keyboard_arrow_up
diciembre 2020

¿Está preparada la región para una contingencia frente a una re-emergencia de la Fiebre Aftosa?

Acaba de finalizar el 9º Congreso Nacional de Entes y Fundaciones de Luchas Sanitaria Animal de CRA. A través de la palabra autorizada de destacados referentes regionales e internacionales, y la participación de técnicos del SENASA se desarrollaron las dos sesiones de los días 21 y 22 de octubre.

Es importante destacar la participación público-privada en el terreno de la Sanidad Animal, donde las organizaciones de productores de Argentina, junto a las de Uruguay y Paraguay, son pioneras y han sido un pivote principal para lograr el estatus sanitario de “libre de Fiebre Aftosa con vacunación”. Esta metodología fue adoptada posteriormente por Brasil, Bolivia y Colombia.

Las sesiones fueron organizadas por Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y la apertura correspondió a su presidente Jorge Chemes y el Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca Ing. Luis Basterra. Participaron además el presidente y vicepresidente del SENASA Ing. C. A. Paz y el Ing. Carlos M. Milicevich, respectivamente.

Se compartieron opiniones con respecto a la reciente decisión de Brasil de suspender la vacunación (efectiva en abril/mayo 2020) en varios estados del sur de Brasil y en el Dep. de Beni en Bolivia, y su potencial impacto en la región, ya que alcanza a más de 40 millones de cabezas de bovinos y gran parte de la producción porcina brasileña. Tanto el sector privado como el público de Argentina, así como los representantes del sector privado de Uruguay y Paraguay, indicaron claramente la determinación de continuar con la vacunación anti-aftosa en sus rodeos, a fin de mantener un nivel elevado de inmunidad, al mismo tiempo que se realizarán refuerzos en sus sistemas de prevención y planes de contingencia.

La reciente pandemia de SARS-CoV-2 y la epidemia mundial de Peste Porcina Africana -que afecta ya a cuatro continentes y continúa su expansión por falta de preparación para atender esas contingencias y sobre todo por la falta de una vacuna efectiva- fueron la base de los argumentos utilizados para la adopción de dicha posición. Las autoridades sanitarias de Argentina y los representantes del sector privado sostuvieron en forma unánime esa prudente y acertada posición.

PROSAIA estuvo representada en la Conferencia a través de dos presentaciones que enfatizaron la necesidad de revisar y actualizar un análisis de Riesgo integral (sanitario, comercial y ecológico) que identifique los peligros, desarrolle las medidas de mitigación correspondientes y estime las necesidades y recursos. En forma similar, se deberían actualizar y disponer de forma efectiva las acciones necesarias de vigilancia y contingencia y la disponibilidad de un banco de vacunas. Sobre todo, se debería hacer una “evaluación de costo beneficio con alternativas sobre la seguridad sanitaria con prevención vacunal vs. la capacidad de reacción en zonas sin vacunación”, aspectos que facilitarán la toma de decisiones de las autoridades nacionales para una hoja de ruta en el corto/mediano plazo.El Dr. James Roth de la ISU-EE.UU. explicó claramente el camino seguido por EE.UU. en la prevención y eventual control de la Fiebre Aftosa si ésta se introduce en EE.UU., donde se depende de un banco de vacunas para la rápida contención de la enfermedad y la efectiva ejecución del plan de contingencia, elaborado considerando varios escenarios, incluyendo uno que estima posible que la epidemia podría ser resuelta en no menos de 10 años mediante el empleo de la vacunación, con pérdidas estimadas en más de 3 billones de U$S.

Un aspecto importante y destacable es que Argentina lleva ya 12 años de estatus “libre de Fiebre Aftosa” con y sin vacunación, al igual que sus países vecinos, Paraguay y Uruguay, frente al riesgo siempre presente de reemergencia. Se consideró que la vacunación ofrece más certezas de sostenibilidad de los mercados.

Desde PROSAIA creemos que sería hora de insistir en la adecuación de las normativas internacionales sobre la categorización de “riesgo de mercancías” desde países/zonas libres de Fiebre Aftosa con vacunación, y facilitar así el comercio seguro de numerosos productos hoy no reglamentados con claridad (lengua, carne con hueso, hueso, etc.).

Finalmente, también se analizó la posibilidad de extender las acciones de los Entes/Fundaciones al control de otras enfermedades, en particular las zoonóticas que, bajo el concepto de UNA SALUD, darán garantías de seguridad sanitaria al comercio de animales y derivados, valorizando los productos de la cadena cárnica.

Desde la fundación felicitamos a los organizadores por la organización y conclusiones de este 9º Congreso y seguiremos atentamente los avances en la materia. Tanto el sector público como el privado cuentan con nuestro apoyo y colaboración.
Octubre 2020.

Fuente: PROSAIA