keyboard_arrow_up
octubre 2015

Quiste Equinococosis en Irán.

Vet. Arg. – Vol.  XXXII –  Nº  330 – Octubre 2015.
Babaahmady, Ebrahim*.

Resumen
El quiste equinococosis o hidatidosis o quiste hidatídico o hidatídico hepático hidatídico hepático es una enfermedad relativamente frecuente en nuestro medio, que puede asociarse con quistes de localización pulmonar y, con menor frecuencia, en los riñones, hueso, cerebro, músculo, bazo, ojo, etc. Es una zoonosis cosmopolita. La equinococosis o hidatidosis humana es una parasitosis causada por cestodos del género Echinococcus. Los agentes etiológicos son las formas larvarias de especies del cestodo Echinococcus. Su sintomatología es comparable a la de tumores de crecimiento lento y depende de la localización y tamaño del quiste hidatídico. El diagnóstico histopatológico positivo se basó en la observación de la morfología de los quistes. Sobre un total de 152 muestras diagnosticadas y observadas anatomopatológico  y histopatológico fueron, unos 129 de hígado y unos 23 de pulmón. Las especies E.granulosus y E. multilocularis, agentes causales de la equinococosis quística y equinococosis alveolar, respectivamente, son los más importantes desde el punto de vista de salud pública y por su distribución geográfica e impacto económico a nivel mundial. Este parásito toma como hospedadores definitivos a los cánidos y como intermediarios a los rumiantes, porcinos, especies selváticas y al hombre. En las plantas faenadoras durante la inspección de los órganos se decomisan y eliminan todos aquellos con lesiones sospechosas de hidatidosis, no obstante nos aporta datos para conocer la prevalencia, distribución, y evaluar planes de control y erradicación.
Palabras claves: Bovino, Hidatidosis, Inspección en la faena, Diagnóstico anatomopatológico, Diagnóstico histopatológico

Echinococcosis Cyst in Iran.
Summary
Hepatic hydatid cyst or hydatid disease or echinococcosis hydatid cyst is a relatively common disease in our country, which may be associated with lung cysts location and, less commonly, kidney, bone, brain, muscle, spleen, eye, etc. It is a cosmopolitan zoonosis. Human hydatid echinococcosis is a parasitic disease caused by tapeworms of the genus Echinococcus. The etiologic agents are the larval form of the tapeworm Echinococcus species.

Its symptoms are comparable to that of slow-growing tumors and depends on the location and size of hydatid cyst. Positive histopathological diagnosis is based on observation of the morphology of the cysts. Of a total of 152 diagnosed and observed pathological and histopathological samples were, about 129 liver and about 23 lung.

The E. granulosus and E. multilocularis species, causal agents of cystic echinococcosis and alveolar echinococcosis respectively, are the most important from the point of view of public health and its geographical distribution and economic impact worldwide. This parasite taken as definitive hosts and canids as intermediaries to ruminants, pigs, wild species and man. In slaughtering plants during the inspection bodies are seized and removed all those with suspicious lesions of hydatid disease, however gives us data to determine the prevalence, distribution, and evaluate plans for control and eradication.

Keywords: Cattle, Hidatidosis, Inspection injury, pathological diagnosis, histopathological diagnosis* D.V.M, Ms.Sc, D.V.SC.
Vetrerinary Faculty, University of Ilam, Ilam City, Irán.
ebrahim_12@yahoo.com

Introducción
El término hidatidosis es utilizado para describir la zoonosis producida por quistes hidatídicos, larvas enquistadas del metacéstodo que pertenece al género Echinococcus que parasita el intestino del perro.(1) La hidatidosis tiene una distribución mundial, relacionada con la ganadería en régimen extensivo o con infraestructuras sanitarias deficientes, asociadas generalmente a bajos niveles socioeconómicos y a la ausencia de educación sanitaria (1). Esta enfermedad tiene un gran interés sanitario, social y económico. La importancia en la salud pública está relacionada no solo con el elevado índice de mortalidad humana, sino también con las pérdidas por rendimiento laboral, gastos de hospitalización, intervenciones e incapacidades (1). Se acepta dentro del género Echinococcus, cuatro especies: granulosus, multilocularis, vogeli y oligarthrus, siendo la primera la más frecuente (3).

El Echinococcus granulosus en su forma adulta vive en el intestino del perro eliminando huevos periódicamente con la materia fecal. Estos huevos pueden ser ingeridos accidentalmente por los huéspedes intermediarios, entre ellos en hombre. En el intestino delgado los huevos eclosionan liberando el embrión hexacanto, quién pasa a través de las vellosidades intestinales a la circulación venosa hasta alojarse en el tejido hepático donde formará la hidátide. En caso de ser superado el filtro hepático el embrión continúa por el sistema circulatorio hasta el pulmón. Eventualmente puede continuar su migración alcanzando variadas localizaciones tal como riñón, cerebro, tejido óseo, muscular, etc (4). Los quistes característicos de la hidatidosis poseen diferentes localizaciones, pero un 65% se localiza en hígado (Fotos 1-6) y un 10% en pulmón (Fotos 7-8), siguiendo en orden decreciente en cerebro. Condiciona hemorragias, atrofias, necrosis por compresión vascular, hipertensión endocraneal, ictericia por compresión de vías biliares entre otros. La presencia de estas lesiones plantea problemas diagnósticos diferenciales con neoplasias y abscesos. El abordaje diagnóstico por laboratorio incluye métodos directos e indirectos. El interés para diagnosticar acertadamente esta parasitosis ha traído consigo el diseño y elaboración de técnicas de laboratorio rápidas, específicas y accesibles (5). La evolución del quiste hidatídico puede ser silenciosa por varios años. Durante la etapa de crecimiento silente o preclínico, su presencia pasa inadvertido por el paciente y por el médico, luego se exterioriza por síntomas y signos inherentes al órgano donde se aloja. En el pulmón el quiste no complicado presenta síntomas discretos (2). El pulmón, de características elásticas, ofrece una escasa resistencia a su crecimiento, ello determina un aumento del tamaño proporcionalmente rápido llevando a la aparición de síntomas clínicos en gran porcentaje de los casos (4). En la mayoría, los síntomas comienzan cuando el quiste tiene 5 a 6 cm de diámetro. La hidatidosis pulmonar múltiple puede ser primitiva o secundaria (3). En el primer caso, lo es frecuentemente por vía venosa, y la secundaria por contaminación local o embolígena proveniente de otras localizaciones a distancia (2) Los quistes hidatídicos que crecen hacia la superficie pulmonar pueden romperse a la cavidad pleural originando una reacción serosa y rara vez una hidatidosis pulmonar secundaria.(3) El líquido hidatídico constituye el principal responsable de la estimulación antigénica. El humano se infecta por la ingestión de huevos de Echinococcus presentes en alimentos, agua o suelos contaminados, o por contacto directo con los animales hospederos. Se ha observado que los huevos se adhieren al pelaje de los cánidos, principalmente alrededor del ano, hocico, muslos y patas. También se ha sugerido que contribuyen en la diseminación de huevos el viento, moscas y escarabajos (6).

Los perros y otros cánidos son los hospederos definitivos en la mayor parte. (Nakao et al., 2010).

Especie (genotipo) Infección humana Hospedero definitivo Hospedero intermediario Distribución
E. granulosus (G1) Común Perro Oveja, ungulados Cosmopolita
E. equinus (G4) Desconocida Perro Caballo Paleoártica, otras
E. ortleppi (G5) Rara Perro Ganado Paleoártica, otras
E. canadensis (G6, G7) Rara Perro Camello, cerdo Paleoártica, otras
E. canadensis (G8, G10) Rara Lobo Ciervo Paleoártica, otras
E. felidis Desconocida León ¿Jabalí? Etiopía
E. multilocularis Común Zorro Roedores Paleoártica, neoártica
E. shiquicus Desconocida Zorro Picas Paleoártica (Tibet)
E. oligarthrus Algunos casos Felinos silvestres Roedores Neotropical
E. vogeli Algunos casos Perro de agua Roedores Neotropical

Materiales y Métodos.
Se realizó una investigación en el matadero de Ilam sobre un grupo de ganado de Holstein lechero. Este trabajo duro un mes. Las muestras de los órganos con lesiones macroscópicas fueron remitidos al laboratorio de histopatología de la facultad de medicina veterinaria, se seleccionaron las muestras, se caracterizaron morfológicamente, topográficamente y se procesaron mediante las técnicas de rutina de inclusión en parafina y coloración con hematoxilina y eosina. El diagnóstico anatomopatológico positivo se basó en la observación de la morfología de los quistes. Sobre un total de 152 vacas faenadas en las plantas faenadoras durante un mes y las muestras diagnosticadas observadas anatomopatológico y histopatológico fueron, unos 129 de hígado y unos 23 de pulmón.

Resultados.
Del total de 152 muestras diagnosticadas, los 129 muestras de hígado diagnosticadas anatomopatológicamente, resultaron positivas al diagnóstico unos 68, es decir (52,71%) de la correlación, es decir coincidente con el diagnóstico anatomopatológico y histopatológico y de 23 muestras de pulmón, diagnosticadas anatomopatológicamente, resultaron positivos al diagnóstico, unos 16 es decir (69.56%), coincidió con el diagnóstico anatomopatológico y histopatológico. En hígado se observó una baja correlación a su total entre los diagnósticos macroscópico y microscópico (Tabla # 1).

Tabla Nº 1.  Correlación a su total entre los diagnósticos.

Tabla Nº 1. Correlación a su total entre los diagnósticos.

Discusión.
De 152 muestras procesadas, 68 correspondieron a hígado coincidiendo con la bibliografía consultada que expresa que el órgano más afectado es el hígado y en menor medida en pulmones y ocasionalmente en otras localizaciones Pero en este trabajo los pulmones tuvieron mayor porcentaje en diagnostico que significa que en Irán el quiste hidatídico pulmonar es más frecuente en bovinos. El quiste hidatídico es una zoonosis producida por el estadío larvario de la tenia del perro Equinococcus granulosus, cuyo principal hospedero definitivo es el perro y los hospederos intermediarios son las ovejas, cabras, vacas, cerdos, auquénidos, y ocasionalmente el hombre (1)(2). Es endémico en muchas áreas del mundo, El hígado es el lugar de ubicación más frecuente, llegando hasta el 70% de casos (3). En Irán la ubicación más frecuente es el pulmón (69.56%), y menos es el hígado (52,71%) en su correlación. Los síntomas dependen de la localización y tamaño del quiste hidatídico. En el abdomen el quiste ocasiona incomodidad progresiva, (4). Es importante el grado de afección de los órganos y el tiempo de existencia del quiste, antes que puedan aparecer los síntomas. Existen algunos reportes que hablan de hasta un 75% de casos de quiste hidatídico hepático que se mantienen asintomáticos por más de 10 años (5).

Conclusión.
Puede localizarse en cualquier órgano. Existen localizaciones primitivas en el bazo, en el riñon, en el corazón, en las mamas, en el páncreas, en la órbita, en los músculos, en los genitales, en las parótidas, en las glándulas tiroides, en el mediastino y en las serosas, en las cuales el parásito tiene la estructura habitual. En cambio en el hueso y el encéfalo adquiere características morfológicas especiales. En las plantas faenadoras durante la inspección de los órganos se decomisan y eliminan todos aquellos con lesiones sospechosas de hidatidosis, no obstante nos aporta datos para conocer la prevalencia, distribución, y evaluar planes de control y erradicación.

Bibliografia:

  1. Sánchez Acedo C, Estrada Peña A, Of Cacho Malo E and col. ¿ What is Hidatidosis?. Department of Animal Pathology. Faculty of Veterinary Medicine. University of Zaragoza. Spain . Unizar [On líne] 1997.
  2. Gorodner J. Hidatidosis. In: Gorodner JO, Gorodner AM, Infectious Diseases . 2da Edition. Rosario. Argentina: Editorial Corpus, 2004: 102-111.
  3. Sapunar J. Hidatidosis. En Atias A, de: Medical Parasitology. Chile: Technical Publications Mediterranean. 338-354.
  4. Larrieu E , Of Carpio M , Gatti A, et al . Standards for diagnosis and treatment of human hydatidosis . Secretary of State for Health. Black Río Province.
  5. Sánchez González J , Rivera Cisneros AE , Vazquez MA, Cruz Moon A, Farfán MR, Andrade Quezada M. Antibodies Anti Echinococcus ( hydatid disease ) by passive hemagglutination , in subjects at risk. Mexican Journal of Clinical Pathology 1997; 44 (4) : 233-239 .
  6. Botero DR   , Restrepo MI, Helminthiases tissue . In : Restrepo AM , Robledo J , Bedoya VIE , of Infectious Diseases . 5th Edition . Medellin, Colombia . Corporation for biological research . 1996: 507- 520 .
Foto Nº 1

Foto Nº 1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto Nº 2.

Foto Nº 2.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto Nº 3.

Foto Nº 3.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto Nº 4.

Foto Nº 4.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto Nº 5.

Foto Nº 5.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto Nº 6.

Foto Nº 6.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto Nº 7.

Foto Nº 7.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto Nº 8.

Foto Nº 8.