keyboard_arrow_up
mayo 2021

Control y diagnóstico de las micoplasmosis en reproductoras y pollos de engorde.

Mycoplasma gallisepticum (MG) y Mycoplasma synoviae (MS) son bacterias que carecen de pared celular que causan infecciones en las aves domésticas (Figura 1). Estos organismos continúan causando pérdidas económicas en la industria productora de pollo de engorda a nivel mundial. Los casos complicados con otros factores pueden provocar problemas clínicos severos o enfermedad respiratoria crónica (ERC).

Infecciones causadas por MG pueden ocasionar estertores, tos, secreción nasal, conjuntivitis, exudados en los sacos aéreos o aerosaculitis (Figura 3), y reducciones en las tasas de crecimiento y eficiencia alimenticia. En gallinas ponedoras y reproductoras pesadas pueden causar caídas en la producción y reducciones en el número total de huevos por ave. Casos en reproductoras también pueden resultar en elevada mortalidad embrionaria con lesiones en los sacos aéreos.

Existe variación en el grado de patogenicidad entre las cepas de MG y MS y por consiguiente en la severidad de los signos clínicos. Varios factores (Figura 2) pueden exacerbar la severidad de los signos clínicos:

    • Desafíos con virus respiratorios(bronquitis infecciosa, enfermedad de Newcastle, pneumovirus aviar, influenza aviar) y/o inmunosupresores (infección de la bolsa de Fabricio, anemia infecciosa, enfermedad de Marek)
    • Reacciones respiratorias causadas por virus vacunales (enfermedad de Newcastle, bronquitis infecciosa, pneumovirus aviar)
    • Infecciones secundarias causadas por otras bacterias (Ornithobacterium rhinotracheale, E. coli, Pasteurella spp.)
    • Condiciones ambientales adversas (temperaturas frías, cama húmeda, polvo, alta concentración de amoníaco)

    Infecciones causadas por cepas patógenas de MS en reproductoras se asocian con caídas de producción y disminuciones en los nacimientos. Los signos más comunes en los pollos son inflamación (sinovitis) de la articulación tibio-tarsiana (Figura 4), enfermedad respiratoria, retraso del crecimiento y aumento de los descartes en la planta de faena debido a lesiones de aerosaculitis, septicemia-toxemia, peritonitis y articulaciones inflamadas.

  • Seguir leyendo.
    Fuente: Avicultura.info