keyboard_arrow_up
noviembre 2020

Coriza infecciosa: Persistencia, Genotipificación y Protección Vacunal.

La coriza infecciosa (CI) es una enfermedad del tracto respiratorio superior causada por el Avibacterium paragallinarum (Ap), conocido anteriormente como Hemophilus paragallinarum, una bacteria Gram-negativa de la familia de las Pasteurellaceae

Los signos característicos de la enfermedad son conjuntivitis, secreción ocular, hinchazón de los senos infraorbitarios y edema facial. Los signos clínicos pueden ser mas severos cuando la infección se complica con otros patógenos como la bronquitis infecciosa, laringotraqueitis infecciosa, Mycoplasma gallisepticum, viruela aviar, etc.

Asimismo, malas condiciones de ventilación, manejo, estrés y reacciones post-vacunales también pueden agravar el cuadro clínico.

En los últimos años se ha observado un aumento significativo de los casos de coriza infecciosa en los Estados Unidos, afectando tanto a los pollos de engorde como a las gallinas ponedoras y dando lugar a pérdidas severas de producción, signos clínicos y mortalidad.

PONEDORAS
La enfermedad es común en granjas de gallinas ponedoras que albergan múltiples edades, coincidiendo con los picos de producción de las parvadas. En las parvadas afectadas, la enfermedad puede ocasionar caídas en la producción de huevos de hasta el 75% y un aumento de la mortalidad debido a infecciones septicémicas

POLLOS DE ENGORDE
En los pollos de engorde se observa una enfermedad caracterizada por signos respiratorios severos, mortalidad y decomisos de hasta el 70% de las canales en las plantas de procesamiento debido a la aerosaculitis (Figura 1)

Figura 1. Lesiones macroscópicas en pollos de engorde afectados con coriza infecciosa En estas imágenes se muestran la aerosaculitis y la poliserositis

PONEDORAS
Las gallinas ponedoras que se recuperan pueden convertirse en portadoras de por vida, siendo ésta la principal razón de la alta prevalencia en granjas de edades..
Seguir leyendo

Fuente: aviNews