keyboard_arrow_up
septiembre 2015

Dirofilariosis, dioctophymosis e infección de tracto urinario superior en un canino. 

Vet. Arg. – Vol.  XXXII –  Nº  329 – Septiembre 2015.
Pérez Tort, G1;2; Iglesias, M.F.1 ; Prati,B.2

Resumen
Los autores reportan el caso de un canino afectado por Dioctophyma renale, Dirofilaria immitis e infección del tracto urinario superior con Psedomnona aeruginosa. Se describe su tratamiento.
Palabras clave: Dirofialariosis, Dioctophymosis, infección tracto urinario alto perro. 

Dirofilariosis, dioctophymosis and upper urinary tract infection in a dog.
SummaryThe authors report the case of A dog suffering from Dioctophymosis, Heartworm and Upper Urinary Tract infection due to Pseudomonas aeruginosa. Treatment and evolution are discussed.
Key words: Heartworm, Dioctophyma, upper urinary tract infections, dog.
 1 Universidad de  Buenos Aires, Facultad de Ciencias Veterinarias.
2 Hospital Veterinario de Virreyes, Acceso norte 2502, San Fernando, Prov. de Buenos Aires.
gabrielapt@gmail.com

Introducción
La presencia conjunta de estas dos parasitosis en animales provenientes o que frecuentan el Delta del Paraná ha sido ya documentada por los autores. Así como la predisposición de los pacientes con Dioctophyma a infecciones del tracto urinario alto.

Las bacterias del género bacteriano  incriminado en este caso, Pseudomonas, son ubicuas, gramnegativas, no pertenecen a Enterobacteriaceae. Se encuentran en agua, tierra y animales. La pseudomónada más importante y patógena oportunista es  Pseudomonas aeruginosa. Se produce colonización con Pseudomonas spp. cuando la capa de fibronectina que cubre las células del hospedador se rompe por infección o trauma mecánico.  Los pilus y la enzima S de Pseudomonas spp promueven la adherencia a células epiteliales y la sustancia mucosa extracelular es antinfagocitica. Han sido aisladas en úlceras corneales, piodermias profundas, otitis, infecciones de vías urinarias, prostatitis, osteomielitis, rinitis crónica (en gatos), neumonía, piotorax, endocarditis bacterianas y en casos de sepsis.

La amicacina es un antibacteriano aminoglucosido muy efectivo contra Pseudomonas spp. se concentra en tejido renal y se excreta sin cambios en la orina entre su contraindicaciones se encuentra la falla renal.

El meropene es un antibiótico B- lactamico del grupas de las carbapenemas indicado para el tratamiento de microorganismo resistente entre ello Pseudomonas auroginosa, se excreta entre el 60 y 80% por orina, como contraindicaciones se encuentra la falla renal y entre sus reacciones adversa la tromboflebitis.

Materiales y métodos
Los autores reportan el caso de un canino de aproximadamente 10 años de edad, de raza indefinida y 12,5 kg de peso que había sido recogido en la localidad de Tigre,  a la vera del Rio,  en la primera circunscripción de Islas.

FORO UNO

Anamnesis: Hacía un año y medio el paciente había sufrido la nefrectomía del riñón derecho,  por estar afectado el mismo por Dioctophyma renale. En dicho momento al paciente le fue practicado un cateterismo uretral. Concurrió luego a otro profesional que realizó un estudio sanguíneo de control. En el hemograma  aparecieron microfilarias, por este motivo fue  derivado a nuestra consulta.

Síntomas: El paciente presentaba dolor lumbar, segundo ruido cardíaco desdoblado, soplo sistólico mitral 2/6 y tricúspideo 1/6, FC 160 mucosas levemente pálidas. Se tomaron muestras de orina para sedimento urinario y urocultivo (mediante sondaje uretral estéril), se extrajo sangre (de la vena safena externa) para chequeo general,  test de Ag y Knott además de ecografía abdominal, radiografía torácica y electrocardiograma. Se solicitó a los propietarios que tomaran muestras de materia fecal para coproparasitológico. Resultado de la orina: densidad 1024, ph 6, proteínas +++, sedimento escasa glóbulos blancos, células epiteliales aislados; Urocultivo: Pseudomonas aeruginosa sensible a imipenem, meropenem, colistin, amikacina, gentamicina, piperacilina-tazobactan, resistente al resto.

Sangre: hematocrito 34, sólidos totales 6, hemoglobina 12, glóbulos rojos: 5.000.000/mm3, glóbulos blancos 22.800/mm3, plaquetas 200.000 /mm3 , neutrófilos segmentados 82, neutrófilos en banda 0, linfocitos10, monocito 5, Eosinófilos y Basófilos 0, CUS 95, Creatinina 2,1, ALT 27 y FAS 360, numerosas microfilarias en el suero, Test de Knott positivos y test Ag positivo, Materia fecal: huevos de Trichuris vulpis . RX de Tórax: corazón globoso, y arterias pulmonares ligeramente taladas, espondilartrosis incipiente. Ecografía abdominal: vejiga distendida por orina pared sin particularidades, contenido con sedimento urinario bazo esplenomegalia moreda riñones derecho no posee, izquierdo: tamaño 7,4×4,1 contornos definidos moderada pérdida de la definición corticomedular pelvis renal con signos de inflamación sugerente de pielonefritis, hígado parámetros ecográficos conservados, vesícula biliar sin particularidades, estomago e intestino sin particularidades, próstata: prostatomegalia moderada(5,6 x 4,6cm). Testículo izquierdo imagen focal heterogenia sugerente de neoplasia testicular, testículo derecho imagen focal sugerente de neoplasia incipiente.

ECG y consulta cardiológica: se evidenció sobrecarga eléctrica de ventrículo izquierdo, Insuficiencia cardiaca IB, complejo mitral tricuspídeo.

Microfilaria en una gota (método directo).

Microfilaria en una gota (método directo).

Microfilaria en un hemograma.

Microfilaria en un hemograma.

Resultados
Respecto de la dirofilariosis el paciente se consideró clase II.
Los pasos terapéuticos a seguir fueron: a) preventivo de dirofilariosis, b) control de la infección renal, c) tratamiento de la Trichurosis, d) tratamiento de la espondilartrosis, e)  orquidectomía,  f) tratamiento  de estabilización cardíaca y de dirofilariosis y posterior tratamiento adulticida, g) tratamiento microfilaricida.

Se detallan a continuación los procedimientos realizados señalándolos  con la letra correspondiente a la entidad a  controlar: a) y c) se aplicó imidacloprid/moxidectin (Advocate®) cada /30 días en forma tópica

b) tratamiento con amikacina dosis (7mg/kg) 88mg SC/12hs por 7 días, internado con fluidoterapia permanente, se le suministró hierro elemental Im con solvente indoloro, una sola dosis, vitamina B EV lento todos los días y sucralfato por vía oral. Carvedilol, dieta hiposódica. A los tres días se le realizó un chequeo sanguíneo, cuyos resultados fueron los siguientes: glucemia 99 mg/dl, hematocrito 39, sólidos totales 5,2; hemoglobina 14; glóbulos rojos: 5.5×106/mm3, glóbulos blancos 15200/mm3, plaquetas 220.000/mm3, neutrófilos segmentados 77%, neutrófilos en banda 0 %, linfocitos 15, monocitos 1, Eosinófilos 7, Basófilos 0, Microfilarias en el frotis, CUS 30, Creatinina 1, ALT 25, FAS 180. Al cabo de 9 días se tomó un nuevo urocultivo que fue positivo a Pseudomonas aeruginosa, sensible a amikacina, gentamicina, colistin, pipertazo, imipenem, meropenem. Se instauró una terapia con meropenem (121 mg/kg EV, disuelto en 50ml de solución fisiológica en infusión durante media hora) durante 8 días. El paciente permaneció internado, con un catéter EV abbocath con tapón y no recibía fluidoterapia permanente. Al término de este tratamiento la creatinina fue 0,9 y el urocultivo negativo.

d) Glucosaminoglicanos inyectables una vez x semana.

e) A los 10 día de finalizado el tratamiento explicado en b) se realizo la orquidectomia. En este momento se tomó un nuevo urocultivo cuyo resultado fue negativo.

f) Se dosificó con carvedilol 6,5mg/12hs, dieta hiposódica, se indicó recibir doxiciclina, meprednisona y sucralfato 15 días previos a la internación de la primera fase del tratamiento adulticida. Durante esta fase del tratamiento permaneció internado por 15 días y recibió melarsomina (immiticide ®) IM una dosis. A los 30 días recibió doxiciclina, meprednisona y sucralfato y fue internado nuevamente para la segunda fase del tratamiento adulticida con dos dosis del tratamiento de Immiticide®. Luego de un mes de realizado el tratamiento adulticida se realizó el tratamiento microfilaricida mediante la aplicación semanal de moxidectina tópica (Advocate®). Este último lo realizaron los propietarios en su domicilio.

Al ser dado de alta el paciente pesaba 14,5 kg, test Knott negativo, test de Ag negativo, hematocrito 40, creatinina 0,9. Su Frecuencia cardíaca era  110 y no se auscultaba el desdoblamiento del segundo ruido. Se mantuvo el tratamiento con carvedilol y glucosaminoglicanos. El paciente vivió un año más, controlado por su veterinario de cabecera y  falleció por falla cardíaca izquierda.

Discusión
Como ya se mencionó cuando se diagnostica Dioctophyma renale en un canino será necesario solicitar los estudios de sangre que puedan poner en evidencia la presencia o ausencia de Dirofilaria immitis (y viceversa).  Sólo una gran cantidad de microfilarias en sangre circulante permiten encontrar las microfilarias en un hemograma como sucedió en este canino.

Así mismo los procedimientos como cateterismo, etc. deberán realizarse con rigurosa asepsia, y cuando los pacientes están afectados por Dioctophyma renale será necesario realizar urocultivo en todos los casos.

Respecto de la elección de la amikacina al momento de recibir el antibiograma no se conseguía meropenem y dadas las particularidades de este aminoglucósido se decidió mantener al paciente con fluidoterapia para proteger el riñón izquierdo.  Afortunadamente se pudo instaurar la terapia con meropenem que negativizó al enfermo.

 Bibliografía

  1. BARSANTI J.2008 Infecciones genitourinarias. Enfermedades infecciosas. Greene C. Capitulo 91 Pag 1025-1055.
  2. DEN TOOM O., GARAVELLI F., RAFFO S., DANNA E., ALVAREZ A., AND PÉREZ TORT G. “The clinical value of ultrasonography in the diagnosis of canine dioctophymosis XXIII Congress of the World Small Animal Veterinary Association, Buenos Aires, Argentina. 5-10 octubre de 1998
  3. GREEN C. 2008. Enfermedades infecciosas.
  4. KRAMER L, GRANDI G, LEONI M, PASSERI B, McCALL J, GENCHI C, MORTARINO M, BAZZOCCHI C. “Wolbachia and its influence on the pathology and immunology of Dirofilaria immitis infection”. Veterinary Parasitology 158 (2008) 191-195.
  5. KRUTH S.2008. Infecciones bacterianas gramnegativas. Enfermedades infecciosas. Greene C. Capitulo 37 Pag 356-367.
  6. McCALL JW, GENCHI C, KRAMER L, GUERRERO J, DZIMIANSKI M T, SUPAKORNDEJ P, MANSOUR A M, McCALL SD, SUPAKORNDEJ N, GRANDI G, CARSON B.“Heartworm and Wolbachia: Therapeutic implications”. Veterinary Parasitology 158 (2008) 204-214.
  7. OSBORNE C. 1999. A Clinical Guide to Compassionate Patient Care
  8. PÉREZ TORT, G, PETETTA, L. RODRIGUEZ, E. 1998. “Survey of Dirofilaria immitis in dogs in six prevalent areas of Argentina”
  9. PÉREZ TORT, G.; WELCH, 1998 Enfoque Clínico De Las Enfermedades Parasitarias De Los Perros Y Los Gatos».ed Agrovet
  10. PÉREZ TORT, G.; ROSA, A.; RIBICICH, M; MEYER, P.; WELCH, E.; CASALONGA, O.; REINO, P. 1995. «Dirofilariosis canina». Revista de Medicina Veterinaria. Vol.76 Nº3 191-198. 1995.
  11. PÉREZ TORT, G.; ROSA, A.; RIBICICH, M; MEYER, P.; WELCH, E.; CASALONGA, O.; REINO, P. 1995. «Dirofilariosis canina». Revista de Medicina Veterinaria. Vol.76 Nº4 228-240. 1995.
  12. PÉREZ TORT, G Dirofilariosis canina realidad o ficción? 2007Actualización en Salud Pública, publicación del Consejo Profesional de Médicos Veterinarios; Editorial: Proxar; Diciembre 2007; 22-29.
  13. PÉREZ TORT, G.; IGLESIAS, M.F 2012 Asociación entre infecciones naturalmente adquiridas de Dirofilaria immitis y Dioctophyma renale en perros de la zona norte del gran Buenos Aires. Vet Arg. – Vol. XXXII – Nº 326 Julio 2015. veterinariaargentina.com
  14. PÉREZ TORT, G.; IGLESIAS, M.F 2015 Dirofilariosis una enfermedad en expansión – Vol. XXIX – Nº 294 – Octubre 2012. veterinariaargentina.com
  15. SIMON F, MORCHON R, RODRIGUEZ-BARBERO A, LOPEZ BELMONTE J, GRANDI G, GENCHI C. “Dirofilaria immitis and Wolbachia-derived antigens: Its effect on endotelial mammal cell”. Veterinary Parasitology 158 (2008) 223-231.