keyboard_arrow_up
octubre 2016

Óbito Equino por Fitobezoares.

Vet. Arg. – Vol.  XXXIII – Nº  342 – Octubre 2016.
Dr. Raúl Alfredo López.*

El 24 de octubre de 2015, en la localidad de Colonia del Valle, (28º 38’48.44’’ S y 65º y 51’49.76’’ W) provincia de Catamarca, consultan por una yegua de 8 años raza mestiza que no podía defecar.

Se le recomienda hacer enema de vaselina o aceite con agua tibia, lo cual se realizó durante dos días sin el resultado esperado. Luego se indica un tratamiento con  antiinflamatorios (aplonal y dexametasona), realizando una visita al lugar el día sábado 31 encontrando el animal fallecido, hecho ocurrido momentos antes.

Se le solicita al dueño autorización para hacer la necropsia, a lo cual accede, trasladando por precaución el cadáver a una zona alejada de la vivienda.

Se procede a la apertura del abdomen – el cual estaba totalmente tenso – y al incidir la piel y los músculos, protruye el ciego lleno de gases.  Se incide y se liberaron los gases.

Al entrar al ciego se extrae el material que contenía, dentro del cual se encuentra un bolo fecal totalmente esférico y duro de unos 10 cm aproximadamente.
Sin título

Luego se hallaron 11 bolos fecales más, uno de ellos había progresado por el colon y ocluía totalmente el paso del material, incluso de los gases, seguramente originado por la flora intestinal.

Sin título
Haciendo clic aquí se puede ver el video.

En la anamnesis  refieren que este animal estaba en una parcela de una plantación de olivos y en el mismo lugar habían muerto 5 yeguarizos más , entre ellos un burro, señalando  que la única pastura que consumían los animales era “yerba del pollo” o “sole” o “solo”, en estado vegetativo seco (Gomphrena martiana).

Sin títuloVista del potrero que pastoreaban los equinos.

Este vegetal pertenece a la  familia Amarantáceas,  y es originaria de Argentina. Es frecuente en sitios modificados de suelos arenosos. Es una maleza secundaria de cultivos sobre suelos arenosos y en especial en el sector occidental de la región pampeana. (INTA)

Hierbas perennes, rastreras, con tallos ascendentes en floración, de 20 a 40 cm de altura. Hojas opuestas, ovadas, elípticas o espatuladas, de 1 a 8 cm de longitud por 1 a 3.5 cm de ancho con pecíolo de 5 a 30 mm de longitud. Inflorescencias hemisféricas (espigas capituliformes densas) axilares y terminales, de 10 a 20 mm de diámetro. Brácteas ovadas, lisas y bracteolas mucho más largas, oval-lanceoladas. Tépalos blancos, externamente lanosos de 4 a 5 mm de longitud. Semillas castañas, comprimidas y rugosas.
Sin título

Al buscar los cadáveres (osamenta) se encuentran los mismos bolos fecales próximos a la osamenta.

Sin título

Se procede a cortar uno de estos bolos fecales observando un tejido vegetal uniforme semejante al fieltro, de color marrón oscuro, todos los bolos tienen 9 cm de diámetro y son totalmente esféricos.

Sin título

Conclusión
1-El consumo de Gomphrena martiana seco podría ser la causa de la formación de bolos fecales que ocluyan el intestino grueso, ya que es la única pastura presente en el predio.

2- La forma esférica de todos los bolos fecales se debería a los movimientos peristálticos intestinales y a la estructura de las fibras de celulosa propias de la especie vegetal en cuestión.

Bibliografía
Fitobezoares como causa de oclusión intestinal. http://www.revistagastroenterologiamexico.org/es/fitobezoar-como-causa-oclusion-intestinal-/articulo/X0375090610560779/

Cátedra de Zootecnia. Departamento Producción Animal FCA – UNCa.
raul.lopez.vet@gmail.com