Martes, 23 de abril de 2019

ABRIL de 2019
Volumen XXXVI 
N° 372
ISSN 1852-317X

Archivo

enero 2019

Campaña #MejoresAmigos: 10 historias reales de compañerismo entre hombre y mascota.

Campaña #MejoresAmigos: 10 historias reales de compañerismo entre hombre y mascotaLa iniciativa pretende dar a conocer la dura realidad de las personas que viven en la calle con sus animales y no pueden acceder a albergues y centros de día.
Espera además poner en evidencia las profundas diferencias que existen entre estos casos y los de perfiles delictivos que explotan animales para mendigar en grandes ciudades como Barcelona o Madrid.

Campaña #MejoresAmigos: 10 historias reales de compañerismo entre hombre y mascota

Luís y Ares. Angelito y Chaval. Fran y Gordo. Mariano, Rita y Oso. Manu, Sheila, Sheilita y Rambo. Óscar y Moreno. Ildi y Lili. Mónica, Jose, Miguel y Blanca. Omar y Blacky. Nani y Mari Nieves.

Son los rostros de la campaña #MejoresAmigos y cuya realidad refleja la de esas personas que en España se encuentran cada día en la encrucijada de tener que elegir entre sí mismas y su perro o gato. Entre tener amparo por la noche y poderse quedar al lado de su animal.

La iniciativa de FAADA (Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales) pretende dar voz a quien, por diferentes circunstancias de la vida, ha acabado viviendo en la calle y que ve reducidas sus posibilidades de poder acceder a un albergue o centro de día por el hecho de tener a su lado un compañero animal.

Espera además poner en evidencia las profundas diferencias que existen entre estos casos y los de perfiles delictivos que explotan animales para mendigar en grandes ciudades como Barcelona o Madrid.

Según indica Noe Terrassa, coordinadora de la iniciativa: “Estas personas sufren una doble discriminación, a la marginación por vivir en la calle, se les añade la imposibilidad de dormir resguardados o poderse duchar por el hecho de tener a un animal a su lado”.

La campaña además espera poner en evidencia las profundas diferencias que existen entre estos casos y los de perfiles delictivos que cada vez más a menudo explotan animales para mendigar en las calles de grandes ciudades como Barcelona o Madrid. Además de maltratar a un gran número de animales, estos individuos han empeorado considerablemente la percepción pública de quien, por razones muy diferentes del lucro, se encuentra en la calle con su animal.

Gracias al trabajo que FAADA lleva desarrollando desde hace más de dos años en el marco de la campaña #MejoresAmigos ya se ha conseguido que varios albergues privados de Barcelona admitan la entrada de perros y gatos, y que el pasado mes de julio el Ayuntamiento de Barcelona arrancara la primera prueba piloto en un centro de acogida público de la ciudad.

La iniciativa tiene otros importantes objetivos a corto y largo plazo. Entre otros:

  • Facilitar el alojamiento de las personas sin hogar con sus animales en albergues, viviendas sociales o de inclusión y centros de día de Cataluña y otras comunidades autónomas.
  • Asesorar a todas aquellas entidades que, en sus centros, quieran ofrecer opciones a las personas vulnerables que comparten su vida con animales.
  • Conseguir que se empiece a recopilar datos: a fecha de hoy ninguna administración ha recogido ni registrado información del número de personas vulnerables en situación de pobreza y exclusión que conviven con animales. A falta de cifras, esta realidad es una cuestión de percepción, algo que impide establecer una hoja de ruta.
  • Incluir las donaciones de comida para animales de compañía en las recogidas de alimentos que se realicen en este tipo de centros.
  • Proporcionar atención veterinaria gratuita para los animales de las personas sin hogar y las que puedan acreditar graves problemas económicos.
  • Ofrecer formación a aquellos profesionales que están en contacto con este perfil de personas y sus animales para que dispongan de todas las herramientas necesarias.

Por: ECOticias.com / Red / Agenciashttps:
www.ecoticias.com/animales-de-compania/190226/Campana-MejoresAmigos-10-historias-reales-entre-hombre-mascota