Sábado, 21 de septiembre de 2019

SEPTIEMBRE de 2019
Volumen XXXVI 
N° 377
ISSN 1852-317X

Archivo

agosto 2015

Curso de Verano para infantes realizó la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de Chiapas. México.

EN LA UNACH.
Fuente: El Heraldo de Chiapas, México.
1 de agosto de 2015.
Por espacio de tres días y con gran éxito, se desarrolló el Segundo Curso de Verano 2015, dirigido a niñas y niños del nivel básico y que tuvo como sede las instalaciones de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Campus II de la Universidad Autónoma de Chiapas.
En entrevista, la Coordinadora de esta actividad lúdica y de conocimientos, Virginia Ramos Castro, explicó que estos días, académicos de la máxima casa de estudios adscritos a las facultades de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Humanidades y Arquitectura, compartieron con los infantes información sobre distintas especies y la responsabilidad en el cuidado del medio ambiente.
Agregó que más de 50 menores procedentes de distintas instituciones educativas de Tuxtla Gutiérrez conocieron los trabajos que se efectúan en el área de incubación de iguanas, visitaron la Clínica de Pequeñas Especies con que cuenta esta facultad y tuvieron un acercamiento al sitio donde se reproducen conejos.
Puntualizó que también se integraron a clases de musicoterapia en la cual realizaron diferentes actividades y dinámicas, practicaron diferentes deportes, y desarrollaron su creatividad manual al diseñar y construir diferentes figuras de papel, para finalmente visitar el lugar de esta facultad donde se reproducen cocodrilos.
Por su parte, el director de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Campus II, José Alfredo Castellanos Coutiño, enfatizó que este curso se realizó también con la finalidad de concientizar a los niños acerca del cuidado ambiental y la forma de relacionarse con distintas especies, además de adquirir conceptos de medicina preventiva.
Resaltó que las niñas y los niños, de entre 5 años hasta los 12 años, visitaron todas las áreas de producción, tanto de los animales domésticos como de fauna silvestre, así como las clínicas y laboratorios, donde se les explicó la responsabilidad que implica tener en casa determinada mascota.
«Uno de los principales objetivos del curso de verano 2015 fue enseñar el papel que el médico veterinario tiene tanto en la producción como en el cuidado sanitario; pero sobre todo inculcar los valores hacia el cuidado y preservación de nuestro medio ambiente con diversas dinámicas», concluyó.