keyboard_arrow_up
enero 2020

En cinco años, quizás el 50% del asesoramiento veterinario sea online.

Carlos Catracchia es uno de los socios de Apsavet, empresa formada por veterinarios, que ofrece una serie de planes integrales para implementar en los sistemas productivos.

Carlos Catracchia, Santiago García, Lucía Llorente y Federico Bibiloni conforman el team que le dio origen a Apsavet, empresa formada por veterinarios y orientada a ofrecer un servicio integral a partir de planes que se adaptan a las necesidades de cada sistema productivo. Con el foco puesto en la industria lechera, son 35 los clientes que atienden de forma directa, pero esa cifra se multiplica por tres si se suman todos los asesoramiento en los que participan indirectamente a través de una beta educativa.
“Nuestros programas de capacitación son herramientas distintas al asesoramiento, pero orientadas a las mismas áreas de acción y lo que buscamos es certificar a las personas que trabajan en los establecimientos de que tienen los conocimientos y habilidades necesarias para realizar esos trabajos”, resume Catracchia otra de las facetas de Apsavet.

Team Apsavet tienen 35 clientes en el rubro lechero.

En diálogo con MOTIVAR, el profesional oriundo de Carmen de Areco, Buenos Aires, confiesa que su paso formativo por la Facultad de Veterinaria de la UBA y, sobre todo, a partir de los trabajos grupales de esos ámbitos, despertó la necesidad de replicar esas experiencias en el plano laboral, creando una empresa conformada por veterinarios.
Entre las particularidades de Apsavet (www.apsavet.com.ar), se destaca que sus cuatro socios están repartidos por la Pampa Húmeda y no tienen oficina física (ni piensan tenerla).
“Si bien hace años que trabajando juntos, estamos en el camino de lograr esa transformación de ser solo veterinarios a empresarios”, reconoce Catracchia quien, en el siguiente mano a mano, repasa su visión de profesión, el futuro de la lechería y el rol del productor.

MOTIVAR: ¿Cómo surgió Apsavet?
Carlos Catracchia: Venía trabajando en producción lechera y se fueron sumando distintos pasantes como colaboradores. Juntos fuimos creciendo y nos fuimos especializando en distintas áreas.
Todo esto, nos llevó a pensar que podíamos ofrecer un servicio integral.
Hace más de tres años que trabajamos formalmente, pero las primeras acciones fueron hace seis. Nuestro campo de acción está enfocado en la salud, nutrición, producción y reproducción en rodeos lecheros, pero cada uno se especializa en una área particular. Además del trabajo de los cuatro socios de la compañía, nos integramos a otros profesionales en algunas actividades específicas.

¿Qué ventajas tiene pertenecer a una empresa de veterinarios?
La empresa ofrece una contención económica y el sentido de pertenencia a un grupo donde todos tienen los mismos beneficios, como ocurre en otros lugares.
Hay que señalar que, para los veterinarios, en la actividad privada, una de las incógnitas es qué sucede cuando te lesionas o cómo organizas las vacaciones. Al ser parte de una empresa, esto lo tenemos resuelto. A su vez, estamos en un proceso donde nos sentimos cómodos con algunas cosas que fuimos logrando, como los planes integrales que ofrecemos, a los que les pusimos nombres y lo salimos a vender.

¿Cuáles son los servicios integrales que ofrecen hoy?
El producto estrella es SIAL Sistema Integral Lechero, a través del cual se busca la mejora continua a través de un programa con objetivos que se va desarrollando mediante distintas actividades; se evalúan resultados para luego, plantear nuevos desafíos.

Seguir leyendo

Fuente: MOTIVAR