Jueves, 21 de noviembre de 2019

NOVIEMBRE de 2019
Volumen XXXVI 
N° 379
ISSN 1852-317X

Archivo

octubre 2013

Hepatozoon canis asociado a un tumor venéreo transmisible: singular hallazgo.

Vet. Arg. – Vol. XXX –  Nº  306 – Octubre 2013.
Ruiz, M.F.1; Zimmermann, R.N.1; Aguirre, F.O.1; Forti, M.S2.

Resumen.
El Hepatozoon canis es un protozoario del phylum Apicomplexa que parasita los leucocitos de los caninos. En Argentina, desde el primer reporte en Buenos Aires en 1999, se observa una progresiva dispersión del mismo. Su transmisión ocurre por la ingestión de Rhipicephalus sanguineus. Dependiendo del grado de parasi­­­temia, clínicamente el paciente puede ser subclínico o bien puede manifestar una enfermedad debilitante severa. En la mayoría de los casos H. canis se encuentra asociado a otras patologías. El objetivo del presente trabajo es comunicar el hallazgo de H. canis asociado a un tumor venéreo transmisible en un canino de la localidad de Recreo, provincia de Santa Fe, Argentina. El parásito fue hallado en el frotis sanguíneo y en la citología del tumor.
Palabras clave: Canino, Hepatozoon canis,  Tumor venéreo transmisible, Santa Fe, Argentina.

Finding of Hepatozoon canis associated with canine transmissible venereal tumor in a dog.
Summary.
Hepatozoon canis is a protozoarina belonging to the phylum Apicomplexa which parasitizes dogs. In Argentina, it has spread gradually since its first report in Buenos Aires in 1999. Its transmission occurs after ingestion of the tick Rhipicephalus sanguineus. Depending on the level of parasitaemia, the patient may appear without clinical signs or show a severe debilitating disease. In most cases, H. canis is associated with other pathologies. The goal of this work is to report the finding of H. canis associated with canine transmissible venereal tumor in a dog from Recreo, Santa Fe Province (Argentina). The parasite was found in the blood smear cytology and tumor.
Key words: Dogs, Hepatozoon canis, transmissible venereal tumor, Santa Fe, Argentina.

1Laboratorio de Análisis Clínicos. Hospital de Salud Animal. Facultad de Ciencias Veterinarias, Universidad Nacional del Litoral. Esperanza, Santa Fe. Argentina.
2Clínica Veterinaria 29 de abril. Recreo. Santa Fe. Argentina. Actividad Privada, Especialista en Salud de los Animales de Compañía.  mruiz@fcv.unl.edu.ar

Introducción.
El Hepatozoon es un protozoo apicomplexo perteneciente a la clase Sporozoea, orden Eucoccidiida, familia Haemogregarinidae. Más de 300 especies se han reportado en anfibios, reptiles, aves y mamíferos, de las cuales 50 se describen como parásitos de mamíferos (Greene, 2008). H. canis parásito de los leucocitos de los caninos, está descripto en Asia, Europa, África y en algunos países de Sudamérica como Colombia, Venezuela, Brasil y Argentina (Linares, 2011).
En nuestro país, desde el primer reporte en Buenos Aires en 1999, se observa una progresiva dispersión del mismo. En la actualidad se cita en las provincias de Chubut, Mendoza,  Salta, San Luis y Santa Fe (Eiras y col, 2010; Linares, 2011). Su transmisión ocurre por la ingestión de Rhipicephalus sanguineus infectada con los ooquistes esporulados. Dependiendo del grado de parasitemia, clínicamente el paciente puede ser subclínico o bien puede manifestar una enfermedad debilitante severa. En la mayoría de los casos H. canis se encuentra asociado a otras patologías, entre las que se citan parvovirosis canina, erhlichiosis, brucelosis, babesiosis, dirofilariosis, distemper, leishmaniosis, ancilostomiasis, sarna, piodermias, balanopostitis supurativa, infección urinaria, tumor prostático y tumor venéreo transmisible (Pérez Tort  y Petetta, 2012; Ruiz y col, 2011). Para el diagnóstico se pueden utilizar técnicas moleculares (PCR) y serológicas (IFI, Elisa), pero rutinariamente se realiza mediante la observación microscópica de frotis sanguíneos coloreados con tinciones tipo Romanoswsky (Eiras y col, 2010).
El objetivo del presente trabajo es comunicar el hallazgo de H. canis asociado a un tumor venéreo transmisible en un canino de la localidad de Recreo, provincia de Santa Fe, Argentina.

Materiales y métodos.
El paciente en estudio corresponde a una hembra canina, mestiza, de 3 años de edad, de 12 kilos y sin propietario.
Fue asistida en la consulta por presentar una masa sangrante en la región perineal. Durante el examen físico se observó una tumoración a nivel de la vulva, del tamaño de una pelota de tenis, con su superficie ulcerada y sangrante (Fig. nº1).

Fig. nº 1. Paciente hembra con tumor venéreo transmisible.

Fig. nº 1. Paciente hembra con tumor venéreo transmisible.

Presumiendo que el paciente poseía un tumor venéreo transmisible (TVT) y con el objeto de confirmar el diagnóstico, se realizó una impronta de la tumoración. Además se recolecto una muestra de sangre con anticoagulante para la realización del hemograma. Ambas muestras de remitieron al laboratorio de Análisis Clínicos.

Resultados.
La observación microscópica de la impronta vaginal coloreada con may grunwald – giemsa reveló: a) abundante cantidad de eritrocitos. b) abundantes células redondas, grandes, con núcleos grandes excéntricos, con cromatina reticulada y nucléolos prominentes, citoplasma escaso, basófilo, con abundantes vacuolas transparentes en su interior, algunas figuras mitóticas. c) regular cantidad de leucocitos, predominantemente neutrófilos, en cuyo interior se reconoció gametocitos de forma elipsoidal con un tinte azulado, de aproximadamente 8 µ de longitud, compatibles con H. canis (Fig nº 2) d) abundantes microorganismos, tipo cocoides.


Fig. nº 2. Citología: células tumorales exfoliadas (CT)  y gametocito de Hepatozoon canis (HC). 1000X

Fig. nº 2. Citología: células tumorales exfoliadas (CT) y gametocito de Hepatozoon canis (HC). 1000X

El hemograma demostró anemia, leucocitosis neutrofílica y confirmó la presencia de gametocitos de H. canis en los neutrófilos sanguíneos (Fig nº 3).


Fig. n° 3. Hepatozoon canis en frotis sanguíneo. 1000X.Fig. n° 3. Hepatozoon canis en frotis sanguíneo. 1000X.

Conclusión.
El estudio citológico del tumor confirmó la presencia del TVT y de H. canis, permitiendo el tratamiento adecuado para estas patologías.
Respecto al hallazgo de Hepatozoon canis, además de ser inédita su observación en una impronta vaginal, aporta datos sobre la distribución geográfica del mismo en la provincia de Santa Fe, Argentina.
Además, con esta comunicación se pretende alertar a los profesionales dedicados a la clínica de pequeños animales para que incluyan en sus diagnósticos diferenciales a la hepatozoonosis canina, teniendo en cuenta su signología inespecífica, con el fin de garantizar su diagnóstico y optimizar su tratamiento.
Como la aparición de H. canis se asocia a la parasitación con R. sanguineus destacamos la importancia del control de esta ectoparasitosis como principal medida de prevención.

Bibliografía.
1.EIRAS, D.F., BASABE, J.; SCODELLARO, C.F.; FONTANARROSA, M.F.; VEZZANI, D.; MEKUZAS, Y.; GONEN, L., BANETH, G. 2010. Epidemiología de Hepatozoon canis en Buenos Aires (Argentina) durante el período 2002-2008. Libro de resúmenes de la XVIII. Reunión Científico Técnica. AAVLD. Mercedes, Corrientes. 151.
2. GREENE, C. 2008. Hepatozoonosis canina. Enfermedades infecciosas del perro y del gato. 3 edición. Editorial Intermédica. 74, 2: 766-779.
3. Linares, M.C. Hepatozoonosis canina en la provincia de Mendoza, Argentina. Hallazgos clínicos y de laboratorio. http://www.umaza.edu.ar/archivos/file/Tesis%20Linares.pdf. 2011
4. Pérez Tort, G.; Petetta, L. 2012. Estudio de 50 casos de hepatozoonosis en caninos naturalmente infectados en el Gran Buenos Aires, Argentina. Vet. Arg. XXIX  Nº 293. 1-10.  
5. Ruiz, M.F.; Zimmermann, R.N.; Bono, M.F.; Peralta, J.C. 2011. Hallazgo de Hepatozoon canis en la ciudad de Esperanza, Santa Fe, Argentina. Libro de resúmenes de las XII Jornadas de Divulgación Técnico Científicas en Ciencias Veterinarias. 389-390.






Deja una respuesta