keyboard_arrow_up
abril 2021

Psitacosis.

La psitacosis es una enfermedad bacteriana de notificación obligatoria, producida por Chlamydia psittaci, cuya transmisión a los seres humanos puede ocurrir por contacto directo con aves infectadas o indirecto por aspiración de polvillo contaminado. La compra ilegal de aves -principalmente psitácidas- sin control sanitario, al igual que la captura de aves silvestres, son las principales causas de brotes.

En la provincia de Buenos Aires en el período 2017-2020 se han notificado un promedio de 15 casos confirmados en psitácidos, pero entre enero y el 08 de marzo del año en curso (2021) ya se encuentran registrados 40 casos y en algunas oportunidades con casos humanos asociados.

En Córdoba ya son 23 los casos con diagnóstico presuntivo de psitacosis. En las investigaciones epidemiológicas pudo establecerse que la mayoría de las personas tenían antecedentes de compra, tenencia o exposición a aves silvestres.

Las personas adquieren la enfermedad al inhalar el polvo generado por la desecación de las secreciones y el excremento de aves enfermas.

Los principales síntomas de la psitacosis en las personas son fiebre, dolor de cabeza, decaimiento general, fatiga y cansancio. Si la infección evoluciona a neumonía, a las 24-48 horas comienza la tos seca y dificultad para respirar.

Si bien suele ser una enfermedad leve o moderada, a veces puede ser grave, en especial para los adultos mayores que no reciben tratamiento.

Las aves pueden ser portadoras de la bacteria y no presentar ningún síntoma, pero cuando atraviesan situaciones de estrés, como la captura, el hacinamiento, la falta de alimentación o suciedad, se produce una baja en sus defensas, lo que permite que se multipliquen las bacterias.

El ave enferma presenta decaimiento, conjuntivitis, diarrea y dificultad respiratoria, que lo llevan a la muerte.

Marzo 2021

Fuentes: Colegio de Veterinarios de la Provincia de Bs. As.; El Diario de Carlos Paz