keyboard_arrow_up
octubre 2019

Medidas sorprendentes que se están aplicando contra la rabia.

Alternativas con plantas para reforzar las existencias de la vacuna contra la rabia humana o nuevas formas de administrar vacunas para ahorrar entre un 60 y un 80 por ciento del precio de las vacunas intramusculares

La rabia ha infestado a los humanos durante siglos y, sorprendentemente, todavía mata a 59.000 personas por año, principalmente debido a mordeduras de perros.

Las organizaciones mundiales están unidas en su compromiso de combatirlo y librar al mundo de la rabia humana para 2030, comenzando por la vacunación de perros.

 “Se ha descubierto que con vacunar sólo el 70% de los perros, se puede interrumpir la transmisión de la rabia, demorar su propagación y eventualmente erradicar la enfermedad, esto se conoce como inmunidad colectiva. En combinación con una mayor educación sobre la enfermedad y el acceso adecuado al tratamiento humano, podemos combatir la rabia”, aseguran desde Health for Animals, organización internacional de fabricantes de fármacos veterinarios.

Si bien, todavía hay muchas zonas del mundo donde por diversos motivos la vacunación no es una opción viable para combatir la rabia.

Uno de ellos es la India. Aproximadamente el 36% de las muertes por rabia del mundo tienen lugar en la India. “Es una cifra enorme y un desafío de vacunación gigante cuando algunas estimaciones sitúan a la población de perros indios en 25 millones”, resaltan.

Uno de los elementos más trágicos en la lucha contra la rabia es que, para algunas familias, simplemente no pueden pagar el tratamiento requerido cuando alguien es mordido.

Para ayudar a superar este costo prohibitivo, en la India han estado probando una nueva forma de administrar vacunas: en la capa externa de la piel.

Los nuevos tipos de vacunas modernas basadas en células son muy diferentes de las vacunas basadas en tejido nervioso desarrolladas por primera vez en el siglo XIX por el biólogo francés Louis Pasteur.

Estas inyecciones basados en células se pueden administrar tanto en el músculo como en la piel. La India ha reconocido que, al inyectar a los pacientes por vía intradérmica, cuando es adecuado, utiliza una cantidad menor del medicamento y cuesta entre un 60 y un 80 por ciento menos que el precio pagado por las vacunas intramusculares.

Otra de las medidas que están llevando a cabo es educar a las personas sobre la enfermedad. El organismo de educación del gobierno central de la India lanzó un programa para enseñar a los niños, que son particularmente vulnerables a la rabia, acerca de la prevención de mordeduras de perro en todas las escuelas. Su objetivo es enseñar a los jóvenes de entre 10 y 17 años sobre cómo comportarse con los perros de la calle, qué hacer después de ser mordido por un perro y cómo ayudar a prevenir la rabia.

Prevenir el comercio de carne de perro
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha destacado explícitamente el comercio de carne de perro como un factor que contribuye a la propagación de la rabia. Esto se debe a que se mueven entre grandes distancias a los perros con rabia, extendiendo el riesgo e interrumpiendo los programas de vacunación masiva de perros.

En Indonesia, las campañas para aumentar la oposición contra el comercio de carne de perro están ganando terreno a través del Gobierno y la defensa de celebridades. Se produjo un gran avance cuando el gobierno central indonesio ordenó a todos los gobiernos provinciales que tomaran medidas inmediatas para abordar el comercio de carne de perro, gato y animales exóticos del país.

Combatir la rabia con plantas
Durante las últimas dos décadas, los científicos han estado estudiando cómo las plantas de tabaco podrían usarse para ayudar a reforzar las existencias de la vacuna contra la rabia humana.

«A través de la ingeniería genética, los científicos han estado dando a las plantas de tabaco la codificación del anticuerpo humano contra la rabia. Luego, las plantas usan ese código para crear los anticuerpos, que los científicos descubrieron que eran tan eficientes para combatir la rabia como los anticuerpos de mamíferos o humanos«.

Aunque estos resultados fueron prometedores, más investigaciones han demostrado que se necesita hacer más antes de que sean una opción viable para una vacuna alternativa contra la rabia.  Está claro que, a pesar de la voluntad del mundo y las vacunas disponibles, el camino hacia la erradicación de la rabia es complicado, pero también es posible la erradicación.

Cada año el 28 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Rabia. La fecha corresponde al aniversario del fallecimiento de Louis Pasteur, quien desarrolló la primera vacuna contra esta enfermedad.

Fuente: diarioveterinario.com.