keyboard_arrow_up
octubre 2017

Revalorizan una antigua técnica para esquilar ovejas.

Por: Sebastián Tamashiro

Foto Ayelén Melina Lopasso

Se llama desmaneada porque no hay que atar al ovino. Favorece el bienestar animal y la calidad de la lana. Docentes de la FAUBA y técnicos del PROLANA la difunden a productores y alumnos en áreas rurales del norte de la provincia de Buenos Aires.

“En la esquila desmaneada, el esquilador sujeta al animal entre sus piernas, en diferentes posiciones, priorizando cortes largos” (Álvarez Ugarte).

(SLT-FAUBA) La esquila desmaneada, que se practica sin atarle las miembros a las ovejas, es una técnica que contempla el bienestar de los animales, mejora el posterior tratamiento de la lana y resulta en vellones más atractivos para la industria. Esto favorece a la obtención de mejores precios de venta. Por esta razón, la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA) llevó adelante un nuevo Curso de Esquila y Acondicionamiento de Lana en la localidad bonaerense de San Pedro, en conjunto con el programa PROLANA (Bs. As.) y la Facultad de Ciencias Veterinarias (UBA). ¿El objetivo? Capacitar en esta metodología a productores ovinos y a estudiantes locales, y contribuir a la mejora de esta actividad productiva.

“En la esquila desmaneada no se necesita atar a la oveja ni usar la fuerza, simplemente agarrar bien al animal sentado, usando ciertas posiciones para inmovilizarlo”, afirmó Diego Álvarez Ugarte, Jefe de Trabajos Prácticos de la Cátedra de Ovinotecnia, y añadió: “Es una alternativa menos estresante que la tradicional maneada (con nudos). Se trata más adecuadamente a las ovejas y se logra una lana de mejor calidad. Además, tiene beneficios al realizarla en pre-parto”.

En este sentido, Ana Frey, Profesora Asociada de la misma cátedra, destacó que durante el curso se realizó la esquila desmaneada en pre-parto y se difundieron sus ventajas sobre la tradicional post-parto. “En principio, no hay que arrear a las ovejas con sus corderos al pie. También tiene ventajas fisiológicas para el animal en gestación: la oveja esquilada consume más alimento para mantener la temperatura corporal, y como el destino energético prioritario es el feto, el cordero nacerá con mayor peso. Esto mejora la supervivencia en ese punto crítico de su vida”.

Leer más