Sábado, 19 de enero de 2019

ENERO de 2019
Volumen XXXVI 
N° 369
ISSN 1852-317X

Archivo

septiembre 2018

Gripe aviar en California, EEUU.

En Estados Unidos el USDA detectó una variante leve de gripe aviar en una granja de pavos en California. Lo anunció la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), en el último de una serie de brotes que ha afectado la industria de aves de corral estadounidense en los últimos meses.

En el laboratorio y se confirmó que la cepa de influenza aviaria de bajo nivel patogénico era la H7N3.

Las aves infectadas fueron puestas en cuarentena después de los hallazgos preliminares y se inició una investigación epidemiológica. Los controles de seguimiento y las pruebas realizadas en 10 granjas asociadas mostraron resultados negativos a la gripe aviar.

La cepa descubierta en California difiere de la altamente patogénica influenza aviaria H5N2 que ha sido hallada recientemente en otros estados, sobre todo en Arkansas, el corazón de la región productora de aves de corral de Estados Unidos.

También es distinta de la peligrosa gripe aviaria H5N8 encontrada en una granja de pavos californiana en enero, que supuso que hasta cinco mercados diferentes prohibieran las exportaciones de aves de corral provenientes de ese estado.

Los virus de la gripe se dividen en dos grupos, según su capacidad de causar enfermedad. Las cepas altamente patogénicas se expanden rápidamente, pueden causar enfermedad grave y tienen altas tasas de mortalidad en aves. Los tipos H5N1 y H7N9 también se han hallado en humanos y provocado cientos de muertes.

La influenza aviaria de bajo nivel patogénico causa una enfermedad más leve, que incluso puede no ser detectada.

No obstante, la variante H7 puede mutar a una forma altamente patogénica, lo que genera extrema precaución aún en casos de brotes leves.