Martes, 18 de junio de 2019

JUNIO de 2019
Volumen XXXVI 
N° 374
ISSN 1852-317X

Archivo

diciembre 2018

De lobos salvajes a animales domésticos.

Según Savolainen, la región del mundo con más tipos de ADN canino es también el lugar de origen. En el sudeste asiático es donde se encuentra más variedad genética entre los canes. Tras el acercamiento entre humanos y cánidos salvajes, tuvo lugar su domesticación. Esta población de la nueva especie aclimatada a vivir con el hombre se fue expandiendo rápidamente de pueblo en pueblo hasta distribuirse por distintas partes del mundo.

Con el paso del tiempo, nuestros ancestros fueron favoreciendo distintas habilidades de los perros que acabaron creando distintas razas, cada una con características distintivas. Así lo explica a la BBC Elaine Ostrander, genetista del Instituto Nacional para la Investigación del Genoma Humano en Estados Unidos, quien asegura que las razas se diferenciaron de acuerdo a su apariencia y a su comportamiento. Aunque en un principio los cambios eran leves, estos se fueron acrecentando poco a poco. «Así terminamos hoy día con una enorme diversidad de perros que se ven muy diferentes. Sin embargo, sus similitudes son mucho mayores que sus diferencias«, señala Ostrander.

Aunque las diferencias parecen fundamentalmente genéticas, «esto no es cierto», afirma la investigadora. Todos son notablemente parecidos: son miembros de la misma especie, tienen la misma cantidad de cromosomas que están organizados de la misma manera, y tienen los mismos cromosomas en los mismos genes. Lo que diferencia a unas de otras es el subconjunto de genes. La modificación del número de genes tiene un efecto dramático según la experta. Las diferencias entre un chihuahua -que pesa un kilo- y un lebrel irlandés -que pesa 45 kilos- pueden explicarse por cambios de menos de 12 genes. Es decir, la diversidad exterior no revela una diversidad genética. A pesar de que han recorrido un largo camino desde que evolucionaron de los lobos, están irónicamente, cerca del punto de partida.
Fuente:
https://www.elespanol.com/ciencia/20181031/razon-razas-perros-diferentes/349215986_0.html