Martes, 10 de diciembre de 2019

DICIEMBRE de 2019
Volumen XXXVI 
N° 380
ISSN 1852-317X

Archivo

agosto 2018

Nuevo laboratorio de referencia para la fiebre aftosa.

La Comisión Europea elige el consorcio ANSES y CODA-CERVA como nuevo laboratorio que servirá como referencia para la investigación de la fiebre aftosa tras el Brexit.

Tras lanzar una convocatoria para designar al nuevo laboratorio de referencia de la Unión Europea para la fiebre aftosa, la Comisión Europea evaluó diferentes criterios relativos a la competencia técnica y científica además de la experiencia del personal, eligiendo al consorcio ANSES y CODA-CERVA como nuevo laboratorio de referencia para la investigación de la fiebre aftosa, según detalla el anexo XI de la Directiva 2003/85/CE, publicado recientemente por la Comisión.

La razón de celebrar esta convocatoria es que hasta ahora el Instituto Pirbright, situado en el Reino Unido, prestaba los servicios de un laboratorio nacional de referencia para la fiebre aftosa a diferentes Estados Miembros. Sin embargo, de acuerdo al artículo 50 del Tratado de la Unión Europea, que se pondrá en vigor a partir del 30 de marzo de 2019, Reino Unido dejará de ser un Estado Miembro de la Unión Europea tras el Brexit y por tanto el instituto Pirbright ya no podrá prestar dichos servicios.

Funciones del laboratorio
El consorcio designado como reemplazo está compuesto por el laboratorio para la salud animal de la Agencia para la Alimentación, el Medio Ambiente y la Salud y la Seguridad en el Trabajo (ANSES), en Maisons-Alfort (Francia) y el Centro de Investigación Veterinaria y Agroquímica (CODA-CERVA), en Uccle (Bélgica).

La enfermedad vesicular porcina y otras enfermedades vesiculares se encuentran entre las competencias y funciones del laboratorio de referencia de la Unión Europea para la fiebre aftosa, especialmente en lo referido a su capacidad para llevar a cabo el diagnóstico diferencial de la fiebre aftosa.

En el anexo XI de la Directiva 2003/85/CE, además, se establecen las medidas mínimas de control para afrontar los posibles brotes de fiebre aftosa así como las medidas preventivas orientadas a la concienciación y a la preparación de las autoridades competentes y de los ganaderos. Con todo, la manipulación del virus tiene como fin el diagnóstico, la investigación o la fabricación de vacunas en una serie de laboratorios autorizados por la Decisión de Ejecución, cuyo dictamen se ajusta al Comité Permanente de Vegetales, Animales, Alimentos y Piensos.

Tras su elección, el consorcio ANSES y CODA-CERVA tiene previsto ser operativo como laboratorio de la Unión Europea para la fiebre aftosa a partir del 1 de enero de 2019.

Fuente: animalhealth.es