keyboard_arrow_up
septiembre 2015

Avicultura: Bioseguridad exterior.

Artículo de opinión de MVZ Oscar Rivera García.
garios@une.net.co

En la década de los años 1970 se empezó a escuchar el término Bioseguridad con una definición genérica, bastante sencilla: “Son todas aquellas medidas preventivas que tienen como fin evitar la entrada de agentes infecto contagiosos a un establecimiento avícola y evitar que se difundan a otras explotaciones vecinas”. Años más tarde la definición inicial ha sido actualizada, complementada y adaptada a diferentes disciplinas: “Son todas aquellas normas de manejo, vigilancia y control, que aplicadas en forma PERMANENTE tienen como fin evitar los riesgos biológicos, químicos y físicos, en todos los establecimientos en donde se manejen seres vivos, humanos, animales, vegetales, preservar la salud de los operarios y evitar su difusión del sitio afectado a otros similares”. En la actualidad debido al enorme crecimiento de la población humana y animal, a la comprobación de la difusión mundial de virus, bacterias, hongos, transportados por el hombre a través de la aviación y por fenómenos naturales como el viento (huracanes, vendavales, tornados, ciclones) y el agua (lluvias intensas, inundaciones, tsunamis) las medidas actuales de bioseguridad deben ser más estrictas y abarcar no solo lo relacionado con el hábitat interior de las instalaciones avícolas sino también con el hábitat exterior que busca mantener un medio ambiente ojalá libre de microorganismos o por lo menos con una carga mínima de agentes infectocontagiosos.

Para ver el artículo completo clic aquí