keyboard_arrow_up
mayo 2020

Aftosa: preocupante decisión de Río Grande do Sul, Brasil.

Lo hará en Río Grande Do Sul, que limita con la Argentina, entre otras zonas; el Senasa pidió explicaciones al vecino país y hay preocupación de referentes del sector agropecuario

Luego de que se conociera la decisión de Brasil de dejar de vacunar contra la fiebre aftosa en algunos estados, como en Río Grande do Sul, hay alerta en el sector ganadero argentino por esa medida.

Entre otras reacciones, el Senasa pidió explicaciones al organismo sanitario brasileño. “Generó sorpresa la decisión de Brasil de dejar de inocular a su rodeo, sobre todo la anticipación en Río Grande do Sul, por los riesgos e implicancias que tendría al ser un estado fronterizo a la Argentina”, dijo el Senasa.

Autoridades del Senasa hablaron con José Guilherme Tollstadius Leal, secretario de Defensa Agropecuaria del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento (MAPA) de Brasil. Se le solicitó información sobre las condiciones en que se tomó la decisión de dejar de vacunar contra la aftosa, además de pedir garantías suficientes para que la región no se vea afectada por un posible rebrote de la enfermedad, lo que impactaría en el comercio internacional de carnes.

La normativa prohíbe el uso y comercialización de la vacuna para la fiebre aftosa y lo que se busca es conseguir el estatus de libre de fiebre aftosa sin vacunación otorgado por la organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

La decisión de Brasil forma parte del Plan Nacional de Erradicación de Fiebre Aftosa y del Plan Estratégico 2017-2026, la cual dispuso interrumpir la vacunación de aftosa no solo en Río Grande do Sul, sino que se suman otros como el estado de Rondonia y regiones de Amazonas y de Mato Grosso. Por esta medida se dejarían de aplicar unas 30 millones de dosis. Asimismo, se restringe el ingreso e incorporación de animales vacunados contra la fiebre aftosa en dichos estados, quedando exceptuados solo aquellos animales vacunados oriundos de zonas libres de fiebre aftosa con vacunación, siempre y cuando que el ingreso se produzca por locales autorizados del servicio veterinario oficial y destinados a faena o a la exportación y transportados en vehículos con lacre del servicio veterinario oficial.

Para Jorge Errecalde, de la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria, dejar de vacunar es muy peligroso para Brasil, pero especialmente para la Argentina. Además, el experto contó que Paraguay también suspendió temporariamente la vacunación por la pandemia.

“Es obvio que a los países les interesa adquirir el estatus de libres de fiebre aftosa sin vacunación, eso es económicamente favorable. Pero es muy riesgoso porque la aftosa es peligrosa y muy contagiosa y nuestras fronteras del norte y el noreste son muy permeables”, dijo.

Errecalde agregó: “Ya tenemos experiencia en aquello de dejar de vacunar. En las regiones de la selva tucumano-boliviana, el parque chaqueño y la selva misionera, hay zonas en que nuestros sistemas de vacunación no pueden ser lo suficientemente eficaces como para cubrir el 100% de cabezas. Ahí hay peligro”, remarcó. “Nuestros sistemas de control epidemiológico y de vacunación deben estar especialmente alerta. Es un momento especial porque en el marco de la pandemia del Covid-19 la atención tiende a dirigirse hacia el Sars-cov-19 y los controles del resto de las patologías tienden a relajarse”, añadió.

En este contexto, el Senasa dispuso extender el plazo de vacunación por 30 días en ocho provincias de la zona central del país para asegurar la inmunidad de todo el rodeo en medio del aislamiento social obligatorio.

Brasil busca el estatus de libre de aftosa sin vacunación

El Senasa pidió explicaciones al organismo sanitario brasileño

El temor en la producción Argentina es porque las fronteras son muy permeables

Fuente: diario La Nación 16 de mayo 20202.