Viernes, 13 de diciembre de 2019

DICIEMBRE de 2019
Volumen XXXVI 
N° 380
ISSN 1852-317X

Archivo

julio 2015

Hospitales Veterinarios: ¿Qué son y qué deben ser?

Opinión del Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires.

Dos preguntas que se deben responder reflexionando acerca del recorrido realizado hasta el momento, de su implicancia social, su efectividad, el rol profesional y todos los actores y condiciones que deben tenerse en cuenta para armar una estrategia futura que contemple tres factores fundamentales: la Tenencia Responsable, el Bienestar Animal y la Salud Pública.

Este tipo de actividad comenzó a desarrollarse hace más de 35 años por ­­­MAPA (Movimiento Argentino de Protección Animal), una entidad con sede central en CABA y que paulatinamente, a través de un sistema parecido a una franquicia, fue expandiéndose en la Provincia de Buenos Aires.

El objetivo era brindar un servicio de atención veterinaria accesible a personas carentes de recursos económicos, fin loable que competía con la profesión privada en condiciones ventajosas, ya que, en la mayoría de los casos, no cumplían con los requerimientos edilicios y profesionales adecuados. Además, era factible porque contaba con el aval de profesionales que trabajaban para esta entidad, autodenominada sin fines de lucro, donde accedían dueños de mascotas con recursos económicossuficientes. El Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires debió confrontar con esta problemática durante muchos años y con el paso del tiempo la población se dio cuenta de que la atención que se pretendía proveer no erala adecuada, precipitando de esta manera su desaparición.

En la misma época, también comenzó a funcionar otro centro de atención cuyo servicio compartía los mismos objetivos básicos. La diferencia radicó en que tuvo su origen en un centro antirrábico municipal: el Centro de Zoonosis de la Municipalidad de San Martín, muy recordado por todos los veterinarios. En este caso, valiéndose de los recursos municipales y mediante el pago de un bono contribución, se ofrecía el servicio de castraciones anexando a la atención clínica quirúrgica general y especializada. Esto también competía en condiciones ventajosas con los profesionales de atención privada. En este caso, con la ayuda de colegas, el tiempo y la justicia (en ese orden), el Colegio logró, prácticamente, desactivar este centro.

Posteriormente, aparecieron algunos intentos de atenciones veterinarias en centros de zoonosis municipales que se autodenominaban hospitales veterinarios, pero que, no cumplimentando ninguno de los requisitos necesarios para funcionar como tal, fueron perdiendo vigencia a consecuencia de su propio accionar.

Luego del decreto presidencial N°1088/11 de Tenencia Responsable, proliferaron distintas prestaciones veterinarias bajo el pretexto común de castraciones masivas y un ¿vale todo?: Creación de pseudo-hospitales veterinarios, castraciones en sociedades de fomento, campañas de desparasitación, etc.

A partir de este resumen histórico – del pasado y del presente – es posible responder las dos preguntas iniciales e intentar aportar un nuevo punto de vista orientado al futuro.

¿Qué son?
En todos los casos, hablamos de intentos individuales de organizaciones o pseudo –proteccionistas (sin ningún tipo de responsabilidad civil), casi siempre avaladas políticamente por las autoridades de turno y que no cumplen con la legislación Nacional o Provincial que nos rige.

¿Qué deben ser?
Los futuros hospitales veterinarios deben ser centros de atención veterinaria que cumplimenten toda la legislación Nacional y Provincial vigente en referencia a normas edilicias y profesionales. En el caso de ser Municipal, los profesionales que se desempeñen deben entrar en la carrera médico hospitalaria tal cual lo exige la legislación actual.

El Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires sostiene, desde siempre, los principios mencionados y demandará a las autoridades de turno, la responsabilidad que les cabe por no cumplimentar con las normas vigentes, como también a los colegas que no actúen salvaguardando las normativas y el código ético vigente.

El futuro
Para armar una estrategia hacia el futuro creemos necesario discutir con todos los componentes de la sociedad tres puntos fundamentales: Tenencia Responsable, Bienestar Animal y Salud Pública.

La sociedad actual ha decidido, por distintas razones -que no se pueden desarrollar aquí pero constituyen un material para seguir reflexionando-, interactuar y relacionarse de otra manera con los animales de compañía. Esto conlleva a tomar conciencia de los desafíos que plantea este nuevo paradigma a la sociedad en su conjunto y a los veterinarios en particular. Desde el Colegio, se cree  necesario plantear, en cualquier mesa de consenso,  los tres puntos planteados precedentemente para que se tome conciencia de la figura del “tenedor responsable”, con pautas que garanticen el bienestar animal y salvaguarden la salud pública.

Para cumplir con ese objetivo,los primeros responsables son las autoridades Nacionales,Provinciales y Municipales: Deben garantizar el cumplimiento de toda la legislación vigente,no utilizar esta problemática con fines políticos (o mirar para otro lado para no abordar el tema) y sobre todo,desarrollar la conciencia  para considerarlo como acción de política pública. Por otra parte, debe darse la discusión social del tema y preguntarse: ¿debe existir un hospital veterinario público y gratuito? Como es sabido, nada es absolutamente gratuito, ni siquiera el hospital público humano. Todo es pagado por la sociedad en su conjunto ¿Pagaría la sociedad un hospital veterinario público gratuito? Esa es la discusión que debemos darnos y no todos los artilugios que históricamente se proponen en desmedro del ejercicio profesional privado.

El Colegio de Veterinarios no está en contra del Hospital Veterinario Público, siempre y cuando se garantice la legalidad y jerarquización de los profesionales veterinarios que allí se desempeñen,respetando todas las normas vigentes,como la cumplen aquellos que realizan el ejercicio profesional privado. El objetivo, como siempre, es la defensa de la Salud Pública.

www.cvpba.org