Martes, 23 de octubre de 2018

OCTUBRE de 2018
Volumen XXXV 
N° 366
ISSN 1852-317X

Archivo

agosto 2018

Boehringer Ingelheim invierte 65 millones de Euros en vacunas para aves.

La nueva planta de alta tecnología estará ubicada en Saint-Priest, Francia (Ródano), para satisfacer la creciente demanda mundial de este tipo de tecnologías clave para la producción de proteína animal.

Meses después de inaugurar su nueva sede francesa de sanidad animal en el corazón del Biodistrito de Lyon-Garland, en Francia, Boehringer Ingelheim avanza con la inversión de otros 65 millones de Euros en el área metropolitana.
Hace un tiempo, el grupo alemán colocó la primera piedra de un edificio de 5.700 metros cuadrados.
Conocido como F2IVE (Formulación y llenado de la extensión de vacunas inactivadas), este importante proyecto comprenderá un edificio de tres pisos, incluidos 1.000 metros cuadrados de espacio de sala limpia, principalmente para formular y distribuir vacunas para aves.

 “A medida que el consumo de aves de corral sigue aumentando en todo el mundo, hay una demanda creciente de vacunas específicas para la especie. Esto significaba que nuestro sitio de producción de LPA en Saint-Priest llegaría a un punto de saturación para 2020. Tuvimos que hacer un plan de futuro y encontrar capacidad de producción adicional”, explicó Erick Lelouche, presidente de Boehringer Ingelheim Animal Health France.
Vale destacar también que el nuevo edificio, que tiene un diseño ecológico, albergará dos líneas de formulación, una línea de distribución de botellas de formato múltiple y un área de distribución de bolsas.

Invirtiendo en tecnología
Los trabajos para poner en marcha el nuevo edificio de alta tecnología comenzaron en marzo de 2018 con los primeros lotes previstos para la primavera de 2020 para una gama de vacunas para aves destinadas al mercado mundial, con la excepción de los Estados Unidos.
Corresponde decir que meses después de la adquisición de Merial (una compañía Sanofi) en enero de 2017, esta nueva inversión dará lugar a la creación de 42 nuevos puestos de trabajo, que consisten principalmente en personal de operaciones calificado (gerentes de flujo y mantenimiento, técnicos de producción).
“Una inversión de esta magnitud confirma el compromiso asumido por Boehringer Ingelheim en el momento de la adquisición, para poner la operatoria en el centro de su estrategia de crecimiento en el mercado de la sanidad animal”, compartió Erick Lelouche.

Finalmente, desde la empresa multinacional actualmente líder en el mercado de la sanidad animal se destacó que en los últimos 22 años, se han invertido más de 350 millones de Euros en el sitio LPA.
“Esta nueva inversión eventualmente resultará en un aumento de tres veces la capacidad de producción de vacunas inactivadas del lugar”, agregaron.

La visión regional de Fabio Paganini
Más enfoque en la innovación, el bienestar animal y la productividad
“La innovación es la base de cualquier negocio. Los usuarios, clientes y clientes finales siempre esperan más de los proveedores y prefieren productos que se ajusten a sus necesidades cambiantes. Este desafío nos lleva a centrarnos en las nuevas tecnologías, siempre buscando una mejor calidad y efectividad de los animales. En nuestro segmento, también tenemos otras preocupaciones importantes, como el confort y el bienestar de los animales de compañía y de producción, además de contribuir a un aumento de la productividad de las especies productoras de proteínas animales. Por lo tanto, nos parece beneficioso participar. En eventos que ofrecen una plataforma para debatir acerca de la innovación en salud animal “, afirmó Fabio Paganini, Jefe de Salud Animal de Boehringer Ingelheim para América Latina, durante la apertura del Animal Health Innovation Latin America Forum celebrado a fines de mayo en San Pablo, Brasil.
Boehringer Ingelheim, el segundo mayor negocio de sanidad animal en el mundo, también utilizó este evento para reforzar su compromiso con la investigación y el desarrollo en el que la empresa invirtió el 17% de los ingresos totales en 2017.
“Los veterinarios necesitan apoyo de la industria de la salud animal para facilitar el acceso a las nuevas tecnologías que pueden ayudarlos en sus trabajos. Lo mismo aplica a otros, como la industria procesadora de carne. Boehringer Ingelheim tiene innovación en su ADN y continuamente buscamos mejoras y soluciones innovadoras “, concluyó Fabio Paganini.

Fuente: Motivar