Sábado, 19 de enero de 2019

ENERO de 2019
Volumen XXXVI 
N° 369
ISSN 1852-317X

Archivo

enero 2019

El Proyecto Factor Humano en Tambo. Argentina.

                                            2018, un año de “bajar al terreno”                 

A cuatro años de haberse constituido como una iniciativa interinstitucional de largo plazo y de alcance nacional, el proyecto Factor Humano en Tambo cierra el 2018 con grandes avances, afianzando su intención de cambiar la realidad del trabajo en el tambo.

Un llamado a la acción
Una de las primeras acciones del año tuvo que ver con el cambio de logo, en la búsqueda de encontrar una imagen que sintetizara, de manera cabal, el espíritu del proyecto.

A eso le siguió el relanzamiento de la página web (http://factorhumanoentambo.com) en una versión renovada, algo inédito en la Argentina que sólo encuentra precedentes en potencias lecheras como Nueva Zelandia y Australia. Con un diseño mucho más dinámico y atractivo, el nuevo sitio del proyecto alberga la completa Guía de Buenas Prácticas elaborada a lo largo de todos estos años por el equipo de trabajo, así como los resultados del relevamiento nacional que dio origen al mismo, un autodiagnóstico para “medirse” en el tema y toda la información sobre esta iniciativa. Al momento ya ha recibido casi 2.000 visitas.

La flamante plataforma complementa también a las redes (Facebook.com/factorhumanoentambo e Instagram/factorhumanoentambo) en la tarea de exponer la problemática e invitar a la acción, difundir prácticas tendientes a mejorar la calidad de vida y de trabajo de la gente, dar visibilidad al proyecto y sus acciones, y generar comunidad.

Otras de las apuestas fuertes fueron, sin duda, los ‘Talleres a la carta’, concebidos como una invitación −abierta y gratuita− a pensar y trabajar sobre el tema entre pares. “El objetivo es poner en contacto el proyecto y su equipo de trabajo con los futuros actores del cambio, aquellos que deberían modificar la perspectiva sobre el factor humano, para dejar de pensarlo como una restricción y convertirlo en verdadero impulsor de la actividad”, explica el Ing. Agr. Fernando Preumayr, líder del proyecto. A lo largo del año se efectuaron cinco talleres (Pehuajó, Lobos, Rafaela, Trenque Lauquen y Tandil) con la participación activa de más de 200 productores y encargados de tambos (Para más información sobre éstos y sobre la posibilidad de llevar uno a su zona, contactar a info@factorhumanoentambo.com).

Cambiar una realidad
En 2019, el proyecto Factor Humano en Tambo apunta a continuar con sus acciones de difusión, transferencia y vinculación con los distintos actores de la cadena, en pos de lograr un cambio estructural de la lechería argentina. “Suele pensarse en la mejora productiva de la actividad pero nos olvidamos de la gente. Y sin gente, no hay lechería posible en el país. Pero no basta con darse cuenta sino que hay que hacerse cargo… y de esto se trata Factor Humano en Tambo”, asegura Preumayr.

Hoy participan y apoyan el proyecto: Fundación PEL, CREA, INTA, Aprocal, Caprolecoba, Fundación Valores para Crecer, Universidad Nacional del Litoral, Universidad Nacional de Lomas de Zamora, Universidad Austral, Universidad de Buenos Aires y La Serenísima.

Comunicación Factor Humano en Tambo