Domingo, 25 de agosto de 2019

AGOSTO de 2019
Volumen XXXVI 
N° 376
ISSN 1852-317X

Archivo

octubre 2010

Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires en desacuerdo con el Plan Ganadero. Argentina.

El Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires envió en los últimos días una carta al Ministro de Asuntos Agrarios, Ing. Ariel Franetovich donde expresa su posición en relación al recientemente lanzado Plan Ganadero Provincial.

Allí se expresan los motivos administrativos, y principalmente técnicos de la NO adhesión de la institución al Plan, criterios que además son compartidos por la mayoría de los profesionales que ejercen su tarea en el ámbito rural y que han manifestado su opinión en las reuniones mantenidas con las autoridades en el interior bonaerense.

La nota enviada, y firmada por el Dr. Mario Carpi, presidente de la Colegio de Veterinarios provincial, expresa que “El modelo inicial de Plan ha sufrido un sustancial retroceso ante la pérdida del criterio abarcativo de toda la problemática reproductiva del rodeo dejando de lado prácticas muy significativas como es el sangrado de los vientres para el diagnóstico de brucelosis”. Esta era una cuestión que había sido consensuada en reuniones mantenidas oportunamente con el entonces Director Provincial de ganadería, Dr. Juan Cruz. Sin embargo, en la última reunión de la Comisión Provincial de Sanidad Animal, se anunció que no se realizaría esta acción.

Por otra parte, “la distribución de una amplia gama de vacunas, con carácter enteramente gratuito afecta significativamente el ejercicio de los profesionales a quienes corresponde por las actividades reservadas al título el expendio de zooterápicos Res. 1034/05, y más cuando en el plan se deja librado a los productores su aplicación, limitando la intervención del veterinario a ‘…pegar las estampillas de dichos envases en la libreta sanitaria que posea el productor en la página correspondiente para cada vacuna’”. La entrega indiscriminada de vacunas a los productores representa una competencia desleal con los comercios instalador, cooptándoles los mercados y clientela, y degradando las normas legales de mantenimiento y traslado de los biológicos y perdiendo todo rastro de control sobre su manejo y utilización.
El texto sigue: “Sumado a esto que los inmunógenos, se destinarían a productores con hasta 250 vientres y 650 bovinos totales, hace que se incorpore al sistema un altísimo porcentaje de los ganaderos de la Provincia impactando en la actividad de las casas de venta de zooterápicos del interior bonaerense”.

La nota enviada termina expresando “Nunca se nos expuso totalmente el mecanismo del plan, ni dispusimos de su texto con sus objetivos y misiones y funciones asignadas a cada uno de sus participantes.
Mucho nos hubiera gustado haber intervenido en una redacción clara consensuando otros mecanismos, tales como subsidios directos al productor para pagar las prácticas profesionales, permitiendo el libre acuerdo entre las partes, siempre atendiendo los honorarios básicos sugeridos, como también la inclusión de otros aspectos sanitarios que harían más completo este plan”.

En el mismo sentido también ha expresado su disconformidad con el Plan Ganadero, la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios, CAPROVE, a través de un comunicado firmado por su Director Ejecutivo, Dr. Ricardo Patricio Hayes.

Entres sus puntos más salientes, expresa que “Ante la presentación por parte del Gobierno de la Provincia de Bs. As. de un Plan Ganadero Provincial, CAPROVE reitera su vocación de apoyo a la implementación de metodologías para incrementar la producción a través de la sanidad, siempre que estas iniciativas permitan al productor la posibilidad de elegir libremente al profesional actuante, los medicamentos utilizados y de obtenerlos por los canales comerciales que utiliza habitualmente”. Pero dado que el Plan no contempla las iniciativas de la institución, resumidas en un Plan Sanitario Productivo realizado hace en 2006, que evidencia los beneficios de transferir la tecnología disponible en favor de los productores a través de los médicos veterinarios, CAPROVE expresó su disconformidad por entender que la iniciativa del Ministerio de Asuntos Agrarios, ”afecta directamente tanto a los médicos veterinarios como a las empresas proveedoras de los biológicos involucrados”.