keyboard_arrow_up
enero 2021

Evaluación cualitativa de la producción de abejas reinas en la provincia Granma.

Vet. Arg. – Vol.  XXXVIII –  Nº 393 –  Enero 2021.
Yeny de la Caridad Tamayo Moreno1; Javier Goulet Fernández2; Carlos Olmo González1,3; Alcíbiades Ojeda Rodríguez1; Osmaida Estrada Cutiño1.

Resumen
La presente investigación se realizó en el Centro de Cría de abejas reinas “Batalla de Peralejo”, de la Empresa Apícola Granma, ubicado en el poblado El Dátil. La misma consistió en evaluar los indicadores de calidad de las abejas reinasen la provincia Granma, Cuba, se emplearon las evaluaciones de calidad de los Píe de Cría progenitores materno y paterno en el período comprendido entre septiembre de 2016 hasta agosto de 2017.Se empleó un total de 120 núcleos de tipo Langstronth, divididos en cuatro grupos de pies de cría diferentes de 30 abejas reina cada uno, hijas de las cuatro colmenas maternas, para evaluar de forma independiente cada abeja reina; cada hija es fecundada por los 3 pies de cría paterna, la estimación de la fecundidad en 24 horas se realizó utilizando un marco con cuadrículas de 5 x 5 cm. Para determinar el peso se empleó una Balanza Analítica Alemana Kern, de 0,0001 g de precisión. La conducta higiénica se determinó por el método de punción de la cría (Newton y Ostasiewski, 1986), modificado por Gramacho et al. (1999), con la aguja de acero inoxidable en un área de 10 x 10 cm con cría operculada entre 10-14 días de edad. Para evaluar la enfermedad presente se determinó por el método panal trampa con crías de zánganos según Free y Williams (1975), para cada colmena. Para la comparación de los datos se empleó el análisis de varianza simple empleando el paquete estadístico INFOSTAT (2001) versión 1. Se concluye que la calidad de la producción de abejas reinas en la provincia Granmaestán dentro del umbral de control y mantienen altas evaluaciones, las abejasreinas muestran una alta calidad genética, la cual es fundamental en la producción.
Palabras clave:abeja reina, calidad, provincia Granma.

Qualitative evaluation of queen bee·s production in the Granma’s province.
Summary
Present investigation was carried out in Cría’s Center of queen bees Batalla de Peralejo, of the Empresa Apícola Granma, located at the town El Dátil. The same involved evaluating the queen bees’  indicators of quality in theprovinces Granma, Cuba, it used the quality assessments of cheep to them of Cría maternal and paternal progenitors in the period understood between September 2016 to August 2017. It used a total of 120 nuclei of type Langstronth, the offspring’s groups of feet different of 30 queen bees were divided into four each one, daughters of the four maternal beehives to evaluate of independent form each queen bee; each daughter is fertilized by paternal offspring’s 3 feet, the esteem of the fertility in 24 hours came true utilizing a frame withgrids of 5 x 5 cm. A Kerngerman analytics cales, of 0. 0001 g of precisión was used to determine the weight. Hygienic conduct determined for offspring’s method of puncture (Newton and Ostasiewski, 1986), modified for Gramacho et al., (1999), with the rustless steel needle in an area of 10 x 10 cm with offspring operculada between 10-14 elderly days. The trap with offspring of drones according to Free and Williams (1975), for each beehive deermined for the method honey comb to evaluate the present disease. For the comparison of the data used the simple analysis of variance using the statistical parcel INFOSTAT (2001) version 1. One come to an end tan the quality of queen bees’ production in the provinces Granma are within the doorstep of control and loud evaluations, queen bees show a loud genetic quality, whichitis fundamental in production.
Key words: queen bee, quality, province Granma.
1Universidad de Granma, Cuba.
2Empresa apícola de Guantánamo.
3E-mail: colmog@udg.co.cu

Introducción
Abejas son insectos del orden de los Himenópteros, llamados así por tener cuatro alas membranosas, pertenecientes al género Apis y especie mellifera. Viven en grandes sociedades llamadas colonias perfectamente organizadas, donde cada individuo realiza una función determinada de acuerdo a su edad y desarrollo físico. En la apicultura moderna la colonia es introducida en una caja construida por el hombre llamada colmena, ello permite criar las abejas de manera racional para beneficio económico del hombre (Caron, 2005).

La cría de la abeja de especie Apis mellifera estuvo distribuida en Europa, Asia y África, con origen en África, antes de que apareciera el hombre Homo Sapiens. La relación del hombre con las abejas se remonta aproximadamente hasta los tiempos mesolíticos. El hombre empezó como un ladrón de los nidos silvestres y así poder disfrutarla e intenta conocer el mundo de las abejas. Dicha acción, la demuestra la pintura rupestre encontrada alrededor de los años 6,000 a.n.e.

En la actualidad, la práctica de la apicultura se ha extendido en casi todos los lugares donde habita el ser humano, desde las fronteras del frío Ártico hasta los más secos desiertos. Posiblemente, sea la actividad ganadera la que cubra más extensión territorial, además de que algunas actividades agrícolas (Polinización) dependen de ella para obtener unos resultados satisfactorios.

La apicultura, es una de las actividades económica más importante, incrementa los fondos exportables y el ingreso neto de divisas para el país, y proporciona a la agricultura grandes beneficios a través de la acción polinizadora de las plantas, del cual se deriva un incremento de los rendimientos agrícolas y el ecosistema (Castro, 2011).

Cubapor su condición de país consumidor, exportador y altamente dependiente de la miel de abejas en la medicina natural, esta actividad es de gran trascendencia. Las primeras colmenas llegaron a Cuba hace 250 años procedentes de la florida y a partir de ese momento su diseminación convirtió a la mayor de las Antillas en uno de los primeros exportadores de miel y cera del continente, hasta que la industria azucarera redujo esa actividad a niveles poco interesantes luego el estado cubano la reanimó en la década del 60 del pasado siglo.

La apicultura cubana se encuentra en una situación de crecimiento, de las colmenas que existían en 1994 la africanización y la Varroa o Garrapata de las abejas (Varroasis), terminó con una gran parte de ellas, teniendo una recuperación en los últimos años alcanzando 2 millones de colmenas en el año 2001.

En la actualidad la apicultura tecnificada, la selección y el mejoramiento genético son fundamentales para obtener mayor rendimiento y productividad de las abejas. La forma artificial de la reproducción de estos himenópteros, ofrece al hombre la facilidad de ejercer un control sobre las características genéticas de cada colonia de abejas, a través del cambio de sus abejas reinas.

Con la medición de los parámetros de calidad de las Abejas Reinas (peso, uniformidad de la postura, fortaleza de la colmena, enjambrazón, agresividad, hábitos higiénicos, presencia o no de enfermedades) y mediante procedimientos estadísticos aplicados a los indicadores, es posible garantizar una selección genética de calidad y su preservación, y con ello una mayor producción de miel con mayor calidad y más rentable.

Es por eso que el objetivo de la presente investigación es: Evaluar cualitativamente la producción de abejas reinas en la provincia Granma.

Material y Métodos
El trabajo se realizó  en el Centro de Cría de abejas reinas “Batalla de Peralejo”, de la Empresa Apícola Granma, ubicado en el poblado de El Dátil, provincia Granma

La investigación consistió en evaluar los indicadores de calidad de las abejas reinas que se producen en esta entidad, se emplearon las evaluaciones de calidad de los Píe de Cría progenitores materno y paterno en el período comprendido entre septiembre de 2016 hasta agosto de 2017.Se empleó un total de 120 núcleos de tipo Langstronth, divididos en cuatro grupos de pies de cría diferentes de 30 abejas reina cada uno, hijas de las cuatro colmenas maternas, para evaluar de forma independiente cada abeja reina; cada hija es fecundada por los 3 pies de cría paterna, la estimación de la fecundidad en 24 horas se realizó utilizando un marco con cuadrículas de 5 x 5 cm.

La investigación se llevó a cabo en tres etapas:

– Etapa 1: Se obtuvieron 120 abejas reinas, estas no mostraron defectos físicos, pasando a la etapa siguiente.

– Etapa 2: Evaluación de los indicadores: peso de la abeja reina, uniformidad de la postura, fortaleza de la colmena, enjambrazón, agresividad, hábitos higiénicos, presencia o no de enfermedades.

– Etapa 3: Seguimiento a las abejas reinas comercializadas con los productores.

Tabla 1. Evaluación final de los píe de cría paternos de la Empresa Apícola Granma(2017).

Fuente: (Empresa Apícola Granma y la UBPC Batalla de Peralejo).

Para determinar el peso se empleó una Balanza  Analítica Alemana Kern, de 0,0001 g de precisión. La conducta higiénica se determinó por el método de punción de la cría (Newton y Ostasiewski, 1986), modificado por Gramacho et al. (1999) y utilizado por otros autores (Araneda et al.,2008;Palacio et al., 2012; Espinosa-Montañoet al., 2008), con la aguja de acero inoxidableen un área de 10 x 10 cm con cría operculada entre 10-14 días de edad. Para evaluar la enfermedad presente se determinó por el Método panal trampa con crías de zánganos según Free y Williams (1975), para cada colmena. Para la mayor protección durante la investigación se utilizó: ropa gruesa, sombrero de yarey, velo, alza-tapas, cepillo para remover abejas de los panales, ahumador.

Análisis estadísticos. Para la comparación de los datos se empleó el análisis de varianza simple (ANOVA). Antes de realizar el análisis estadístico se probó la normalidad de los datos con la prueba de Kolmogorov-Smirnov y la prueba de Barttlet para probar la homogeneidad de varianza entre tratamientos. Todo el procesamiento se realizó empleando el paquete estadístico INFOSTAT (2001) versión 1.

Resultados y Discusión
De acuerdo a los resultados para el análisis de varianza simple realizado en la Tabla2. Al realizar una comparación entre descendencias en el período de noviembre a diciembre de 2017, encontramos que los los indicadores evaluados a los cuatro grupos de abejas reinas descendientes de las colmenas maternas 46; 56; 43 y 34, presentan diferencia significativa entre sí.

Tabla2. Comparación entre descendencias en el período de noviembre a diciembre de 2017.

(a, b, c)Letras diferentes en la misma columna difieren significativamente.
* Diferencia significativa. (*: P< 0.05; **: P< 0.01; ***: P< 0.001; ns: no significativa).

En el control el peso los grupos 46 y 56 se encuentran entre 234 y 236 mg, mostrando diferencia significativa con los grupos 43 y 34 que tiene un peso entre 231 y 233 mg. El peso mínimo admitido es de 230 mg, por lo que este indicador se cumple para todos los grupos, con mayor calidad en los dos primeros.

El control de la postura muestra que el grupo con mayor evaluación fue el 56 con 2,3 como promedio, seguido del grupo 43 con 2,26 y el grupo 34 con 2,06 presentando diferencia significativa con el grupo 46 que obtuvo una evaluación de 2,03 puntos, estas evaluaciones se rigen por el criterio implementado por el Centro de Investigaciones Apícolas (CIAPI). La abeja reina de la raza Apis mellifera es capaz de poner alrededor de 1 500 huevos diarios (Caron, 2010).

Guzmán (2012) por su parte plantea que, una reina debe ser capaz de poner en promedio, más de 2000 huevos en 24 horas, en condiciones normales de floración y entrada de néctar. Al coincidir con estos autores, todos los grupos en este indicador son evaluados de calidad, (postura ≥ 2 = postura ≥ 2000 huevo en 24 horas).

Con el cambio anual de reinas, la producción de miel aumenta entre 15% y 30%, debido a que las reinas menores de 12 meses ponen al menos 30% más huevos que las reinas de más de un año de edad y es bien sabido que las colonias que poseen más abejas durante la floración son más productivas. Así se demostró en estudios realizados en diversas partes del mundo, en estudio realizado en el estado de México por Guzmán et al.(2011).

En el estudio realizado en el Centro de abejas reinas “Batalla de Peralejo de la provincia Granma las abejas reinas evaluadas están en el inicio de su vida productiva. El indicador fortaleza de la colmena, no presenta diferencia significativa entre los grupos evaluados, la fortaleza de la colmena está relacionada con la postura, a mayor cantidad de huevos, mayor será la cantidad de crías.

El indicador agresividad de la colmena, no presenta diferencia significativa entre los grupos, obteniendo el calificativo de agresivas, estas evaluaciones se rigen por el criterio implementado por el Centro de Investigaciones Apícolas (CIAPI). Vandame et al. (2012)plantean que la mansedumbre de las abejas es un comportamiento difícil de evaluar numéricamente, por lo cual se propone que sea evaluado por apreciación de lareacción de las abejas cuando se les revisa cotidianamente, dando una calificación en una escala del 1 al 5, de la siguiente manera: muy mansa, mansa, regular o ligeramente mansa, defensiva y muy defensiva.

Dentro de los varios comportamientos expresados por las abejas Apis mellifera uno de ellos es el comportamiento higiénico (CH), caracterizado por la identificación y removimiento de las crías muertas, enfermas o parasitadas en el interior de las celdas de la colmena. En la presente investigación los hábitos higiénicos se evaluaron por el porciento de crías muertas que son removidas en el interior de las celdas de la colmena, el mejor grupo fue: el número 34, seguido del grupo 43, muestran diferencias significativas con los grupos 46 y 56, los dos últimos grupos reflejan diferencia significativa entre sí.Según Pérez y Demedio(2014), una colmena higiénica remueve del 80% o más de las crías muertas, en solo 24 horas.

La presencia o no de enfermedades en las colonias descendientes (Tabla3), se puede observar que la enfermedad presente en las colmenas evaluadas es la varroasis, por otra parte los resultados del análisis de varianza simple en este cuadro arrojaron que él % de infestación se comportó con mayor incidencia en el grupo 56; seguido de los grupos 43; 34 y menor para el grupo 46, el índice de infestación por grupo no muestra diferencia significativa, encontrándose una TIA de 2,62% a 3,25%, los cuales están por debajo de la TIA mínima del 5% para centros de reinas. Las abejas, al igual que todos los animales incluido el hombre, son sensibles a las bacterias, virus y parásitos. Su resistencia a los factores adversos es mayor si se encuentran en óptimo estado sanitario y de nutrición (Kouba, 1987).

Tabla3. Enfermedades presentes en las colmenas en el período de noviembre a diciembre de 2017.

La influencia de la edad de las reinas sobre los índices de infestación por Varroa fue evaluada por Ethem et al.(2010), quienes encontraron que a medida que aumentaba la edad de la reina (0, 1 y 2 año) aumentaban también los porcentajes de abejas adultas infestadas (5,96%; 11,58% y 15,87%) y las crías de zánganos (21,55%; 31,96% y 37,55%). Nuestros resultados en el caso de las crías infestadas por Varroa, no se corresponden con lo planteado por este autor.

Cuando introducimos una nueva reina, hay un impacto importante sobre la colonia. Hay efectos genéticos, pero también hay otros impactos que pueden ayudar en el manejo de una enfermedad. En los casos de enfermedades de la cría hay una constante re-infestación de crías enfermas para crías nuevas. Esta manutención del ciclo de la enfermedad depende de la disponibilidad de crías susceptibles con la edad apropiada. Cuando cambiamos la reina, generalmente hay una pequeña pausa entre la última producción de cría de la reina vieja y el inicio de postura de la reina nueva. Esto acorta el ciclo de reinfestación y reduce la intensidad de la enfermedad (De Jong, 2001).

La vigilancia de las abejas, y su hábito de remover crías enfermas, dependen de las condiciones de la reina. Cuando la reina no tiene una buena postura, las abejas tienden a mantener y cuidar de todas las crías, hasta aquellas que están enfermas. Así aparecen síntomas de enfermedades, especialmente en la cría, en colonias con reinas viejas. Cuando substituimos esta reina por una reina nueva, que produce muchos huevos, las abejas tienen un comportamiento de limpieza más fuerte y eficiente, ayudando a reducir problemas con enfermedades (De Jong et al., 1982).

Pérez(2014), observó TIA superiores en colmenas Maternas (6,07%) y Paternas (7,51%) en un Centro Genético de producción de abejas reinas. Por tanto podemos decir que los bajos índices de infestación en las abejas reinas producidas demuestran resistencia a la varroa.

El comportamiento de la descendencia respecto a los progenitores al comparar los indicadores (Tabla4), a través de la prueba de hipótesis para una media, encontramos que los valores de calidad para la descendencia, tanto el indicador postura como los hábitos higiénicos muestran diferencia altamente significativa respecto a los progenitores siendo (a > b) para todos los grupos, no siendo significativa para los indicadores fortaleza y agresividad, excepto el indicador fortaleza que difiere significativamente en el grupo 34.

Tabla4. Comparación de calidad de las abejas reinas con los pies de cría progenitores.

(a, b) Letras diferentes en la misma columna difieren significativamente (P<0.05)
(*)Diferencia significativa, (Ns) No significativa.

Las descendencias no reflejan el potencial genético de los progenitores, pero aun así mantienen evaluaciones de calidad, ya que el indicador postura oscila de 2,03 a 2,30, y el indicador hábitos higiénicos entre 91,13 % y 95,8 %. El grupo que mejor comportamiento tuvo, fue la descendencia de la colmena materna 43, esto coincide con el análisis realizado en la Tabla 2. Por lo tanto se puede utilizar los resultados para futuras selecciones, que garantizarán la mejora genética.

La Incidencia de los progenitores en sus descendenciasarrojó al ser evaluados a través del coeficiente de correlación valores cercanos a 0 (Tabla5), por lo tanto no se puede inferir el resultado de las descendencias a partir de los progenitores, no existe la fuerza o grado de asociación lineal entre ellos, siendo el valor de p significativo en postura y hábitos higiénicos.

Tabla5. Incidencia de los progenitores en la descendencia.

R: coeficiente de correlación, R2: coeficiente de determinación, EE: error estándar
 (P<0.05) diferencia significativa. Si (R) cercano a (0) no existe asociación.

Las variaciones en los indicadores evaluados son influidas por el ambiente, lo que coincide con lo planteado por Guzmán (2012), que las variaciones de los caracteres pueden ser total o parcialmente heredadas y sus manifestaciones son influidas por factores genéticos y ambientales. La importancia de éste conocimiento radica en que la proporción de la variación genética dentro de una población es la que puede generar mejoramiento en los animales. Cuando hay mucha variabilidad genética, existe un gran potencial para lograr una rápida mejora de los caracteres, por medio de aplicación de técnicas de crianza selectiva.

En la Tabla 6, al evaluar los parámetros se apreció que solo son significativos la postura y los hábitos higiénicos, coincidiendo con el modelo regresión múltiple de la Tabla 5.

Tabla6. Parámetros y estimadores del modelo cúbico para cada indicador.

La crianza selectiva y la crianza de reinas son muy diferentes. La crianza selectiva tiene que ver con identificar y escoger reinas de colonias que muestren la mayor expresión de características de interés para usarlas como píe de cría de futuras generaciones de abejas, mientras que la cría de reinas trata sobre las técnicas y métodos necesarios para producir muchas reinas. Si quiere producir abejas genéticamente mejoradas, es necesario no sólo saber criar reinas, sino también saber cómo aplicar técnicas de crianza selectiva, esto implica hacer pruebas en las colonias para evaluar las características deseables y llevar registros de los datos obtenidos de esas pruebas. Si la crianza selectiva se realiza de forma efectiva, este trabajo extra dará como resultados reinas más prolíficas, menor tendencia a la enjambrazón, mayor producción de miel, colonias más sanas y tranquilas (Guzmán, 2012).

Los problemas actuales de la producción apícola, como la africanización de las abejas, la presencia de Varroa y otras enfermedades, la inestabilidad del mercado internacional de la miel, el deterioro del entorno ecológico, ha llevado a los apicultores a trabajar más en obtener abejas con características de alto rendimiento, baja defensa y resistente a las principales enfermedades; la baja disposición de enjambrar, la compactación de la cría, el color de las abejas, capacidad polinizadora(Vandameet al., 2012).

Los modelos obtenidos se representan en la Figura 1 y 2 donde se observa de forma generalque hay dispersión de los datos con respecto a las líneas. La postura de la descendencia presenta mayor grado de asociación que la fortaleza respecto a los progenitores.

Figura 1. Modelos que representa la relación: Crías vs Progenitores.

La agresividad de la descendencia presenta mayor grado de asociación que los hábitos higiénicos respecto a los progenitores.

Figura 2. Modelos que representa la relación: Crías vs Progenitores.

La Tabla 7 Muestra la reevaluación de la descendencia después de ser adquiridas por los productores en el primer trimestre del 2017 como un seguimiento a las abejas reinas comercializadas con los productores.

Tabla 7. Reevaluación de la descendencia después de ser adquiridas por los productores en el primer trimestre del 2017.

(a, b) Letras diferentes en la misma columna difieren significativamente (P<0.05)
(*)Diferencia significativa, (ns) No significativa.

Como muestra la Tabla 7, al reevaluar los grupos en el primer trimestre del 2017 y compáralo con el promedio evaluado de noviembre a diciembre 2016, con la prueba de hipótesis para una media, se observa diferencia significativa  entre los períodos,  siendo (b > a) para todos los grupos, en el grupo 46 encontramos diferencia significativa para los indicadores: postura, agresividad, hábitos higiénicos y no significativo para la fortaleza, mostrando mayor calidad en el segundo período; el grupo 56 similar al grupo anterior, mostrando mayor calidad en el primer período; el grupo 43 muestra diferencia significativa en todos los indicadores, con mayor evaluación en postura y hábitos higiénicos para el primer período, fortaleza y agresividad en el segundo; el grupo 34 no significativo para el indicador postura, significativo para el resto de indicadores evaluados, comportándose mejor en el segundo período.

Los resultados mostraron que los grupos evaluados en el primer período en el Centro de Abejas Reinas Batalla de Peralejo, varió en la segunda evaluación realizada en apiarios de diferentes condiciones ambientales, en cuanto a: la floración presente en la zona, la ubicación, la cantidad de colmenas por apiario y los propios productores, los cuales realizan el manejo de sus colmenas de formas diferentes. Lo que pudo influir en el comportamiento de los indicadores de calidad evaluados en cada grupo.

Guzmán(2012) plantea que cualquier prueba que se use para medir el desempeño de las colonias para cualquier carácter, debe ser confiable, repetible, práctica y económica. La prueba se considera confiable si es capaz de detectar variación genotípica entre las colonias evaluadas, seria repetible, si se pudiera obtener cuantificaciones similares en pruebas repetidas. Un ejemplo: si se evalúa el comportamiento higiénico de una colonia, y en dos evaluaciones sucesivas la prueba muestra resultados del 80% y 85% respectivamente, entonces se considera repetible, porque la diferencia entre 80% y 85%, es pequeña. Sin embargo, en la segunda prueba la colonia muestra solo un 10% de remoción de cría, la variación entre resultados de las dos evaluaciones sería tan grande que la prueba no se consideraría repetible. La repetitividad de una característica es afectada por factores ambientales permanentes y temporales; estos últimos solo están presentes en los días en que se evalúa un carácter.

Gramacho y Gonçalves (2002) plantean que, para el mejoramiento genético es indispensable conocer que el fenotipo es una expresión que viene dada por: fenotipo = genotipo + ambiente + interacción genotipo-ambiente, no obstante, para el mejoramiento genético se puede trabajar principalmente con el genotipo, dado que el ambiente es difícil de controlar, salvo algunas mejoras realizadas en el manejo.

En apicultura es difícil seleccionar individuos reproductores (reinas y zánganos) de forma directa; la unidad de selección es la colonia. Por eso, al evaluar el desempeño de las obreras de una colonia para diversas características, también estamos evaluando indirectamente a la reina de esa colonia y a los zánganos con que se haya apareado. Luego entonces la selección de una reina para ser usada como progenitora se fundamenta en la suposición de que si las obreras tuvieron un buen desempeño, entonces la reina debe ser buena (Guzmán, 2012).

De los 16 productores del municipio Bayamo, que compran el reemplazo de sus reinas en el centro Batalla de Peralejo, fueron encuestados 9, estos representan el 56,25% del total. En la Figura.3 se observa que todos los apicultores realizan el cambio de las abejas reinas antes de los 12 meses, pero solo el 12,5 % de estos conoce su calidad. Más del 50 % realiza trashumancia.

Figura 3. Productores que compran los remplazos para sus reinas.

Según Guzmánet al.(2011) plantearon que el cambio de abejas reinas es uno de los aspectos más importantes que caracterizan el manejo de una apicultura moderna de alto rendimiento. Esta labor puede ser definida como el conjunto de métodos y operaciones empleados para organizar, introducir y controlar la aceptación de una nueva abeja reina fecundada y mejorada genéticamente, en la colmena.

Del total de apicultores encuestados solo el 12,5 % conoce la calidad de las abejas reinas que adquiere para sus remplazos, el 87,5 % no conoce la calidad, como se observa en la Figura.4.
Figura 4. Conocimiento de la calidad de las abejas reinas adquiridas.

La necesidad de que exista un equilibrio entre distintos factores dentro de la colmena: calidad de la reina, el espacio, alimentación y las condiciones sanitarias, los que se encuentran íntimamente relacionados, permiten un equilibrio productivo.

La calidad es un término subjetivo utilizado en relación con las reinas y los zánganos para describir ciertas características físicas cuantificables. Se considera en general que una reina de “alta calidad” posea las siguientes características físicas: Alto peso corporal, gran número de ovariolas, una espermateca de gran tamaño, elevado número de espermatozoides

Una vez activa como reina de una colmena, las siguientes características pueden ser evaluadas tanto en la reina como en su descendencia y por tanto son criterios de calidad:Elevada cantidad de cría producida, incluyendo el número de huevos por día y población de abejas obreras en la colmena, solidez de la cría, salud de la colmena, dígase, presencia de enfermedades, elevada producción de miel, bajo comportamiento defensivo (agresividad), baja tendencia a la enjambrazón, elevado comportamiento higiénico.En este trabajo se consideró que la falta de  conocimiento, respecto a la calidad de las abejas reinas, por parte de los productores apícolas, pone en duda el potencial genético de dichas abejas.

Conclusiones
La Evaluación cualitativa de la producción de abejas reinas en la provincia Granma están dentro del umbral de control y mantienen altas evaluaciones, las abejasreinas muestran una alta calidad genética, la cual es fundamental en la producción.

Bibliografía
Araneda X; Pérez R; Castillo C. y Medina L. 2008. Evaluation of the hygienic behavior of Apis mellifera L. Related to the level of infestation of Varroa destructor Anderson & Trueman. Idesia, Chile. 2008;26(2):56-67.
Caron, D.M. 2005. Honey Bee Biology & Bee keeping. Disponible en: Carond@hort.oregonstate.edu Consultado: 18-10-2019.
Caron, D.M. 2010. Manual Práctico de Apicultura. Disponible en: Carond@hort.oregonstate.edu Consultado: 18-10-2019.
Castro, R.F.A. 2011. La grave crisis alimentaria. Reflexiones del cumpleaños de Fidel. Debate. Diario Granma. Cuba. Lunes 31 de enero.
De Jong, D. 2001. “Genética aplicada a los programas de selección”. In: VII Congreso Internacional de Actualización Apícola – I Foro de Vinculación Apícola, Veracruz,  México: Asociación Nacional de Médicos Veterinarios Especialistas en Abejas (ANMVEA) – Universidad Veracruzana, pp. 83–87.
De Jong, D; Roma, D. de A. & Goncalves, L. S. 1982. “A comparative analysis of shaking solutions for the detection of Varroa Jacob soni on adult honey bees”. Apidologie, 13(3): 297–306, ISSN: 0044-8435, 1297-9678.
Espinosa-Montaño, L; Guzmán-Novoa E; Sánchez-Albarrán A; Montaldo H. y Correa-Benítez A. 2008. Comparative study of three assays to evaluate hygienic behaviour in honey bee colonies (Apis mellifera L.). VetMex. 2008;39(1):9-14.
Ethem, A; Halil Y; Mustafa K; Bilge K. y Duran Ö. 2010. Effects of queenageson Varroa (Varroa destructor) infestationlevel in honey bee (Apis mellifera caucasica) colonies and colony performance. ItalianJournal of Animal Science 01/2010.
Free, J. y Williams, I. 1975. Factors determining there aring and rejection of drones by the honey bee colony. Animal Behaviour 23: 650- 675
Gramacho, K; Gonçalves L; Rosenkranz P. y De Jong D. 1999. Influence of body fluid from pink illed honey bee pupae on hygienic behavior. Apidologie. 1999;30:367-374.
Gramacho, K y Gonçalves L. Melhoramento Genético de abelhas com base no comportamento higiênico. 2002. pp. 188-190.
Guzmán, N.E. 2012. Genética y Crianza Selectiva para el Mejoramiento de la Abeja Melífera.
Guzmán-Novoa, E; Correa-Benítez, A; Espinosa-Montaño, L.G. & Guzmán-Novoa, G. 2011. “Colonización, impacto y control de las abejas melíferas africanizadas en México”. Veterinaria México, 42(2): 149–178, ISSN: 0301-5092.
Kouba. 1987. Epizootiología General. Ed. Pueblo y Educación. 2da Edición. Cuba. pág. 666.
Newton, D. y Ostasiewski, N. 1986. A simplified bioassay for behavior alresistance to American foulbrood in honey bees (Apis mellifera L.). Am Bee J. 1986;126:278-281.
Palacio, M.A; Figini E; Ruffinengo S; Rodríguez E.N; Del Hoyo M. y Bedascarrasbure E. 2012. Resultados de la selección para el comportamiento higiénico en poblaciones de abejas Apis mellifera L. sin control de fecundación. 2012. Disponible: http://www.vet-uy.com/articulos/apicultura/050/0014/apic014.htm
Pérez, Anisley, H. y Demedio L.J. 2014. Evaluación de la conducta higiénica en colmenas de abejas Apis mellifera L. por el método del pinchado con dos instrumentos. Rev Salud Anim. vol.36 no.3 La Habana sep.-dic. 2014. ISSN 0253-570X.
Pérez, A. 2014.Índices de infestación por Varroa destructor y mecanismos de defensa, y su correspondencia para la supuesta condición de «europeas» y selectas de las colmenas en un Centro Genético de Producción de abejas reinas. Tesis en Opción al grado científico de Doctora en Ciencias Veterinarias. Universidad Agraria de la Habana (UNAH). Pp. 124.