keyboard_arrow_up
julio 2022

Lince: cada vez son más, pero viven en peligro.

CADA VEZ SON MÁS
PERO VIVEN EN PELIGRO

Traemos buenas noticias: el último censo de población de lince ibérico arroja un aumento del 20% de la población, lo que confirma una tendencia en alza por tercer año consecutivo.
El caso de nuestro querido lince demuestra que es posible salvar a una especie de la extinción con un trabajo continuado y el apoyo de nuestras socias y socios.
Gracias al esfuerzo coordinado entre muchas entidades y ONG como WWF, en dos décadas hemos multiplicado por 14 su población: de los escasos 94 ejemplares que sobrevivían en 2002 hemos pasado a los 1.365 censados en 2021.
Esto supone un gran éxito de conservación: hemos sacado al felino del Peligro Crítico de Extinción, a un paso del adiós definitivo, pero aún queda mucho por hacer para eliminar las graves amenazas que aún debe afrontar.
Precisamente porque somos conscientes del esfuerzo que supone alejar a una especie de la extinción, nos preocupa y mucho las cifras de mortalidad de nuestro felino.
ME UNO A WWF

CERCA DE 100 LINCES MUEREN AL AÑO POR ATROPELLOS Y FURTIVISMO
Atropellos y furtivismo son las principales causas de mortalidad de esta especie: cada año mueren cerca de un centenar de linces por estas dos causas y destacan dos grandes puntos negros: la autovía A4 Madrid-Sevilla (cerca de Andújar-Cardeña) y la carretera Hinojos-Villamanrique (próxima a Doñana), donde el pasado fin de semana murieron atropellados una hembra y su cachorro.

El furtivismo también tiene al lince en jaque, que sigue muriendo por disparos o víctima de trampas, como los lazos, y el veneno.

A esto se suma la escasez conejos (su alimento favorito), la alteración y pérdida de sus hábitats naturales, la fragmentación y el aislamiento de sus poblaciones, debido a la proliferación de embalses, líneas de tren de alta velocidad y carreteras que son barreras infranqueables y trampas mortales para los jóvenes linces en dispersión.

OBJETIVO SALVAR AL LINCE

Hace 60 años contribuimos a comprar la finca donde se fundó la Estación Biológica de Doñana, una acción clave para conservar uno de sus últimos refugios. Desde entonces y gracias al apoyo de nuestras socias y socios, en WWF hemos realizado censos, decenas de proyectos sobre el terreno, marcajes con collares GPS para conocer mejor su comportamiento y hemos ayudado a proteger al felino.

Impulsamos su cría en cautividad y reintroducción, restauramos sus hábitats perdidos, repoblamos sus áreas clave con conejos sanos y sensibilizamos a cazadores. También mantenemos acuerdos de custodia con 18 fincas, en una superficie equivalente a 25.000 campos de fútbol, donde viven 12 hembras y sus cachorros.

Nos oponemos a nuevas infraestructuras con trazados que amenazan sus últimos refugios, identificamos los puntos negros de las carreteras donde mueren atropellados y luchamos para corregirlos; ya hemos logrado que se arreglen algunos y trabajamos para crear pasos seguros y conectar sus territorios en las ocho poblaciones existentes.

Para garantizar su salvación queremos aumentar el número de territorios ocupados y su población hasta 3.500 ejemplares, para lo que debemos reducir al máximo los atropellos y las muertes intencionadas.

Vamos por el buen camino y podemos lograrlo, pero ¡te necesitamos para conseguirlo! Con tu ayuda seguiremos trabajando hasta que este símbolo de la fauna ibérica recupere todos los territorios de dónde nunca debió faltar.

Ayúdanos a salvar al lince ibérico. ¡Hazte socia/o!

HAZTE SOCIA/O
Fb Tw Inst Yt
www.wwf.es
Teléfono: +34 91 354 0578
info@wwf.es