keyboard_arrow_up
septiembre 2019

Fish Appetite Index (FAI), el primer sistema de detección de apetito de peces.

Singapur, Umitron Pte. LTD. el cofundador y director gerente Masahiko Yamada,lanza el Fish Appetite Index (FAI), el primer sistema de detección de apetito de peces basado en el océano en tiempo real del mundo. UMITRON FAI utiliza eficientes técnicas de aprendizaje automático y análisis de imagen para extraer datos relevantes de flujos de video que entonces se pueden usar para cuantificar con precisión el apetito de los peces. El software de FAI ya lo han implementado clientes actuales para optimizar sus operaciones de alimentación.
En los últimos veinte años, la industria de la acuicultura ha crecido a un ritmo exponencial, y la producción anual se ha triplicado en este breve período. Sin embargo, al mismo tiempo los precios del pienso para la acuicultura también han subido notablemente, lo cual constituye un desafío siempre creciente para los acuicultores, ya que los costos del pienso representan la mayor parte de sus gastos generales operativos. Los acuicultores deben mantener un equilibrio riguroso: no alimentar suficientemente a sus peces plantea el riesgo de reducir el ritmo de las tasas de crecimiento y de retrasar el plazo de comercialización, mientras que alimentar en exceso a los peces aumenta los costos y puede dañar el medio ambiente. Nuevas tecnologías de análisis de datos como dispositivos de IoT (Internet de las Cosas) y aprendizaje automático ofrecen a los acuicultores una solución para mejorar sus operaciones de alimentación.

El algoritmo del FAI toma la misma información visual que los humanos tomarían y califica el apetito de los peces y lo presenta en un gráfico fácil de entender. Cuando se usa en combinación con un alimentador inteligente como UMITRON CELL, los intervalos y las cantidades de la alimentación se pueden ajustar automáticamente con una interferencia humana mínima. Los operadores de piscifactorías pueden utilizar el FAI para afinar sus horarios de alimentación, asegurando que el apetito de los peces siempre esté satisfecho. Esto se hace con facilidad mediante sus teléfonos inteligentes con la aplicación de UMITRON, donde pueden vigilar y ajustar por vía remota las configuraciones de la alimentación basándose en los datos del FAI.

El FAI beneficia a los acuicultores al reducir el desperdicio de alimentos, mejorando la rentabilidad y también la sostenibilidad ambiental. El FAI, en combinación con una tecnología como CELL, permite a los acuicultores quedarse en tierra durante unas condiciones meteorológicas peligrosas o en días feriados, mientras siguen vigilando sus crías de peces. Además, reduce la necesidad de que cada empleado sea un experto en alimentación y libera a los trabajadores para que puedan concentrarse en otras tareas que mejoren el cuidado de los peces.

Fuente: PRNewswire