keyboard_arrow_up
febrero 2021

Pododermatitis: diagnóstico, tratamiento y resolución.

Fuente: IVIS International Veterinary Information Service.

Introducción – ¿Qué es Bumblefoot?
La pododermatitis, comúnmente conocida como «bumblefoot», se ha convertido en una enfermedad frecuente en aves de compañía y en aviario. La pododermatitis es un término general para cualquier condición inflamatoria o degenerativa del pie aviar. A menudo, las aves acudirán al consultorio del médico para un examen anual de rutina, y las patas mostrarán signos de enfermedad subclínica o incluso más grave. La afección puede variar desde enrojecimiento o hinchazón muy leve hasta abscesos crónicos profundamente arraigados y destrucción ósea. Si se detecta a tiempo, los factores predisponentes subyacentes pueden corregirse y la enfermedad a menudo se revertirá.

Se ha reportado pododermatitis en muchas especies de aves, pero a nivel clínico, es particularmente problemática en aves rapaces en cautiverio, galliformes ( pollos y pavos ), anseriformes ( patos, gansos y cisnes ), limícolas, pingüinos y muchos  psitaciformes.  ( loros ). De las psitácidas, las amazonas, los periquitos y las cacatúas son particularmente vulnerables a esta enfermedad. La condición se describe con frecuencia en rapaces, pero puede ocurrir en cualquier especie de ave, incluidos canarios y pinzones [1]. Debido a que las almohadillas de las patas están presentes en las psitácidas más que en otras especies, las aves de la familia de los loros son más propensas a padecer esta enfermedad [2].
Figura 1. Pododermatitis en la etapa 3 en las patas de un pinzón, vista lateral (imagen cortesía de Tamara Lowes; usada con autorización).

Figura 2. Pododermatitis en la etapa 3 en las patas de un pinzón, superficie plantar (imagen cortesía de Tamara Lowes; usada con autorización).


Figura 3. Las uñas extremadamente largas hacen que el ave se pare en una posición antinatural, lo que lleva a pododermatitis (imagen cortesía de Leila Marcucci,  Bay Area Bird Hospital ; usada con autorización).

Las escamas de los pies están compuestas de tejido epidérmico ( la capa más externa de la piel ) altamente queratinizado , y este tejido cubre la parte inferior de la pierna ( podoteca ) y el pie. Las uñas / garras están formadas por placas de tejido fuerte queratinizado que encierran la falange terminal ( último hueso del dedo del pie ) de cada dedo. Es este tejido queratinizado en la superficie plantar ( parte inferior ) de los pies el que se desgasta rápidamente cuando el pie se irrita y duele [2].

Seguir leyendo