Lunes, 22 de julio de 2019

JULIO de 2019
Volumen XXXVI 
N° 375
ISSN 1852-317X

Archivo

abril 2019

Asociación Argentina de Historia de la Veterinaria.

Ad perpetuam rei memoriam
Fundada el 25 de abril de 1997 – Febrero de 2019 – Año XVI, N º 104

LA MARCHA DE CABALLERÍA MAS RAPIDA DE LA HISTORIA
CR Vet (R) Gregorio Daniel Brejov

El 28 de enero de 1813 el Coronel San Martín recibió instrucciones
escritas de Don Tomás Guido (sin firma)1 de realizar una marcha forzada
de caballería con los Granaderos por la costa del río Paraná, las dos
primeras decían:
“1) Primeramente se le autoriza de un modo pleno y sin restricciones
algunas para que tome las medidas que crea más convenientes para la
mejor dirección de la empresa y desempeño de la comisión”.
“2) Podrá circular órdenes a todos los jueces de partidos, alcaldes,
comandantes militares y hacendados del tránsito para que le franqueen
todos los auxilios de caballadas, reses y cualesquiera otros que necesitare
para la expedición”.

El tiempo era decisivo para el éxito de la expedición para lo cual se
necesitaba un servicio de abastecimiento de caballada ágil y oportuno. A
este respecto fue primordial la colaboración de la población, que permitió
con su aporte de ganado el abastecimiento de caballos. La reunión y
concentración de caballos de reemplazo se realizó en las postas que existían
entre Buenos Aires y San Lorenzo. Los Comandantes Militares de Zárate,
Baradero, San Pedro, San Nicolás y Rosario, recibieron la siguiente orden
perentoria del Secretario Interino de guerra:
“Luego que reciba Vuestra Merced esta orden, dispondrá que todas las
milicias del distrito que comprenden la jurisdicción de su mando se reúnan
sin dilación de un solo instante en la posta más inmediata a esa
comandancia y a la costa, en donde deberá esperar la llegada del Coronel
Don José de San Martín, a cuyas órdenes se pondrán, previniéndoles que
concurran con sus monturas y las armas que tengan, lo que recomienda a
Vuestra Merced este Gobierno por lo mucho que interesa al mejor servicio
de la Patria. Enero 28 de 1813”. 2 y 3

En estos legajos del Archivo General de la Nación en lo que corresponde
a la “Rendición de cuentas del correo” está plasmada la necesidad de
disponer caballada de refuerzo y reemplazo en las postas:
“De orden del Superior Gobierno de este día (28 de enero de 1813) sale el
correo de número Baltasar Montes al repartimiento de orden circular a los
Maestros de Postas hasta Santa Fe para que apronten 250 caballos…”

Al llegar los granaderos a la Posta de Santos Lugares, el Maestro de
Postas le aseguró a San Martín que no había recibido aviso alguno de
preparar caballada, San Martín para evitar ser retrasado nuevamente
informa la novedad y sugiere se reitere la orden de reunión de caballada en
las postas. Esto provocó el envío del “correo Dámaso Corro que sale de
extraordinario por el camino de la costa de orden del Superior Gobierno
con circulares a los Maestros de Postas hasta el Rosario para que apronten
250 caballos al Coronel San Martín” y otro chasqui con la misma circular
fue por el camino del medio 4.

El 29 de enero de 1813, llegaron a la Posta del Pilar donde la tropa hizo
recambio de caballos quedando documentados por la firma de los oficiales
Justo Bermúdez (quien murió poco después del combate por las heridas
recibidas) y Ángel Pacheco. El 31 de enero llegaron a San Pedro donde San
Martín y el porta estandarte Pacheco se adelantaron a las barrancas para
observar a las tropas realistas que remontaban navegando el Paraná.

Los Granaderos comandados por San Martín cabalgaban de noche para
evitar el calor de los días de verano y para no ser vistos por los realistas. La
velocidad de esta marcha de caballería, fue factible porque en las postas se
reunían los caballos de reemplazo que eran utilizados para el transporte del
personal ya que los caballos de pelea que habían sido preparados y
adiestrados eran llevados de tiro para poder llegar en condiciones para el
combate. Los Granaderos a Caballo, verdaderos centauros criollos,
recorrieron en marcha forzada detrás de su Jefe desde la noche del 28 de
enero a la noche del 2 de febrero: 420 Km, a un promedio de 80km diarios,
plasmando la marcha forzada de caballería más rápida de la historia militar.

Bibliografía
1 Biblioteca de mayo, tomo XVI, Pág. 13.832.
2 AGN X-7-1-2.
3 AGN III-33-10-7.
4 AGN III-33-10-7.

https://www.historiaveterinaria.org/boletines/