keyboard_arrow_up
diciembre 2020

Hiperglucemia por xilacina y alfa 2 adrenérgicos.

Vet. Arg. – Vol.  XXXVII –  Nº 392 –  Dicembre 2020.
1Lucioni, Patricio Abel; 2Mele, Esteban; 3Escalante, Antonella.

Resumen
El objetivo del presente trabajo es determinar la modificación de la glucemia luego de administrar xilacina en perros sanos. Para ello se realizó la administración de xilacina a 139 caninos que debían ser sedados para diferentes procedimientos clínicos. Fueron divididos en dos grupos.  Al grupo N1, conformado por 75 caninos, se le administró xilacina a una dosis de 0,5 mg/kg vía IM (intramuscular).  Al grupo N2 conformado por 64 caninos,  se le administró xilacina a una dosis de 1 mg/kg por via IM (intramuscular). Fue considerado como hiperglucemia un aumento mayor al 50% del valor basal o  un aumento mayor al 20% con respecto al valor basal para cualquier valor superior a 120 mg/dl, considerando este, como el valor máximo normal para la especie. En el grupo N1 no se observó ningún canino con valores superiores a los propuestos en el siguiente estudio. En el grupo N2 fueron observados 2 caninos que presentaron hiperglucemia moderada, pero sin correlación estadística. Por tanto según lo observado no se puede decir que la administración de xilacina a dosis terapéuticas entre 0,5 y 1mg/kg en perros sanos sea causante de hiperglucemia.

Xylazine and alpha 2 adrenergic hyperglycemia
Summary
The objective of the present work is to determine the modification of blood glucose after administration of xylazine in healthy dogs. For this, xylazine was administered to 139 canines that had to be sedated for different clinical procedures. They were divided into two groups. The N1 group, made up of 75 canines, was administered xylazine at a dose of 0.5 mg / kg IM (intramuscular). To the N2 group, made up of 64 canines, xylazine was administered at a dose of 1 mg / kg by IM (intramuscular) route. An increase greater than 50% from the baseline value or an increase greater than 20% with respect to the baseline value for any value greater than 120 mg / dl was considered as hyperglycemia, considering this as the maximum normal value for the species. In group N1, no canine was observed with values ​​higher than those proposed in the following study. In group N2, 2 canines were observed that presented moderate hyperglycemia, but without statistical correlation. Therefore, according to what has been observed, it cannot be said that the administration of xylazine at therapeutic doses between 0.5 and 1mg / kg in healthy dogs is a cause of hyperglycemia.

1Veterinario (U.B.A.), Profesional independiente, Cirugía y Anestesiología en pequeños animales. patolucioni@gmail.com
2 Veterinario (U.B.A), especialista en Ortopedia y Traumatología. CPMV, Docente y cirujano Facultad de Cs. Veterinarias. Universidad de Buenos Aires (UBA), Especialista en docencia.
3Estudiante de Veterinaria (UBA), pasante del servicio de Anestesiología y Cirugía en Clínica Planeta Veterinario, Bs As, Argentina

Introducción
La xilacina es un agonista de los receptores alfa adrenérgicos. Fue reportada como el primer agonista alfa 2 en ser usado como sedante y analgésico en medicina veterinaria (Thurmon y col 1996).

Al igual que los otras drogas del grupo tiene efecto alfa2 y alfa 1 con una selectividad (160:1) (Anestesiología y cuidados intensivos, Pilar Muñoz Rascon y Col, 2019)

Debido a sus efectos sobre el SNC, por la gran distribución de receptores alfa, se observan regulación sobre la actividad simpática, de la presión arterial, de la actividad nociceptiva y control de la vigilia causando sedación y ansiolisis. A nivel periférico se encuentran en las vías simpáticas, musculatura lisa de los vasos sanguíneos, en los barorreceptores, en las células que regulan la excreción renal, en los islotes pancreáticos y probablemente en los tejidos de conducción cardiaco (Farmacología para Anestesiólogos, Intensivistas, Emergentologos y Medicina del dolor, Aldrete-Paladino, 2007)

Por su actividad sobre los receptores alfa 2 ubicados en las células B del páncreas, la xilacina y demás agentes imidazólicos tienen tendencia a dar hiperglucemia.

Materiales y Métodos
Fueron seleccionados 139 caninos de diferentes razas que debían ser sedados para diferentes procedimientos clínicos. Los animales seleccionados se encontraban clínicamente sanos con un riesgo anestésico ASA 1 y ASA 2.  Las edades estaban comprendidas entre los 12 meses y los 6 años. Del total de los animales observados 62 fueron machos y 77 hembras los cuales fueron asignados a cada grupo en forma aleatoria. Los mismos fueron divididos en dos grupos.  Al grupo N1, conformado por 75 caninos (39 hembras y 36 machos), se le administro xilacina a una dosis de 0,5 mg/kg vía IM (intramuscular).  Al grupo N2 conformado por 64 caninos (38 hembras y 26 machos)  se le administro xilacina a una dosis de 1 mg/kg por vía IM (intramuscular). La glucemia fue medida con un monitor de glicemia y tiras reactivas(One Touche Ultra) antes de realizar la administración intramuscular considerando ese valor como valor basal al minuto cero. Luego fue medida a los 10, 20, 30 y 60 minutos. Durante todo el procedimiento fueron evaluados los parámetros cardiovasculares y respiratorios de los pacientes.  Fue considerado como hiperglucemia un aumento mayor al 50% del valor basal o un aumento mayor al 20% con respecto al valor basal para cualquier valor superior a 120 mg/dl.considerando este, como el valor máximo normal para la especie

Resultados
En el grupo N1 no se observó ningún canino con valores superiores a los propuestos en el siguiente estudio.  El valor mínimo fue 62 mg/dl y el máximo de 103 mg/dl con valor medio de 82 mg/dl. En el grupo N2 fueron observados 2 caninos que presentaron hiperglucemia moderada con valores de 126 mg/dl y 131 mg/dl con un valor basal de glucemia al minuto 0 (cero) de 109 y 118 mg/dl respectivamente, pero sin correlación estadística. Los valores máximos de glucemia para ambos grupos fueron observados entre el minuto 20 y 30. En 2 pacientes del grupo N1 y 1 paciente del grupo N2 fue observado un valor basal mayor a los medidos luego de la aplicación de xilacina, es decir la glucemia disminuyó luego de la aplicación de xilacina.

Discusión
Los agonistas alfa 2 tiene efecto sobre los receptores a nivel pancreático, pero dicho estímulo no logró generar hiperglucemia en el presente estudio. Los valores de glucemia superiores en los 3 pacientes al minuto cero, es posible que se deba a la descarga adrenérgica por la excitación previa, la cual disminuye al estar sedados. Por otro lado, es posible que la disminución general a nivel del SNC y periférico de adrenalina y noradrenalina sea responsable de la amortiguación del efecto hiperglucemiante de la xilacina en todos los casos.

Conclusión
Por tanto según lo observado no se puede decir que la administración de xilacina a dosis terapéuticas entre 0,5 y 1mg/kg en perros sanos sea causante de hiperglucemia. El estímulo de la xilacina sobre las células B del páncreas no es suficiente para causar hiperglucemia. Los valores de glucemia alta en otros estudios pueden deberse a otros factores como el estrés del paciente antes de ser sometidos a las mediciones de glucemia.

Bibliografía

Belda, E.* , Laredo, F.G., Escobar, M., Agut, A., Soler, M., Lucas, X. AGONISTAS α-2 ADRENÉRGICOS EN SEDACIÓN Y ANESTESIA VETERINARIA. Hospital Clínico Veterinario. Facultad de Veterinaria. Universidad de Murcia.

Cullen, L.,  Reynoldson, J. 1993. Xylazina or medetomidina premedication before propofol anaesthesia. Vet. Rec. 132: 378- 383

Jhon David Huayta Huanca1,2, Alexander Ureta Escobedo. Combination of Tramadol, Diazepam, Xylazine and Ketamine as anesthetic protocol for canine ovariohysterectomy in sterilization campaigns and its effects on vital signs Escuela Profesional de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Facultad de Ciencias e Ingenierías Biológicas y Químicas, Universidad Católica de Santa María, Arequipa, Perú.

Paddleford R.R. 1999. Preanesthetic Agents. En: Manual of small Animal Anesthesia, Pp 12-31. Ed. Paddleford RR. Saunders WB. Filadelfi a.

Thurmon J.C., Tranquilli W.J., Benson G.J. 1996. Preanesthetics and anesthetic adjuncts. En: Lumb & Jones’ Veterinary Anesthesia, Pp. 183-210. Eds. Thurmon JC, Tranquilli WJ, Benson GJ. Lippincott Williams & Wilkins.Baltimore

Plumb D. 2010. Manual de farmacología veterinaria. 6ª ed. Buenos Aires: Inter-Médica. p.1239

Scheinin M., Macdonald, E. 1989. An introduction to the pharmacology of alpha-2 adrenoceptors in the central nervous system. Acta Veterinaria Scandinavica. 85: 11-19

Thibaut J, Rivera T, Ahumada F. 2002. Anestesia endovenosa en perros mediante el uso de propofol en dosis única, premedicado con acepromazinaatropina y xilazina-atropina. Arch Med Vet 34: 25-35.

Thurmon J, Tranquilli W, Benson G. 2003. Fundamentos de anestesia y analgesia en pequeños animales. Barcelona, España: Masson. 470 p.