durante 15 minutos para de esta manera obtener un plasma pobre en plaquetas (menos de 5.000 plaquetas/mm3 ).  El recuento plaquetario se realizó en cámara de Neubauer utilizando como diluyente oxalato de amonio al 1%.  Para las determinaciones de TP, KPTT, TT y Fibrinógeno se utilizó el método coagulométrico manual. 
La actividad de la AT se realizó mediante el método amidolítico utilizando el sustrato cromogénico  S-2238.

RESULTADOS Y CONCLUSIONES:
Los resultados obtenidos se detallan en la siguiente tabla:

determinacion 1

Tabla 1: valores obtenidos para las diferentes pruebas de coagulación en caninos.

El screening hemostático básico debe realizarse como método de rutina en la clínica diaria frente a cualquier acto quirúrgico por más sencillo que sea como una limpieza de sarro o extracción dentaria aunque el paciente no presente sangrado clínicamente, ya que permite de manera precoz detectar alteraciones en los diferentes mecanismos de la coagulación. Esto nos permite diferenciar si dicha patología es a nivel de la funcionalidad o cantidad de plaquetas presentes en sangre periférica, déficit de factores o presencia de inhibidores adquiridos de los mismos ya que el tratamiento en cada caso es totalmente diferente.

Es importante remarcar que cada laboratorio debe establecer sus propios valores de referencia. Los cuales deben ser informados al clínico junto a los valores obtenidos en el paciente. También se deben efectuar las curvas de valores de referencia por especie para el dosaje de los diferentes factores de coagulación porque los mismos varían de manera notable en cada una.

Bibliografía
1.
COUTO, G; NELSON,R. : Medicina interna en animales pequeños. Editorial Intermédica. Tercera edición. Buenos Aires, Argentina. 2005.
2.
ETTINGER,SJ; FELDMAN,EC.: Tratado de Medicina Interna Veterinaria. Enfermedades del perro y el gato. Buenos Aires, Argentina. Ed. Intermédica,1997.
3.
FELDMAN,FB; ZINKL,JG; JAIN NC: Schalm’s Veterinary Hematology, fifht edition . Lippincot Williams Wilkins. Philadelphia. USA. New York. London. Buenos Aires. Sydney. Tokio. 2000.
4.
Fundamentos para el manejo práctico en el laboratorio de hemostasia: Grupo Cooperativo Argentino de Hemostasia y Trombosis.  1ª edición. Buenos Airs, Argentina. Editor: L Kordich. 2003.
5.
HARRIS, JR.: Blood Cells Biochemistry. Vol 2. Megakaryocytes, Platelets, Macrophagos, and Eosinophils. Plenum Press, New York.1993.
6.
LOSCALZO, J; SCHAFER, AI.: Trombosis and Hemorrhage. Second Edition. Williams Wilkins eds Pennsylvania.USA.1998.
7. FURLANELLO T
, CALDIN M, STOCCO A, TUDONE E, TRANQUILLO V, LUBAS G, SOLANO-GALLEGO L. Stability of stored canine plasma for hemostasis testing. Vet Clin Pathol., 35:204-7, 2006.