Miércoles, 14 de noviembre de 2018

NOVIEMBRE de 2018
Volumen XXXV 
N° 367
ISSN 1852-317X

Archivo

febrero 2018

Toxicidad del sorgo para forrajes.

Todas las variedades de sorgo producen naturalmente ácido cianhídrico (ácido prúsico o cianuro de hidrógeno, abreviado HCN), especialmente durante su etapa de establecimiento y rebrote. Los sorgos graníferos suelen ser más tóxicos que los forrajeros, y cabe recordar que el sorgo de Aleppo es igualmente tóxico.

En situaciones de estrés hídrico hay que prestar especial atención a las áreas destinadas a pastoreo, ya que las plantas son más pequeñas pero son más tóxicas debido a que concentran igual cantidad de ácido distribuida en menor masa.

Síntomas
Las especies afectadas son los rumiantes: ganado ovino, bovino y caprino, no así los cerdos y caballos.

El HCN se acopla a la hemoglobina y afecta la distribución del oxígeno en el cuerpo, causando asfixia al animal. Los primeros síntomas son excitación, arritmia respiratoria, convulsiones y espuma en la boca. El consumo de sorgo en estado de brote puede causar la muerte del animal en poco tiempo, entre 15 y 60 minutos, dependiendo del grado de intoxicación.

¿Cuándo es más tóxico el sorgo?
El sorgo resulta tóxico para forrajeo:

  • en su estado verde de brote o rebrote,
  • cuando es afectado por bajas temperaturas y heladas, y
  • cuando es afectado por exceso o faltas de agua.

¿Cuándo sí puede usarse para forrajeo?
A medida que crece la planta, las sustancias químicas desaparecen y no hay peligro para su consumo. El sorgo es inofensivo y excelente material en las siguientes condiciones:

  • 45 días después de la siembra en estado fresco luego de cortado, bajo consumo directo o ensilado
  • Cuando la planta supera los 10-15 cm del suelo. Una altura recomendada de pastoreo es por encima de los 60 cm.
  • Cuando se ha cortado la planta y se la deja secar por 2 ó 3 días.
  • Como ensilado de varios meses de estacionamiento.

Otras recomendaciones
Conviene acostumbrar al ganado a pastorear sorgo de manera progresiva.

El azufre puede reducir los efectos tóxicos del sorgo. Para que sea efectivo, debe ser suministrado inmediatamente luego de la intoxicación y continuar su consumo periódicamente en el tiempo posterior. Como medida preventiva, suministrarlo a través de suplementos energéticos (con granos o como bloques para lamer 5%).

Sumamente importante es no pastorear ganado hambreado (en ayuno). Tampoco pastorear en campos donde haya rebrote de sorgo. Como medida preventiva, es importante realizar control de cultivos y uso de fitosanitarios para el manejo del sorgo de Aleppo. Si hay sospecha de toxicidad, verificar con un análisis de forrajes y semillas por servicios laboratorios especializados en producción agroganadera.

Siempre consultar con médicos veterinarios para recibir más asesoramiento sobre el manejo preventivo, diagnóstico o recuperación del ganado.

Fuentes: Bretschneider, G. (2011) Intoxicación del ganado con ácido cianhídrico. EEE Rafaela INTA.
Plorutti, F. (2014) Intoxicación por consumo de sorgo. INTA