keyboard_arrow_up
enero 2022

Peste Porcina Africana, PPA.

Desde la primera detección de la Peste porcina africana (PPA) en Rusia en el año 2007, la enfermedad se fue diseminando por la región, y se confirmó finalmente su presencia en otros países de la región como Ucrania (2012) y Bielorrusia (junio de 2013), que comparten frontera con países de la Unión Europea (UE). En 2014, dentro de la UE, se confirmó la presencia del virus de la PPA en jabalíes y/o en explotaciones de cerdo doméstico en Lituania, Letonia, Estonia y Polonia. Durante los años 2019 y 2020, y desde comienzos de 2021, ha continuado la misma tendencia que en años anteriores, con un acusado aumento de casos en verano, confirmándose por primera vez a finales de julio de 2019 la presencia de la enfermedad en Eslovaquia y en Serbia, mientras que en 2020 se detectó por primera vez en Grecia en cerdo doméstico. En Alemania, el número de focos de la enfermedad ha crecido rápidamente a lo largo de los últimos meses. El 10 de septiembre de 2020, el país comunicó la aparición de PPA por primera vez en su territorio con su detección en el cadáver de un jabalí en el estado federal de Brandeburgo, cerca de la frontera con Polonia. Desde el inicio del brote hasta el 1 de noviembre de 2021 se han notificado un total de 2.334 focos en jabalíes (403 en 2020 y 1.931 en 2021), todos ellos localizados en la zona este del país, próximos a la frontera con Polonia.

Por su parte, en Rusia, desde comienzos del año 2019 y hasta la actualidad, se ha producido un continuado goteo de casos, tanto en cerdo doméstico como en jabalí. Según la información publicada por la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal), durante este período Rusia ha declarado 754 focos afectaron a 131.225 cerdos domésticos y 801 jabalíes.

Fuentes: Diario VeterinarioDiario veterinarioOIE