keyboard_arrow_up
marzo 2020

El manejo de Vicia como cultivo de servicio y sin inconvenientes.

Se trata de uno de los cultivos de servicio más elegidos en cada rincón del país. Desde Aapresid, productores comparten su experiencia y recomendaciones para un realizar un correcto manejo.Cesar Belloso desde Pergamino, José Luis Zorzin desde Los Surgentes, Guillermo Rivetti desde Del Campillo y Guillermo Divito desde Necochea aportan sus experiencias en el manejo de vicia como cultivo de servicio (CS), sola o en mezclas, mediante un comparativo de los objetivos y estrategias de manejo elegidas en cada caso, repasando los tips que estos productores recomiendan para no fallar:
Atención a la toxicidad en planteos mixtos
Desde Pergamino, Cesar Belloso brindó su experiencia en vicia sembrada sola con el objetivo de aportar Carbono y Nitrógeno y competir con malezas. Para esto último opta por siembras al voleo incluso en los alambrados, donde la deja semillar y resembrarse, para mantener estas zonas libres de malezas.
Belloso remarca que el manejo de este CS (Cultivo de Servicio) en planteos mixtos requiere especial cuidado, ya que la vicia puede generar toxicidad en vaquillonas.
El exceso de materia seca puede dificultar la implantación del sucesor
En la zona de Los Surgentes, uno de los principales objetivos del CS para José Luis Zorzin es garantizar el consumo de agua y regular el ascenso de la napa. Sembró la vicia en mezcla con centeno y obtuvo valores de biomasa en torno a los 8000 kg/ha, con picos muy superiores en algunas zonas del lote. Esto permitió una excelente competencia con malezas y evitó el uso de pre emergente en la soja posterior.
Sin embargo, Zorzin advierte que el exceso de materia seca puede traer problemas durante la implantación, especialmente en soja, ya que las plántulas pueden sufrir daños mecánicos al intentar atravesar la espesa capa de rastrojo. En el caso de Zorzin, el daño debilitó la base de los tallos que en algunos casos se quebraron.
Cuidado con la atracción de cortadoras y chinches
En el caso de Guillermo Rivetti, productor de Del Campillo, la finalidad del CS apunta al aporte de C, N y el control de malezas, pero también a la mejora en la infiltración. Rivetti opta por mezclas de vicia con triticale o con centeno.
Si bien el control de malezas resulta excelente, Rivetti recomienda estar atentos a los ataques de orugas cortadoras y chinches, muy atraídos por la vicia.
No sembrar por sembrar: elegir aquella situación donde el CS pueda hacer la diferencia
Desde Necochea Guillermo Divito trae su experiencia con vicia en mezcla con avena. Uno de los objetivos de Divito es el uso de este CS como recurso forrajero. Según Divito, el CS es una herramienta clave en ambientes de suelo somero, donde los cultivos de segunda son más erráticos. En el caso del maíz, la inclusión de un CS permite la recarga del perfil que, sumada al retraso en la fecha de siembra del cultivo de verano, aseguran la mejor disponibilidad de agua.

Fuente: TodoAgro.com.ar