Domingo, 25 de agosto de 2019

AGOSTO de 2019
Volumen XXXVI 
N° 376
ISSN 1852-317X

Archivo

septiembre 2015

Biogénesis Bagó presentó su Programa Estratégico para el control de la Garrapata (PEGA).

Del evento realizado en Corrientes participaron autoridades oficiales, representantes de los productores ganaderos y también de la profesión veterinaria.
Se propuso la aplicación de un plan sanitario integral.

Con el objetivo de ofrecer una estrategia integral que permita a los rodeos bovinos del NOA y el NEA expresar su máximo potencial posible, Biogénesis Bagó presentó el pasado 16 de septiembre su Programa Estratégico para el Control de la Garrapata (PEGA) en la provincia de Corrientes.

Del encuentro participaron más de 250 personas, entre las cuales se encontraron representantes del Senasa y del INTA, así como también de otras instituciones que agrupan a los productores y un importante número de asesores veterinarios de distintas regiones. “Esta acción se enmarca en el Plan Fronteras Productivas que lanzamos hace unos meses y nos permite hablar no sólo de un producto, sino de la importancia de ofrecer planes sanitarios completos para que, bajo el asesoramiento de un veterinario, los productores logren mitigar las pérdidas que ocasiona la garrapata en la producción de la zona”, sostuvo Nicolás Luciani, gerente de Ventas de Biogénesis Bagó. En este sentido, el médico veterinario Sebastián Crudeli destacó que con la implementación del PEGA “se podrá bajar la carga de garrapatas de los campos y en los animales, evitando la aparición de resistencia a principios activos y alcanzando una mayor productividad de los rodeos”. Además, el representante técnico de Biogénesis Bagó dejó en claro que se trata de un programa por el cual se pone a disposición de los productores una serie de herramientas que permiten mejorar la conversión de alimentos, a la vez de incrementar los índices reproductivos de los animales, la producción de leche y el estado sanitario general de los rodeos.

“En definitiva, proponemos un mix de tecnologías que posibilitarán alcanzar un mayor número de terneros (más pesados) por vientre y favorecer la disminución de casos de tristeza bovina en los campos”, agregó Crudeli. En la misma línea, Jesús Pesoa -gerente de Innovación del laboratorio – mencionó que con el lanzamiento de productos como Aspersin, Forbox y la Bagomectina Star, Biogénesis Bagó completa su portfolio de principios activos y métodos de aplicación para avanzar en la lucha contra la garrapata. “Esto nos permite ser flexibles y eficaces a la hora de pensar en programas estratégicos para diferentes regiones, establecimientos y circunstancias”, explicó el médico veterinario. Y agregó: “Teniendo en cuenta que esta problemática afecta a unas 10 millones de cabezas en la región, es que seguiremos llevando adelante jornadas y capacitaciones en diferentes lugares de Corrientes, pero también de Chaco y el norte de Santa Fe. “Lo más económico es erradicar la garrapata”.  En el lanzamiento del PEGA también estuvo presente el consultor privado Abel Vogel quien expuso estrategias concretas para avanzar en la lucha contra la garrapata, cuidando la vida útil de los principios activos disponibles. “Hoy estamos en niveles altos de parasitación tanto en el NOA, como en el NEA, donde –por cuestiones climáticas- se completarán cuatro generaciones de garrapatas (una más de lo habitual)”, explicó el profesional. Y enfatizó: “Esto significa que si no realizamos los controles y tratamientos necesarios, vamos a tener graves problemas a campo”. En este sentido, Vogel fue contundente en cuanto al modo en que la región debe trabajar en el corto y mediano plazo: “Ya no podemos depender exclusivamente de la estructura del Senasa; se hace imprescindible un cambio de mentalidad tanto por parte del ganadero, como de su corresponsable sanitario, quienes muchas veces relativizan las pérdidas que ocasiona la garrapata, hasta que comienzan a ver mortandades por Tristeza Bovina”. Además, el disertante dejó en claro que se debe comenzar a hablar de “campos enfermos” y ya no más de “animales con ectoparasitosis”. En cuanto a este cambio de paradigma, Vogel amplió la importancia de que los veterinarios tomen real conciencia de la necesidad de erradicar la garrapata de sus campos. “Nos hemos acostumbrado a convivir con el problema”, sostuvo.

Claro que para lograr estos objetivos, el médico veterinario presentó una serie de estrategias, destacando que la primera decisión que debe tomar el ganadero es si quiere erradicar o convivir con la garrapata. “Si bien en lo personal siempre he creído que es más rentable la primera de las alternativas, existen hoy herramientas para concretar exitosamente las dos posibilidades”, sostuvo el referente. Y ejemplificó: “Tradicionalmente, la garrapata se trató por medio de baños de inmersión hacia los cuales debíamos llevar los animales; mientras que hoy con los inyectables y los pour on, también podemos trasladar los productos al bovino. No tenemos excusas para no completar los tratamientos y esto es imprescindible para no seguir fomentando resistencia a los principios activos”. Culminando su disertación, Abel Vogel respondió una serie de preguntas y concluyó: “Es más económico erradicar la garrapata que convivir con ella. Se puede y debemos hacerlo”.

Para más información sobre Biogénesis Bagó, visite www.biogenesisbago.com