keyboard_arrow_up
junio 2015

Evaluación del conocimiento sobre brucelosis en productores de caprinos y ovinos, docentes y alumnos de escuelas rurales en el Dpto. Patiño Sur, Provincia de Formosa, Argentina.

Vet. Arg. – Vol.  XXXII –  Nº  326 – Junio 2015.
Cabeza, R.R.1; Mancebo, O.A.2a; Giménez, J. N.2; Sánchez,  S.3

Resumen
El presente trabajo fue desarrollado en el Dpto. Patiño Sur, en el centro-este de la Provincia de Formosa, República Argentina, durante los años 2013 y 2014. Con el propósito de evaluar el grado de conocimiento de las personas sobre brucelosis y adecuar un plan de educación sanitarias sobre la base de los resultados encontrados, se entrevistaron a 40 productores de cabras y/u ovejas, 40 docentes y 40 alumnos de quinto a sexto año de escuelas rurales.
Para el análisis de las entrevistas, se procedió a codificar los tópicos claves sobre la enfermedad a través de puntuaciones en una escala de 0 a 100 puntos. Quedaron expuestas dos categorías, una denominada de “conocimiento suficiente” para las entrevistas con valoración igual o mayor a 60 puntos y otra designada de “conocimiento insuficiente” cuando se encontraban por debajo de esa cifra.
De la evaluación del conocimiento sobre brucelosis en animales, se desprende que los tres estratos presentaron un grado de conocimiento insuficiente sobre la enfermedad, no alcanzando la calificación mínima de 60 puntos.
Con referencia al conocimiento sobre la enfermedad en el hombre, se determinó que el 97,5 % de los productores, 95 % de los docentes y el 100 % de los alumnos presentaron conocimiento insuficiente respecto a las características de la enfermedad en el hombre.
Los datos obtenidos reflejaron que la población en general (productores, docentes y alumnos) poseían insuficiente conocimiento sobre brucelosis, tanto referida sobre las características de la enfermedad en los animales, como en la población humana. Del análisis de los resultados se desprende que es de suma importancia la ejecución de un programa de educación sanitaria que contemple la capacitación de la población rural, considerando los aspectos generales de la enfermedad: características del agente etiológico, fuente de infección, modo de transmisión, cuadro sintomático en los animales y en el hombre, medidas preventivas y sus implicancias en la salud pública.
Se destaca la relevancia que asume la educación sanitaria en un programa de erradicación de brucelosis y otras zoonosis, observándose que los mejores ámbitos para su desarrollo lo constituyen los establecimientos educativos, con grupos de docentes capacitados con disponibilidad de material didáctico actualizado. Sugiere además la ejecución de un programa de educación sanitaria personalizado dirigido a productores de caprinos y ovinos y que se efectúe durante las visitas a las unidades productivas.

Palabras clave: Brucelosis, zoonosis, conocimiento de la enfermedad, educación sanitaria,docentes, Provincia de Formosa.                    

Evaluation of the existing knowledge of brucellosis in owners of small sheep and goat herds, school teachers and 4th. And 5th. grade students of rural establishments in Patiño Sur, province of Formosa (Argentina).

Summary
During 2013 and 2014, the authors evaluated in Patiño Sur, in the center-east of the Province of Formosa (Argentina), by means of personal interviews, the existing knowledge of brucellosis of 40 owners of small sheep and goat farms, 40 schoolteachers and 40 students of 4th and 5th grade attending rural establishments.
In order to analyze the interviews the key topics of the disease were coded and assigned a punctuation in a 0-100 scale. Two categories were determined, the first designated as “sufficient knowledge” with values equal to or above 60 and the second as “insufficient knowledge” when below this level.
From the evaluation of the knowledge of brucellosis in animals, it was concluded that the three categories possessed insufficient knowledge of the disease, and did not reach the minimum 60 points.
With reference to this knowledge, 97,5% of the owners, 95% of the schoolteachers ad 100% of the students held a low level of understanding of the disease.
The data obtained reflects that in general the interviewed group (owners, teachers and students) did not have sufficient knowledge of brucellosis, both in animals and man. From the analysis of the results it is of utmost importance to execute a sanitary education program that would cover the education of the rural population, considering the general aspects of the disease: characteristics of the etiological agent, origin of the infection, transmission, symptoms in animals and man, preventive measures and implications in public health.
The relevance of education in a brucellosis eradication program and of other zoonosis, indicated that the best ambit for its development are school establishments, with trained personnel and adequate didactic material. It is also suggested that a personalized education program be given to the owners and that these be made during farm visits.

Key words: brucellosis, zoonosis, disease knowledge, sanitary education, schoolteachers, Formosa.

 1Universidad Nacional de Formosa.
2CEDIVEF , Centro de Diagnóstico e Investigaciones Veterinarias de Formosa. Ruta Nacional 11 km 1164, Formosa.
3Subsecretaría de Agricultura Familiar.
a orlandomancebo@hotmail.com

 Introducción
La producción caprina y en menor grado ovina en la Provincia de Formosa, se efectúa como un complemento de la economía familiar con ventas de los excedentes en determinadas épocas del año. Los productores desarrollan en general, un tipo de explotación caracterizada por la obtención de animales de calidad regular, perfil productivo consecuencia de una baja incorporación de tecnologías en relación a la alimentación, manejo, mejoramiento genético y sanidad. En relación a este último, la Brucelosis es una enfermedad que afecta a la producción, ocasionando abortos, pérdidas perinatales por el nacimiento de animales débiles, incidiendo negativamente en la economía del sistema pecuario, además comprometiendo la salud del hombre, particularmente de las personas ligadas directamente al cuidado y manejo de los animales susceptibles.

Para llevar adelante el control y erradicación de brucelosis en caprinos y ovinos, es necesario desarrollar un programa basados en la identificación de los animales sexualmente maduros, diagnóstico, segregación, sacrificio de animales positivos, inmuno-profilaxis y educación sanitaria.  El presente estudio se realizó con la finalidad de elaborar un programa de educación sanitariaacorde al nivel cultural de la población, costumbres, hábitos alimentarios, norma de higiene, mitos y vocablos regionales.

Material y métodos
La población estudiada estuvo constituida por 40 productores, 40 docentes y 40 alumnos de escuelas rurales en el Dpto. Patiño Sur, en el centro-este de Formosa, mediante visitas con la realización de entrevistas de tipo semi-estructuradas.

Los puntos claves considerados en las entrevistas fueron: en primer lugar las características de la enfermedad en los animales, especies susceptibles, síntomas, mecanismo de transmisión y profilaxis. En segunda instancia la susceptibilidad del hombre para enfermarse, síntomas, mecanismo de transmisión, profilaxis y existencia de tratamiento. Además se realizó un cuestionario a los productores y alumnos sobre las actividades que desarrollaban diariamente en los corrales con los animales,registrando complementariamente los términos utilizados en la zona, costumbres y hábitos alimentarios,principalmente lo referido a la pasteurización de la leche, elaboración de quesos y tratamiento térmico de la carne.

Las preguntas efectuadas en las entrevistas fueron grabadas y para una mejor comprensión de las mismas se exhibieron imágenes fotográficas relacionadas con la enfermedad en los animales. Culminada la entrevista, se registró fotográficamente la unidad productiva, como así también de las actividades desarrolladas en ella.

Para finalizar la visita se procedió a la explicación de las características de la enfermedad, con la entrega de un tríptico informativo para cada entrevistado, como primer paso en las actividades de educación sanitaria.

Para facilitar el análisis de las entrevistas, se codificaron los tópicos claves sobre la enfermedad a través de puntuaciones en una escala de 0 a 100 puntos. Quedaron expuestas dos categorías, una denominada de “conocimiento suficiente” para las entrevistas con valoración igual o mayor a 60 puntosy otra designadade “conocimiento insuficiente” cuando no alcanzaba esa cifra.

Resultados
Los resultados de los tres estratos estudiados se exponen en forma separada, de la siguiente manera:

1. Conocimiento sobre Brucelosis en animales:

De la evaluación del conocimiento sobre brucelosis en animales, se desprende que los tres estratos presentaron un grado de conocimiento insuficiente sobre la enfermedad, no alcanzando la calificación mínima de 60 puntos.

Los puntajes máximos obtenidos fueron de 40, 50 y 10 puntos, con promedios de 11.5, 9.5 y 3 puntos para los estratos de productores, docentes y alumnos respectivamente.

Cabe resaltar que el 100 % de los entrevistados (productores, docentes y alumnos) desconocen los mecanismos de transmisión de la enfermedad entre los animales.

Considerando la distribución de frecuencias de los puntajes hallados en los tres estratos analizados, el 82.5 % de los productores y el 92.5 % de los docentes arrojaron puntajes iguales o inferiores a 15, mientras que el estrato correspondiente a los alumnos el 72,5 % resultaron con puntajes iguales o inferiores a 5.
Sin título2. Conocimiento sobre brucelosis en la población humana:

Con referencia al conocimiento sobre la enfermedad en el hombre, se determinó que el 97,5 % de los productores, 95 % de los Docentes y el 100 % de los alumnos presentaron conocimiento insuficiente respecto a las características de la enfermedad en el hombre.

Los puntajes máximos alcanzados en la evaluación fueron de 62 (un caso)para el estrato de productores y de 68 (un caso)en el estrato de docentes, con valores promedios de 12.6 y 12.3 puntos respectivamente, mientras que el 100 % de los alumnos obtuvieron una puntuación de cero.

En relación a los mecanismos de transmisión y analizando el total de 120 entrevistados,96 (80.33 %) desconocían que el ser humano contrae la infección mediante el consumo de leche cruda o derivados y 109 individuos (90.83 %) ignoraban como vía de transmisión el contacto con las manos desnudas (sin guantes) sobre los desechos del parto.

En cuanto a la distribución de frecuencias de los puntajes obtenidos, se observó que el 72.5 % de los productores y el 87.5 % de los docentes arrojaron valores iguales o inferiores a 24 puntos, mientras que el 100 % de los alumnos, obtuvieron cero puntos.
Sin título

Considerando la variable edad de los productores entrevistados, se estimó un promedio de 53 años, abarcando un rango de variación entre 16 y 75 años. En relación al grado de instrucción se halló que 27 (68 %) de los productores poseían nivel primario, 12 (30 %) nivel secundario y uno (3 %) nivel terciario.

El conocimiento sobre la crianza de caprinos y ovinos, tiene su origen fundamentalmente por experiencias vividas de sus progenitores quienes fueron transfiriendo esos conocimientos a la familia.

El manejo de los rumiantes menores se basa fundamentalmente en la realización de encierros diarios, con un tiempo de permanencia promedio de 15 horas, como consecuencia un alto porcentaje de partos se presentan en el corral y de existir una animal infectado con Brucella, el suelo del corral se transforma en la principal fuente de infección para el hombre y los animales. Es de destacar que los corrales se hallan con un gran acúmulo de excremento, orina, restos placentarios y suelo infiltrado con líquidos de los partos.

Con referencia a la aplicación de medidas de bioseguridad, la manipulación de fetos, placentas y líquidos de los partos normales o abortos, se efectúan en la mayoría de los casos a manos desnudas. Asímismo, el manejo de estos productos es variable, 12 (30 %) productores manifestaron que los perros consumen los desechos del parto, 5 (13%) los entierran, 15 (38 %) cuelgan los fetos y placentas en los árboles o en los techos de los corrales, 8 (20 %) expresaron que incineran los desechos.

El aprovechamiento de los animales faenados es generalmente para el consumo familiar y ventas ocasionales. La faena se desarrolla en los patios de las viviendas, efectuando el degüello, recolección de sangre, desollado y eviscerado, con la consecuente contaminación del suelo. La mayoría de los productores expresan que utilizan la sangre, corazón, hígado y pulmones para consumo familiar (elaboración de chanfaina), mientras que las vísceras no utilizadas para la preparación de alimentos, son suministradas a los perros sin previa cocción.

Con relación a la leche de cabra, su destino es enfocado a la crianza de otros animales lactantes, como lechones o cabritos guachos. La leche proveniente de bovinos, es utilizada fundamentalmente para la producción de quesos. Cabe destacar la falta de aplicación de técnicas de pasteurización para la producción de derivados de la leche.

Los niños participan en la gran mayoría de las actividades rutinarias de la cría de los animales, como el ordeño, cuidado de los animales recién nacidos (amamantamiento), encierro y liberación de los animales al pastoreo. En general estas tareas se realizan en los corrales, a los cuales ingresan descalzos.

En las visitas a los establecimientos educativos se determinó que en sus lineamientos curriculares no existían materias específicas que traten las zoonosis, como brucelosis y otras.

Foto nº 1. Aborto en cabra.

Foto nº 1. Aborto en cabra.

Foto nº 2. Resto de placenta en el corral.

Foto nº 2. Resto de placenta en el corral.

Fotos nº 4. Productor interviniendo en el parto sin protección de las manos.

Fotos nº 4. Productor interviniendo en el parto sin protección de las manos.

Foto nº 5. Niña alimentando a un ternero.

Foto nº 5. Niña alimentando a un ternero.

Fotos nº6. Niño participando en actividades de cría.

Fotos nº6. Niño participando en actividades de cría.

Foto nº 7. Faena de animales.

Foto nº 7. Faena de animales.

Discusión
La brucelosis en el hombre y los animales siempre ha sido una preocupación, tanto para la medicina veterinaria como salud pública, como lo demuestra la amplia bibliografía adjunta consultada, citando trabajos en Argentina (en Goya y en Formosa), como en Bolivia, Colombia y España. Las Organizaciones Internacionales, como la FAO, el PAHO, CEPANZO y la UNIESCO han organizado reuniones y remarcada la importancia de la educación sanitaria. Cuando la ocupación es íntimamente ligada a lavivencia diaria con animales enfermos o en los mataderos con escasas medidas sanitarias, las consecuencias sobre las tasas de morbilidad de los obreros son elevadas.

En el presente trabajo se cambia el enfoque de la encuesta, apuntando al conocimiento de los productores de pequeños hatos, los maestros rurales y alumnos de 4° y 5° año de la escuela primaria que trabajan con los pequeños rumiantes. Los resultados son al menos alarmantes y nuevamente señalan la prioridad de las autoridades educativas y sanitarias en salvaguardar del azote de la zoonosis a una importante parte de la población rural de menores recursos en Formosa.

 Conclusión
El análisis de los resultados demuestra que la población estudiada en general (productores, docentes y alumnos) presentaron un alto nivel de desconocimiento sobre las características vinculadas a brucelosis, principalmentelas relacionadas con el reconocimiento de especies y huéspedes susceptibles, modo de transmisión y métodos de prevención, tanto en la población animal como en la humana.

Si bien el nivel de conocimiento sobre brucelosis es muy deficiente, el grado de instrucción determinado en las entrevistas, muestra que los productores son alfabetos y que dicha situación muestra un plano favorable para la ejecución de programas de educación sanitaria sobre Brucelosis.

La crianza de caprinos y ovinos, implica un contacto diario con los animales y el manejo de materiales de alto riesgo, que potencialmente posibilitan la transmisión de la infección a la población humana, en el caso de majadas infectadas con Brucella melitensis, constituyéndose el corral como principal fuente de infección, debido a que la mayoría de los partos se presentan durante el encierro. Contrariamente en las explotaciones bovinas, debido a las técnicas de manejo utilizadas, el contacto de las personas con los animales es menor, consecuentemente el riesgo de infecciónestá restringido a un estrato especial de la población, entre ellos los Médicos Veterinarios y Matarifes.

La facilidad de la difusión de la infección entre animales se ve favorecida por el grado de desconocimiento de los mecanismos de transmisión de la enfermedad, que implica la persistencia de animales infectados o que hayan abortados en las majadas, situación que fue determinada en un 100 % de la población entrevistada. Más del 80 % de las personas ignoraban la importancia del consumo de leche cruda o sus derivados (sin pasteurizar) como vehículos de transmisión de brucelosis al ser humano y más del 90 %de los individuos desconocían que el hombre contrae la infección a través del manejo de los desechos del parto con las manos desnudas.

La población más expuesta a la infección por Brucella melitensis está representada por los niños, debido a que el desarrollo de los hábitos de higiene no son adecuados, dándose en muchas situaciones el consumo de alimentos en el corral o después de haber finalizado las tareas en el mismo, sin previo lavado de las manos. Otro factor que facilita la infección es el ingreso sin calzado a los corrales, teniendo en cuenta que el suelo del corral puede estar altamente contaminado con Brucella.

El conocimiento insuficiente sobre la enfermedad en el estrato correspondiente a los docentes, agrava más la situación debido a la falta de conocimiento y materiales para realizar educación sanitaria en las escuelas. Las instituciones educativas constituyen un pilar fundamental para inculcar en los niños los hábitos higiénicos, actitudes favorables para mejorar su salud y la de sus familias. Por ello, es necesaria la actualización del conocimiento y recursos, para respaldar las acciones educativas en las escuelas, trabajando en las etapas tempranas de la infancia.
De lo expuesto se desprende la necesidad de la implementación de una fuerte política de educación sanitaria destinada a la población en general. Este trabajo es el primer paso para su elaboración y el objetivo fue el de determinar las estrategias a utilizar para integrar a toda la comunidad en los programas de control y erradicación de Brucelosis. Es de suma importancia la participación de profesionales de la salud animal, del sistema agropecuario, agentes de salud pública, instituciones educativas, alumnos, niños, productores, asociaciones rurales y funcionarios públicos.

La aplicación de las herramientas disponibles como identificación, diagnóstico, segregación, sacrificio sanitario de los animales positivos, inmuno-profilaxis y la ejecución de una fuerte política de educación sanitaria debe realizarse en forma integrada y con la misma jerarquía que otras acciones sanitarias para lograr los mejores resultados en la lucha contra la enfermedad.

El objetivo fundamental de la educación sanitaria es que cada individuo alcance autosuficiencia en el cuidado de su salud y de su familia, comprendiendo el grado de peligrosidad que representa la Brucelosis para el hombre.

Bibliografía
Acha, Pedro N. y Szyfres Broris. “Zoonosis y enfermedades transmisibles comunes al hombre y a los animales”. Tercera edición. Organización Panamericana de la Salud (2001). Recuperado en junio de 2013. Disponible en htt//new.paho.org/chi/index.php?option=com_docman&task=cat_view&gid=686&Itemid=.pdf
Blasco J. M. (2013) y Bruno Garin-Bastuji (2013). “Congreso sobre Brucelosis”. Universidad de Navarra, España. Recuperado en julio de 2013. Disponible en http://www.unav.es/noticias/150601-05.html
Bulman G. Mauricio y H. Urquijo (1970). “La brucelosis bovina y la enfermedad concomitante en los obreros del Matadero Municipal de Goya (Corrientes, Argentina). Prensa Médica Argentina, Buenos Aires, noviembre 1970. Zoonosis (Revista del Centro Panamericano de Zoonosis, PAHO-WHO), Buenos Aires, 2:36-38, 1971.
Bulman, G. Mauricio. “La brucelosis en la óptica de Salud Pública”. Proyección Rural (Bs.Aires), IV, 40:12-13, 1971.
Bulman, G.M., W. Céspedes y R. Arandia. “Prevalencia de brucelosis animal y en el hombre en el Matadero Municipal de Cochabamba (Bolivia). “IIIa. Reunión Nacional de Investigadores en Ganadería, Tarija (Bolivia), 1975. Zoonosis (Revista del Centro Panamericano de Zoonosis, PAHO-WHO), Buenos Aires, 1975.
Calderón Gabriel (1980). “Diagnóstico sobre conocimiento de brucelosis en cinco municipios del altiplano norte de Antioquia”. Universidad Nacional-Instituto Colombiano Agropecuario. Bogotá, Colombia. Recuperado en julio de 2013.                                      Disponible en http://corpomail.corpoica.org.co/BACFILES/BACDIGITAL/6448/s2d52EBC2E182B0007C7F09427F250D11E0_1.pdf
Clark, R.; Gastalde, R.; Sequeira, G.J.; Dalla Santina, R.O.; Marti, L.E. (1998).”Brucelosis Bovina: Factores socioeducativos y nivel de conocimiento de los productores lecheros como condicionante  de la erradicación de la enfermedad”. Revista FAVE 12(2)53_57.Recuperado en octubre 14, 2012 disponible en http://bibliotecavirtual.unl.edu.ar:8180/publicaciones/bestran/1/245/1fave-v12-n2p53-57.pdf
Comité mixto FAO/OMS de expertos en Brucelosis, Quinto Informe, Ginebra 1986.Recuperado en Marzo 2013, disponible en www.who.int/topics/brucellosis/es/
 Mancebo, O.A.; Russo A.M.; Casco L.R.; Monzón, C.M.; De la Rosa, S. Brucelosis en caprinos de asentamientos aborígenes en el Departamento Ramón Lista. Jornada de Ciencia y Tecnologías, Formosa (Argentina), noviembre 2002.
Organización Mundial para la Salud. Educación Para la Salud. “Manual sobre educación sanitaria en atención primaria de salud”. Informe técnico, Ginebra 1989. Recuperado junio 2013, disponible en www.navarra.es/NR/rdonltres/.049b385.pdf
TrunkTaracido, ChamosaSmyth, Otero Gestal. “El papel del maestro en la educación sanitaria”. Recuperado en junio 2013, disponible en http-/dspace.usc.es/bitstream/10347.367.1/pg_150-159_adaxe5.pdf-159_adaxe5
Turner, C. E. “Planeamiento de la Educación Sanitaria en las escuelas primarias” (1967). Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.  Editorial TEIDE. S. A. Bori y Fontestá, 18 Barcelona-6.
Wallach Jorge. “Brucelosis: situación en los humanos”. XllMesa Caprina Nacional, marzo de 2007. Recuperado en julio 2013. Disponible en www.minagri.siia.gob.ar/site/ganaderia.

Agradecimiento
Los autores agradecen al Dr. G. Mauricio Bulman por la revisión y corrección del trabajo, y la redacción del resumen en inglés.