Martes, 23 de julio de 2019

JULIO de 2019
Volumen XXXVI 
N° 375
ISSN 1852-317X

Archivo

abril 2019

Obligan a limpiar la orina de los perros para proteger el mobiliario urbano. España.

El Ayuntamiento de Almería aprobó la modificación de la Ordenanza Municipal de Limpieza en Espacios Públicos y Recogida de Residuos, incluyendo en la misma la obligación, a los propietarios de animales de compañía, de utilizar agua con vinagre común al objeto de minimizar el efecto de las micciones de dichos animales en el entorno y mobiliario urbano, añadiendo dicha obligación a la recogida de los excrementos evacuados.

Deterioro mobiliario urbano
Se ha aclarado que la modificación hace referencia únicamente a “la ampliación de la obligación de los propietarios de animales de compañía a atender las micciones de los animales sobre la vía pública y el mobiliario urbano”, ya que la orina de los perros es “una consecuencia muy evidente en la degradación de mobiliario urbano, manchas en las aceras, vías, espacios públicos y fachadas de edificios, trasladándose con ello una mala imagen de las calles o entornos urbanos de nuestra ciudad”.
Se  ha indicado finalmente que la Ordenanza Municipal de Limpieza establece una serie de normas para los animales de compañía en las vías y espacios públicos que, en caso de no cumplirse, puede suponer multas económicas, recordando que el texto que regula la limpieza y recogida de residuos establece tres tipos de sanciones en su régimen disciplinario: leves, graves y muy graves. Las primeras, entre las que se incluye actualmente la no recogida de los excrementos de las mascotas y ahora la limpieza de las micciones de los animales de compañía, conlleva una multa de entre 120 a 750 euros.
Fuente: noticiasdealmeria.com