keyboard_arrow_up
octubre 2020

Bioseguridad en explotaciones avícolas: Potabilidad microbiológica del agua de bebida.

Jose Luis Valls, Director técnico de aviNews.

La bioseguridad en las explotaciones avícolas es fundamental, pues representa una herramienta esencial para garantizar un máximo rendimiento en las producciones, manteniendo el compromiso de seguridad alimentaria y bienestar animal exigido hoy en día.

Si vamos a continuar necesitando una integridad intestinal con las producciones actuales para evitar el uso de antibióticos, tenemos imperiosamente que conocer la calidad microbiológica del agua que deben beber nuestras aves. Los tipos de producciones actuales son suficientemente difíciles de manejar, incluso cuando todo va bien, pero si se tienen problemas con la potabilidad del agua aún será más difícil. Se necesita por tanto saber qué higiene tiene el agua y las conducciones por las que circula.

Los problemas de salud en nuestras granjas indican que algo no está bien. Si hay desprendimiento de mucosa intestinal, excrementos blandos, heces con alimento, alta mortalidad, índices de crecimiento bajos o altas conversiones de alimento, ¡ No hay duda de que algo está mal !. 

Cuando sucede algo de lo anterior y el pienso es bueno y el manejo en la granja es correcto, pero los resultados no son los adecuados ¿se ha considerado la posibilidad de que el agua pueda ser el origen de los problemas ¿Cuántas veces hemos oído esta respuesta a nuestra pregunta “ el agua de mi granja es buena“  o  “ si yo … cloro “ y resulta que no se tienen o no se han hecho analíticas hace tiempo.

  • Hay que recordar que los virus y las bacterias pueden hacer enfermar a las aves. Los recuentos altos de bacterias también pueden afectar el sabor del agua, lo que reduce el consumo que afectará a la tasa de crecimiento. Este alto recuento de UFC / ml probablemente explique parte de los problemas de salud en la granja.

Biofilm
Uno de los principales factores de riesgo en materia de calidad microbiológica del agua es el biofilm. Esta capa de materia orgánica que recubre el interior de los elementos del sistema de distribución de agua puede contener una alta carga de microorganismos. Además, se ha demostrado que los microorganismos que se desarrollan en el biofilm pueden ser más resistentes a los desinfectantes químicos. Por tanto, para realizar una gestión eficaz del agua, se debe tener en cuenta no solamente la carga microbiana que el agua trae desde su origen, sino también el riesgo que presenta la posible existencia de biofilm en la instalación del agua.
«para realizar una gestión eficaz del agua, se debe tener en cuenta no solamente la carga microbiana que el agua trae desde su origen, sino también el riesgo que presenta la posible existencia de biofilm en la instalación del agua»

En la actualidad existen múltiples métodos y desinfectantes de tratamiento agua, pero no todos ellos son capaces de eliminar el biofilm existente, y evitar que vuelva a formarse.

Seguir leyendo.