El cierre de sus puertas por cuenta de las medidas adoptadas por el Gobierno nacional para prevenir el contagio del coronavirus los ha puesto en una difícil situación económica, pues con el dinero que percibían por concepto de boletería, sostenían no solo la planta de personal, sino a los animales que viven allí, los cuales provienen, en su gran mayoría, de incautaciones realizadas por las autoridades a traficantes de fauna.

El Parque Temático de Flora y Fauna de Pereira-Bioparque Ukumarí no es la excepción. A ese lugar son trasladados los animales que decomisan las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) del país. De ahí su importancia.

Desde su creación, hace cuatro años, el Bioparque Ukumarí logró un vertiginoso aumento de visitantes. En 2015 recibió la visita de 25.000 personas y cerró el 2019 con 347.000, lo que le permitía a sus directivas asegurar el pago de los empleados que se encargaban del cuidado de los animales, así como de garantizar la compra de sus alimentos y su atención médico-veterinaria.

Diferentes especies de mamíferos viven en el Bioparque Ukumarí. Foto: Bioparque Ukumarí.

Pero el nulo ingreso de capital, tras cinco meses de cierre, lo tuvo a punto de sucumbir. La Corporación Autónoma Regional de Risaralda (Carder) decidió acudir al llamado de auxilio del bioparque, luego de oficializar la firma de un convenio interadministrativo por 720 millones de pesos para garantizar la protección y bienestar de la colección animal existente en ese lugar por cinco meses.

El convenio se materializó con la transferencia en efectivo parte de la Carder de 400 millones de pesos, recursos que serán destinados para la alimentación y la atención médica de fauna que vive allí. Entre tanto, el Bioparque Ukumarí aportará en especie la suma 320 millones de pesos, representados en el apoyo con personal en materia de manejo de fauna silvestre cuando así lo requiera la corporación.

Los elefantes son unos de los animales más queiridos por los visitantes del lugar. Foto: Bioparque Ukumarí

“Ha sido una decisión del Ministerio de Ambiente y de la autoridad ambiental aplazar muchos compromisos que tenemos para que estos recursos lleguen, porque la alimentación de los animales no da espera y esta hermosa colección de fauna silvestre y exótica la tenemos que preservar”, comentó Julio César Gómez Salazar, director de la Carder.

Cebras y avestruces son algunos de los animales exóticos que habitan en el parque. Foto: Bioparque Ukumarí.

El funcionario afirmó que en este duro momento de crisis que afronta el país por motivo de la pandemia, la corporación como autoridad ambiental en Risaralda, no podía hacer otra cosa sino respaldar y apoyar el manejo y bienestar de los animales que están bajo cuidado de este parque, desde donde se generan, además, estrategias para promover la conservación de la biodiversidad y programas de educación ambiental para que las personas aprendan más sobre la fauna silvestre, su función y su importancia en los ecosistemas.

Igualmente, el Bioparque Ukumarí trabaja conjuntamente con diferentes universidades a nivel local y nacional en procesos de investigación. 

Una amplia gama de felinos también es posible encontrar en el parque. Foto: Bioparque Ukumarí. 

Fuente:
https://sostenibilidad.semana.com/impacto/articulo/animales-del-bioparque-ukumari-recibieron-un-salvavidas-i-colombia-hoy/53947