Viernes, 13 de diciembre de 2019

DICIEMBRE de 2019
Volumen XXXVI 
N° 380
ISSN 1852-317X

Archivo

septiembre 2015

Panamá: faltan médicos veterinarios.

La demanda de médicos veterinarios en los ministerios de Salud y de Desarrollo Agropecuario es cada vez mayor para enfrentar el reto de mantener la bioseguridad alimentaria y prevenir la transmisión de enfermedades de los animales al hombre.

Estadísticas de la Asociación Nacional de Médicos Veterinarios de Panamá dejan en evidencia que en el país solo se cuenta con el 50% de estos profesionales requeridos para cubrir los programas de seguridad alimentaria y zoonosis.

José Torres, presidente de esa agrupación, explicó que entre el Ministerio de Salud (Minsa) y el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida) hay 241 veterinarios, cuando la cantidad mínima debe ser 500.

La cifra es producto de un diagnóstico hecho por la organización, denominado: Debilidades del sistema de vigilancia epidemiológica de la salud pública veterinaria (Protección de alimentos y control de zoonosis), cuarentena y salud animal en el pasado gobierno.

El estudio, que está en proceso de actualización, da cuenta que el sector público carece de médicos veterinarios.

Torres advirtió que en las provincias de Bocas del Toro y Darién, el Departamento de Protección de Alimentos del Minsa solo tenía dos profesionales y en las comarcas no existe vigilancia de los alimentos que consume la población ni control de zoonosis.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que gran parte de las actividades de salud pública veterinaria tiene relación con el proceso de la cadena alimentaria, conocido como “del campo a la mesa”, que comienza con la cría de animales y pasa por los mataderos, la fabricación, el transporte y la venta de alimentos, hasta llegar al consumidor.

Más profesionales

Proyecciones de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Panamá (UP) indican que se requieren 900 nuevos de estos profesionales para el sector privado y público.

El decano de la facultad, Carlos Morán, manifestó que, basado en el número de habitantes en Panamá, se necesitan 2 mil médicos veterinarios, pero la cantidad actual no llega a mil.

Es más, expresó que, en promedio, 35 estudiantes se gradúan al año en esa facultad.

Un relajamiento de las medidas de control, tanto de seguridad alimentaria como zoonosis, puede generar daños irreparables al país, ya que pueden darse enfermedades que afecten a los animales y a las personas que consumen los productos.

Acciones

El director de Salud Animal del Mida, Bredio Velasco, informó que su institución comenzó a nombrar al personal en las áreas donde detectaron su carencia, como las provincias de Bocas del Toro, Darién, Los Santos y Panamá, con la finalidad de reducir el déficit.

En ese sentido, la directora Nacional de Salud, Itza Barahona de Mosca, explicó que, junto con los médicos veterinarios, contratarán a técnicos agropecuarios para ayudar en las labores de inspección.

La funcionaria manifestó que en estos momentos se refuerzan las áreas críticas como fronteras y mercados, sin embargo, requieren aumentar el personal para una vigilancia completa.

Reportes del Minsa indican que en el país hay 989 médicos veterinarios debidamente acreditados.

Fuente: http://www.prensa.com/