La industria frigorífica vacuna redujo en diciembre su nivel de actividad tanto en la comparación mensual como interanual. Esto se dio debido a la menor cantidad de días hábiles, aún así, la participación de las hembras en la faena total continúo creciendo. De esta manera, se ubicó en 1,053 millones de cabezas (provisorio), quedando 6,0% por debajo del nivel de noviembre pasado y 4,6% por debajo del nivel de diciembre de 2017.

Cabe destacar, que en diciembre pasado continuó creciendo la importancia de las hembras en la faena total. Según los datos provisorios se faenaron 2% más que en el último mes de 2017. Esto hizo que la participación de las hembras en la faena total llegara a 48,0% en diciembre de este año. Mientras que la participación anua de las hembras en la faena total llegó a 45,5% en 2018. Esto representó un avance de 2,6 puntos porcentuales con relación al promedio de 2017. Es importante señalar también que este se convirtió en el más elevado desde la fase de liquidación récord de 2007-2009

A causa de la demanda externa (China y Rusia), la faena de vacas creció 18,4% entre 2017 y 2018. Asimismo, la restricción crediticia local llevó a los productores ganaderos a desprenderse también de vaquillonas, cuya faena creció 22,8% anual en el último año, elevando su participación en la faena total de 10,4% a 12,1% entre 2017 y 2018.

Por otra parte, en diciembre de 2018 se produjeron 240 mil toneladas res con hueso (tn r/c/h) de carne vacuna. Esto implicó una retracción de 15,3 mil tn r/c/h con relación a noviembre (-6,0%). Tal como se estableció más arriba, la baja se explicó totalmente por la menor cantidad de días hábiles.

En cuanto a las exportaciones, estas habrían ascendido a 555,5 mil tn r/c/h de carne vacuna, según nuestras estimaciones, ubicándose 78,0% por encima de las registradas en 2017. Su importancia en el total producido pasó de 11,0% a 18,2% entre los años considerados. Pero un dato importante, es que el consumo per cápita de carne vacuna se ubicó en 56,1 kg/año, es decir 2,4% por debajo del promedio de 2017.

En el undécimo mes de 2018 se exportaron 37.337 toneladas peso producto (tn pp) de carne vacuna, es decir 84,4% más que en noviembre de 2017. Medido en toneladas res con hueso, el volumen exportado equivalió a 56.000 tn. Mientras que en enero-noviembre de 2018, China y Rusia explicaron dos tercios del volumen de carne vacuna exportada desde Argentina.

Con respecto al precio promedio en pesos de la hacienda en pie registró un rebote de 2,8% mensual en el último mes del año. No obstante lo cual, se mantuvo 2,0% por debajo del pico alcanzado en septiembre del 2018. Al comparar con diciembre de 2017, el valor promedio en pesos de la hacienda aumentó 48,1%. En cuanto a los cortes vacunos en los mostradores del Gran Buenos Aires (GBA), lograron un aumento de 0,9% con relación a noviembre.

En los últimos ocho meses, todas las carnes experimentaron alzas mayores. Desde que se modificó el escenario macroeconómico (diciembre ’18 vs. abril ’18), el precio de la carne aviar acumuló un alza de 49,6%, el de la carne vacuna una suba de 27,5% y el de la carne porcina un aumento de 32,3%. En comparación con el nivel general del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del GBA, que acumuló un alza de 34,4%, los cortes vacunos se abarataron de manera significativa. En cambio, el precio promedio del pollo aumentó en relación al IPC.
Fuente:
https://www.agrositio.com.ar/noticia/201366-por-la-demanda-externa-la-faena-de-vacas-crecio-184-entre-2017-y-2018