Lunes, 22 de julio de 2019

JULIO de 2019
Volumen XXXVI 
N° 375
ISSN 1852-317X

Archivo

enero 2019

Empíreo Veterinario.

En la cultura mesopotámica, unos tres mil años antes de la era cristiana, médicos y veterinarios ya ejercían sus profesiones.

En el museo del Louvre se puede admirar el sello de quien se cree fue el primer veterinario conocido de la historia, URLUGALEDINNA, que vivió alrededor del año 2050 antes de Cristo.

Formaba parte de la corte del rey sumero en Lagasch. Dicho sello representa una deidad médica, el árbol de la vida y de la fertilidad – precursor del “árbol genealógico” – e instrumentos veterinarios.

En la cultura helénica las ciencias terapéuticas recién se desarrollan mil años más tarde. La mitología griega, tan rica en simbolismos que confunden mito y realidad, nos informa de su primer veterinario, CHIRÓN, y de sus orígenes. El Dios CRONOS se había enamorado de la hermosa ninfa marina PHYLLYRA, hija del rey OCEANOS. Para engañar a su mujer, la diosa RHEA, cuyos celos temía, Cronos se transformaba – prerrogativa divina- en caballo, y de su unión clandestina con Phyllyra nace Chirón, el centauro médico y veterinario a la vez, quien enseña a sus discípulos, entre ellos ESCULAPIO, el triple arte de las ciencias médicas: la psicoterapia de los pacientes con música y fórmulas mágicas, el tratamiento con plantas medicinales y el uso del bisturí, pues con el nace la cirugía.

San Isidro, arzobispo de Sevilla alrededor del año 600 y Virgilio, que ya ejercía la veterinaria en la corte del bíblico emperador Augusto, consideran al centauro Chirón fundador de la Veterinaria.

Etimológicamente “centauro” significa “cazador de toros”. Pero Chirón, el centauro ejerció su arte con tanto éxito, que despertó la envidia de los Dioses. Al ser herido por una flecha envenenada por HERACLITO abdica de su inmortalidad divina y vive desde ese entonces como la estrella “Centauro” en el espacio celeste del hemisferio sur. Ello ha llevado al astrólogo FIRMICUS a sentenciar que cuando nace un varón bajo la presencia de “Centauro” en el signo de Escorpio, el niño será caballerizo, conductor de carruajes, padrillero, maestro de equitación o veterinario.

Fuente: Boletín  ASRHIVE Nº  Diciembre de 2108.