Lunes, 22 de julio de 2019

JULIO de 2019
Volumen XXXVI 
N° 375
ISSN 1852-317X

Archivo

junio 2019

Veterinarios alertan de casos de neumonía transmitida por agapornis.

El Colegio de Veterinarios de Valencia advierte de los peligros por zoonosis de los animales exóticos, especialmente los de establecimientos ilegales, tras un caso de neumonía en una familia de Murcia

GALERIA

Ejemplares de agaporni.

Guacamayos, agapornis, cobayas, conejos, hurones, tortugas acuáticas y dragones barbudos son algunas de las especies exóticas que más se están convirtiendo en animales domésticos, pero, según alertan desde el Colegio de Veterinarios de Valencia (ICOVV), muchos de estos animales no son adecuados en todos los casos, y conllevan unos riesgos.

Por ejemplo, el Colegio señala que “no son la mejor mascota para los niños” porque precisan cuidados muy específicos y pueden ser potenciales transmisores de enfermedades zoonóticas.

Esta advertencia llega después del caso de contagio de psicatosis humana en cuatro miembros de una familia murciana después de que adquirieran agapornis en un establecimiento ilegal. La psicatosis es una infección de las vías respiratorias producida por la bacteria Chlamydophila psittaci, que se puede encontrar en las heces de algunas aves.

El miembro de la Junta de Gobierno del Colegio de Veterinarios de Valencia y especialista de este ámbito, Martín José Molina, explica que el riesgo de que estos animales presenten alguna dolencia que pudiera afectar a las personas aumenta si se adquieren en establecimientos ilegales, puesto que no suelen aportar los certificados de salud de los ejemplares.

Al respecto, recomienda que se adquieran en comercios legalmente establecidos y que sean animales que hayan pasado el pertinente control veterinario. Molina recuerda que casi habían desaparecido los casos de contagios de especies exóticas, por lo que mostró su sorpresa ante el incidente registrado en Murcia y que puede haberse extendido por otros territorios cercanos.

DISPOSITIVO DE LA CONSEJERÍA DE SANIDAD

El brote de neumonía ha activado las alarmas en la Comunidad Valenciana, puesto que también hay compradores valencianos de este tipo de aves en el centro no autorizado. Ante ello, la Consejeria de Sanidad ha activado un dispositivo para rastrear los ejemplares y la posible afección que hayan tenido a las personas que los han adquirido y a su entorno.

Concretamente, desde el departamento confirmaron a un medio local que, en la actualidad, “se está llevando a cabo una actuación coordinada entre el Servicio de Vigilancia y Control Epidemiológico y el Servicio de Producción y Sanidad Animal de la Consejeria de Agricultura” y “se va a proceder a realizar analíticas de los animales para determinar su posible infección por Clamidophila psittaci y a la anamnesis —conjunto de datos que se recogen en la historia clínica de un paciente con un objetivo diagnóstico— de las personas con contacto estrecho con los animales para realizar las pruebas diagnósticas si procede”.

El brote de psitacosis humana fue primero detectado en Murcia, y sus médicos lo comunicaron al Ayuntamiento y a la Consejería de Salud autonómica. Inicialmente, el diagnóstico se realizó a través de una prueba rápida que, posteriormente, confirmó el Laboratorio Central de Veterinaria que depende del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

De este modo, las personas afectadas fueron tratadas asistencialmente en el Hospital Reina Sofía por neumonía causada por psitacosis y el Seprona intervino en el citado establecimiento ilegal de aves.
Fuente:
https://www.animalshealth.es/mascotas/veterinarios-alertan-de-casos-de-neumonia-transmitida-por-agapornis