keyboard_arrow_up
diciembre 2013

La aplicación de la genómica en el corto plazo. Uruguay.

La aplicación de la genómica en la ganadería del país ya está en marcha, acumula información de ADN y sus resultados podrán ser aplicados en la selección de los rodeos a muy corto plazo.

Por ejemplo, buscar las mejores canales por eficiencia de conversión alimenticia.

La Dra. Elly Navajas del INIA explicó que la plataforma de selección genómica animal tiene como componente principal a uno de los laboratorios de la Plataforma de Bioseguridad de INIA Las Brujas, que está asociado con el banco de ADN genómico, que es uno de los pilares de esta propuesta de trabajo de INIA.

Navajas destacó el potencial que tiene esta herramienta en materia de selección genómica y “cómo podemos trabajar en conjunto con investigadores de distintas disciplinas, con otras instituciones y con el sector productivo, de manera de poder contribuir desde la investigación y de la innovación a partir del ADN a fortalecer la competitividad de las cadenas pecuarias”.

La técnica explicó que el sistema de trabajo se hace en forma articulada y que tienen desafíos planteados a través del desarrollo de proyectos de investigación, algunos de los cuales ya están en marcha.

Ejemplificó con el proyecto referido a genómica de eficiencia de conversión y calidad de canal que se está trabajando con diferentes instituciones del país vinculadas a la ganadería. También existe un proyecto que está casi finalizado de resistencia genética de parásitos gastrointestinales, con lo que se demuestra que se trata de atender aquellas características importantes y que cada vez adquieren mayor relevancia. Obviamente importa mucho tener todo esto incluido en un programa de mejoramiento genético, sostuvo la experta de INIA.

La investigadora dijo que ya se está trabajando con la genómica animal en el país y explicó que no sólo se está haciendo investigación, sino que se trata también de investigación aplicada; y que en breve se comenzará a generar información de evaluaciones genéticas.

“Se trata de proyectos ambiciosos por su dimensión y por las metas propuestas”, dijo Navajas en alusión al de eficiencia de conversión y calidad de canal “que estamos trabajando junto al Instituto Nacional de Carnes (INAC), el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) y la gremial de criadores de Hereford.
Navajas explicó que se generará información con la intención de que se incluya en la publicación de los catálogos de los reproductores.

Los beneficiarios de esta información son los cabañeros al momento de hacer la selección en sus planteles y lógicamente el productor comercial al momento de comprar el toro, el carnero o el semen que va a utilizar, para que en última instancia se refleje en la mejor producción de los establecimientos ganaderos.

La investigadora de INIA destacó que en el contexto internacional,y en el marco de la evaluación genética panamericana de Hereford en particular, se está incluyendo la información genómica. Explicó que se trata de un proyecto en desarrollo que seguramente se va a continuar y que se ampliará a una población de 1.000 animales. Esta información en breve se podrá ver también reflejada en los catálogos de padres de esta raza que consultan los criadores para hacer la selección para sus rodeos.

Fuente: El Observador, Hugo Ocampo