Descarga este libro en PDF. – 30 días previos al servicio:

  1. Controlar la buena conformación corporal, evitar la obesidad.
  2. Completar el plan de vacunación.
  3. Realizar el correspondiente plan de tratamiento antiparasitario, eterno como interno.
  4. Establecer un buen plan alimentario.
  5. Realizar una correcta planificación del ejercicio.

Cuándo se deciden que una hembra canina tenga cría es necesario observar una serie de requisitos previos al servicio, que minimizaran los factores de fallos.

Para ello, 30 días previos a dicho servicio debe iniciarse el control de la hembra, ando en primera instancia, reúne las características propias de la raza. En el caso de observarse defectos en la misma, es necesario evaluar si los defectos corregirse con el servicio de un macho adecuado para ello.

Si los defectos son de transmisión hereditaria y de una gran gravedad importante es conveniente conversar con los propietarios y tratar de hacerlos desistir de la cruza para evitar la transmisión de características hereditarias indeseables, además de ovariectomizar el animal como objetivo: evitar su reproducción.
Una vez realizado el control de características raciales se debe observar el estado general de la hembra, la obesidad como la delgadez excesiva no son adecuadas para una buena alimentación, lo que se deben controlar la alimentación y el ejercicio, para que la hembra lleguen estado óptimo al momento el servicio.
Adicionalmente, ante todo este periodo previo al proestro deben realizarse los tratamientos antiparasitarios internos y externos.
Asimismo, los planes de vacunación correspondientes deben realizarse 30 días antes del servicio, la hembra generen sus propios anticuerpos ya que éstos pasarán a sus hijos a través del calostro, la primera 24 horas posteriores al nacimiento.

Descarga aquí